Cómic para todos

‘Superman. Kryptonita’, de Darwyn Cooke y Tim Sale

Editorial: ECC.

Guión: Darwyn Cooke.

Dibujo: Tim Sale.

Páginas: 160.

Precio: 16,95 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Diciembre 2016.

Cuando se unen talentos como los de Darwyn Cooke y Tim Sale, todo va sobre ruedas antes incluso de abrir el libro. Superman. Kryptonita tiene esa ventaja, que ya nos tiene ganados desde antes incluso de descubrir de qué va la cosa. Y cuando averiguamos que se trata de encontrar una flaqueza de Superman, la cosa se pone interesante. Porque la debilidad de Superman no es solo la kryptonita del título. Esa es la excusa con la que Cooke describe a un Superman que duda. Uno que acaba de descubrir aquello que rompe su infalible invulnerabilidad, aquello que le puede matar. Uno que se da cuenta de que su identidad secreta le puede hacer llegar tarde a una misión de auxilio. Uno que no sabe cómo ganarse el corazón de Lois Lane sin descuidar su trabajo de ayudar a la humanidad. Uno que descubre, con lágrimas en los ojos, dónde está su origen. Cooke es genial a la hora de mezclar todo ese torrente de sensaciones y al mismo tiempo colocar elementos indispensables de la mitología de Superman como Lex Luthor o el Daily Planet en esta historia que quiere recrear y actualizar el descubrimiento de la kryptonita. Y llegamos a Tim Sale. Todo, absolutamente todo lo que imagina Cooke, está en la página final. Y más aún. Está un Superman tan mítico como humano, dando el toque final a una de esas historias que no envejecerá nunca.

Lo que más llama la atención de Kryptonita es la inmensa habilidad que tiene el guionista para sumar detalles y capas a su historia. Es el descubrimiento de este mineral radioactivo que se convierte en la mayor amenaza de Superman. ¿Pero importa eso más que la presentación de un Luthor tan intenso? ¿O que haya una Lois tan increíble? ¿O que sea una historia que define a la perfección la relación de Clark con sus padres en la Tierra y también por qué es tan importante el legado de Krypton para él? ¿O que sea una de las maneras más delicadas de mostrar a un Hombre de Acero que se ha visto en décadas? Cooke demuestra tanta genialidad en la obra que incluso los elementos que no alcancen el mismo nivel, sin ser en absoluto molestias, se pasan por alto con una facilidad inmensa. Y además sabe poner fin a todo lo que plantea a lo largo de la obra. No se alarga más de lo necesario. No introduce elementos superfluos. Y no se salta, en todo ese proceso, ninguna de las normas esenciales de la mitología de Superman. Todo es como tiene que ser, y al mismo tiempo todo es lo suficientemente nuevo como para admirarlo desde los ojos de quien está descubriendo al personaje, por mucho que sea un compañero de viaje desde hace décadas. No es nada fácil contar lo de siempre desde una óptica nueva y Cooke lo logra.

Y Sale lo corona. Porque una historia de Superman tiene que mostrar un héroe épico y antológico, y lo hace en la memorable escena del volcán, narrada de manera paralela a los preparativos de Lois para una cita con el Hombre de Acero. Tiene que mostrar a un héroe vulnerable, y es increíble la mirada que le dibuja cuando se confiesa ante sus padres por el miedo que ha pasado, miedo a morir. Tiene que mostrar a una Lois tan atractiva y dura como inteligente y tierna, y lo hace con un aura de estrella de cine clásico absolutamente bestial. Sale tiene un estilo inconfundible con el que, a pesar de alejarse en muchas cosas de la realidad, sabe meternos en la piel de los personajes como si pudiéramos tocarlos. Y también por eso Kryptonita es una historia tan emocionante, porque en lo visual deslumbra a todos los niveles que, efectivamente, tiene que tener una buena historia de Superman. Cooke no pudo encontrar un dibujante mejor para su primera historia escrita para otro artista, y Sale, que ya había encontrado un muy buen Superman en Las cuatro estaciones (aquí, su reseña), con Jeph Loeb como escritor, mejora lo que ya había conseguido aquella, porque a la iconocidad que se le presupone une una manera muy personal de mostrarlo. Y es que estamos ante una de esas espléndidas historias que uno nunca se cansa de leer.

El volumen incluye los números 1 a 5 y 11 de Superman Confidential, publicados originalmente por DC Comics entre enero de 2007 y marzo de 2008. El contenido extra lo forman una introducción de Darwyn Cooke y las portadas originales de Tim Sale.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 24 marzo, 2017 por en Cómic, Darwyn Cooke, DC, ECC, Superman, Tim Sale y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 231 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: