Cómic para todos

‘Los campeones de Albión 1. El pacto de Stonehenge’, de Nathaniel Legendre, Jean-Blaise Dijan y Nacho Arranz

portada_loscampeonesdealbion1Editorial: Dibbuks.

Guión: Nathaniel Legendre y Jean-Blaise Dijan.

Dibujo: Nacho Arranz.

Páginas: 56.

Precio: 16 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Febrero 2017.

Animalizar personajes humanos es una técnica que tanto la animación como el cómic vienen utilizando desde hace mucho y que no se puede negar que sirve para que la historia sea más accesible para lectores de corta edad. Los campeones de Albión va por ese camino. En tiempos de Ricardo Corazón de León, se reúne un grupo de héroes para acometer una misión de vital importancia. A ellos se sumará la joven Robyn, menos diestra de lo que le gustaría en las artes de la batalla pero con todo el espíritu necesario para sumarse a este viaje. Con esa premisa, y entrando en el principal problema que tiene el primer álbum de la serie, El pacto de Stonhenge, lo que nos cuentan Jean-Blaise Djian y Nathaniel Legendre, por mucho revestimiento histórico que tenga y se agradece que sea así, es algo tópico. Eficaz, precisamente porque no se sale de terrenos ya conocidos y transitados, pero por esa misma razón nada sorprendente y sí bastante visto. Convence mucho más el dibujo de Nacho Arranz, que se mantiene fiel a su estilo pero con la suficiente versatilidad como para que Los campeones de Albión tenga una personalidad propia. Ahí, en el dibujo, está por el momento la razón para seguir prestando atención a la serie, a la espera de que la historia mejore y ofrezca retos más interesantes a lectores de más edad.

Porque, eso sí, Los campeones de Albión funciona bastante bien para lectores de pequeña edad. Su trama es sencilla, el misterio del traidor en el grupo se resuelve de una manera amable y accesible, la traslación histórica de los personajes es bastante adecuada y el reparto de roles en el grupo permite una clara identificación de todos ellos sin demasiados problemas. Es decir, Djian y Legendre tiran de manual y lo hacen bien. Pero para lectores más adultos todo esto puede resultar un tanto escaso. Y eso que la premisa es interesante, en primer lugar porque reunir caballeros al servicio del Rey Ricardo siempre suena bien, y mucho más si la sombra mitológica de Stonehenge sobrevuela ya desde el título. Lo malo es que ahí acaban las grandes ilusiones para quienes busquen algo más, y El pacto de Stonehenge se queda en lo que en realidad es, un simpático y movido tebeo infantil, en el que por el momento no terminan de pasar demasiadas cosas y que se configura como una accesible introducción a este universo, con buenas escenas de acción, con personajes con los que se puede empatizar y con un desarrollo claro y limpio. Teniendo en cuenta sus pretensiones, basta para una primera toma de contacto, pero también obliga a que el segundo álbum dé algo más que el cambiante escenario que propone esta entrega.

En el dibujo, y como se ha apuntado unas líneas más arriba, la valoración es más positiva. Arranz asume la condición infantil de la obra y apuesta por diseños que reflejen claramente la personalidad de los protagonistas. Los buenos parecen buenos y los malos parecen malos. No hay dobleces ni sorpresas. Pero incluso desde ese planteamiento, Arranz acierta en todo, ya desde el mismo diseño de los personajes pero también por la forma en que les hace moverse en el escenario medieval aventurero que plantea, con un rico colorido que deja todavía más claro que lo que se busca es convencer al lector de corta edad. Los caballeros de Albión es como si Arranz, que por edad bien puede haberlo tenido como un claro referente, hubiera querido demostrar qué sería capaz de hacer si se le pidiera una serie al estilo de Dartacán y los tres Mosqueperros. Por eso el disfrute es inmediato con el dibujo de la obra, y esa buena valoración compensa la quizá algo excesiva sencillez que hay en su historia, al menos para seguir confiando en que haya algo más en el futuro que permita ampliar horizontes y ambición. Y es que un buen tebeo infantil o juvenil siempre tiene que proponer segundas lecturas, que en este caso no se encuentran más allá del escenario histórico, para optar a un público más amplio.

Jungle! publicó originalmente el primer álbum de Les champions d’Albion, Le pacte de Stonehenge en febrero de 2016. El libro no tiene contenido extra.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 231 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: