Cómic para todos

‘Transformers. More Than Meets the Eye’ 4, de James Roberts y Alex Milne

Editorial: Planeta Cómic.

Guión: James Roberts.

Dibujo: Alex Milne, Atilio Rojo, Hayato Sakamoto, Brendan Cahill.

Páginas: 440.

Precio: 35 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Febrero 2017.

No se puede negar que tanto More Than Meets the Eye como Robots in Disguise han supuesto un valiente soplo de aire fresco en la mitología de los Transformers. Las dos series han ofrecido un brillante escenario de ciencia ficción que resultaba necesario para resucitar un universo que, de alguna manera, se ha popularizado con las simplonas y mastodónticas versiones cinematográficas que ha impuesto Michael Bay desde que en 2007 se estrenara la primera película de la serie (aquí, su crítica). Admitiendo incluso que hay una genialidad manifiesta en alguno de sus segmentos, este cuarto y extenso volumen de More Than Meets the Eye deja al descubierto algunas flaquezas que no habíamos visto hasta ahora. Entre conceptos atractivos, como el papel de Megatron como Autobot o los viajes en el tiempo que amenazan con destruir la realidad, hay muchos momentos prescindibles o directamente confusos (algo a lo que, por cierto, se llega a hacer alusión en el interior de la propia historia, en un delirante número planteado a modo de sitcom televisiva), y la historia acaba convertida en un caos poblado por incontables personajes que en cualquier momento, eso sí, puede despegar de nuevo. El nivel no ha caído, pero ahora mismo falta algo de claridad para llegar a las cotas alcanzadas en volúmenes anteriores.

James Roberts ha sabido encontrar algo que Transformers había perdido hace tiempo, pero ahora ha llegado un punto en el que la serie no es tan diferente. Puede parecer una tontería, pero hasta este volumen no había necesidad de prestar atención a que estos Autobots y Decepticons apenas se transforman ya, cuando eso era un elemento diferencial indudable de esta franquicia. O, por ejemplo, que estas dos razas enfrentadas tenían una cultura propia, cuando ahora parecen personas normales, con sus mismas costumbres, vicios, flaquezas y aficiones (hasta ven Regreso al futuro) que los seres humanos. De alguna manera, y aún aceptando que el escenario sigue siendo atrevido y lleno de ideas atractivas, se ha perdido algo de identidad. Hay menos ciencia ficción de la buena, de la que había en lo que leímos anteriormente, y más comedia de situación. Todos los personajes, y eso alcanza hasta a Megatron, tienen su punto divertido. Y quizá no era necesario llegar tan lejos. No se deja de disfrutar del viaje en absoluto, y Roberts de hecho ya pone empeño en sembrar para recoger más adelante, formando una escuadra de enemigos acérrimos de este Megatrón convertido en Autobot, o incluso utilizando con inteligencia el pasado para que este rocambolesco escenario, tan impensable hasta ahora, sea tan creíble como lo acaba siendo.

Fundamentalmente, y a pesar de la desgana de la edición española en identificar a los autores (a la ya conocida ausencia de división entre los números americanos hay que sumar ya la ausencia de los nombres de la mayoría de los ilustradores) el dibujo de la serie recae en Alex Milne. Este ha conseguido dar con un estilo colorista y simpático que se adecua bastante bien a la franquicia, aunque en algún que otro momento sucumbe al mismo caos que se aprecia en la historia y no todo sea tan claro como sería necesario. Pero sus robots llaman mucho la atención, la manera en la que interpreta a personajes de distintos tamaños, y cómo consigue que parezcan más humanos de lo que obviamente son es algo digno de elogio. Su estilo, de hecho, marca a todos los ilustradores que acometen fill-ins. Además de por su gran extensión, más de 400 páginas, este cuarto volumen de Transformers. More Than Meets the Eye es el que más difícil se hace de leer por los vaivenes de la historia. Probablemente en un recopilatorio más breve habría entrado mejor, pero se ha querido reunir todo el arco que hace de Megatron el protagonista principal de la serie, y eso tiene cierta lógica, porque alcanza un final que nos devuelve la esperanza de que Roberts y Milne nos sigan sorprendiendo en lo que está por venir.

El volumen incluye los números 28 a 44 de The Transformers: More Than Meets the Eye, publicados originalmente por IDW entre abril de 2014 y septiembre de 2015. El único contenido extra son las portadas originales de Livio Ramondelli, Alex Milne, Nick Roche, Marcelo Matere, Guido Guidi, Phil Jimenez, Casey Coller, Sarah Stone, Brendan Cahill, Ken Christiansen, Andrew Griffith, Tony Fleecs, Kotteri, Jeffrey Veregge, Sara Pitre-Durocher, Naoto Tsushima, James Biggie y Agnes Garbowska.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 31 marzo, 2017 por en Alex Milne, Cómic, IDW, James Roberts, Planeta DeAgostini, Transformers y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 234 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: