Cómic para todos

‘Batman. ¿Qué le sucedió al Cruzado de la Capa?’, de Neil Gaiman y Andy Kubert

Editorial: ECC.

Guión: Neil Gaiman.

Dibujo: Andy Kubert, Simon Bisley, Mark Buckingam, Mike Hoffman y Bernie Mireault.

Páginas: 144.

Precio: 15,95 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Diciembre 2016.

Empecemos por el tópico. ¿Qué le sucedió al Cruzado de la Capa? es a Batman lo que ¿Qué sucedió con el Hombre del Mañana? (aquí, su reseña) es a Superman. Las dos pretenden ser el punto final a la historia de un personaje emblemático. Pero si la segunda fue la manera con la que Alan Moore y Dave Gibbons pusieron fin a una etapa ante su cierre por las Crisis en Tierras infinitas (aquí, su reseña) que debían dar inicio a la nueva era comandada por John Byrne (aquí, reseña de su primer volumen), esta es, simple y llanamente, un particular homenaje que rinde Neil Gaiman, con un formidable dibujo de Andy Kubert, a la leyenda de Batman. No es en verdad su historia su final y, de hecho, su final nos habla de la inmortalidad del concepto, pero sí es la forma en la que Gaiman afronta una despedida. No lo hace desde un punto de vista metido en la continuidad o imaginando un futuro creíble. Lo hace desde una vertiente fantástica, la que mejor domina, ideando las diferentes formas en que personajes vitales para la leyenda de Batman contarían esa aventura final en la que el héroe enmascarado muere. Y eso funciona siempre y cuando compremos las normas de Gaiman. Si no, o al menos si no lo hacemos desde el principio, estamos ante una historia más curiosa que memorable, sobre todo si se la quiere comparar con lo mostrado en aquella de Superman.

Siendo Gaiman el autor, era de esperar que no tuviéramos algo como lo que hicieron Moore y Gibbons. Ni Gaiman narra igual, ni estamos en la misma época. El resultado es, en todo caso, fascinante a muchos niveles. Lo que emociona es la conclusión, la certificación inequívoca de que Batman no puede morir, por mucho que estemos asistiendo a su despedida. Y en esa frontera entre realidad y fantasía, Gaiman se mueve como pocos. No vamos a leer un cómic de superhéroes, algo que el autor, de hecho, ha evitado todo lo que ha podido en su carrera, y por mucho que Andy Kubert nos meta de lleno en sus claves con un dibujo formidable. Sin ánimo de menospreciar las ideas de Gaiman, ni mucho menos, lo mejor de ¿Qué le sucedió al Cruzado de la Capa? está en el trabajo de Kubert, que muestra un presente casi onírico y deslumbrante, pero también se asoma al pasado del personaje y su universo de una manera envidiable, cambiando incluso de estilo y homenajeando a los autores más clásicos de la historia de Batman, antes de dar forma a una bellísima escena, tan antológica en su plasmación en la página impresa como en el guion de Gaiman, la que cierra la historia, la que de verdad sirve para decir alto y claro que estamos ante un personaje único e irrepetible que nunca nos va a dejar. Nunca le vamos a dejar.

Gaiman, efectivamente, es un autor que se ha prodigado poco en el mundo del superhéroe, pero el volumen nos recuerda que Batman tampoco era para él un personaje desconocido. Hay tres relatos más, y todos ellos demuestran enfoques poco convencionales. Un mundo en blanco y negro, que se puede ver también en el primer volumen de Batman. Black and White (aquí, su reseña), convierte a Batman en un personaje de televisión, en un actor, que ruda sus enfrentamientos con el Joker de una manera tan extraña como divertida y a la que da forma un siempre brutal Simon Bisley. Pavana es un retrato muy interesante de Hiedra Venenosa, pero de la Hiedra clásica, de la que aún era más mujer que planta, de la que era una ecoterrorista seductora, dibujada por un Mark Buckingham dando sus primeros pasos en el universo DC. Y cierran el libro los segmentos que escribió Gaiman del Secret Origins Special centrado en tres villanos de Batman, el Pingüino, Dos Caras y el Acertijo. Dado que se presenta con un inteligente envoltorio de un programa televisivo que quiere dar voz a las víctimas de Batman, y como solo se muestran en este volumen el hilo conductor y la historia del Acertijo, ya que del Pingüino se encargó Alan Grant y de Dos Caras Mark Verheiden, la historia queda algo coja, a pesar de su atrevido enfoque.

El volumen incluye el número 686 de Batman y el 853 de Detective Comics, publicados originalmente por DC Comics en abril de 2009, material del número 2 de Batman: Black and White, de julio de 1996, del 36 de Secret Origins, de enero de 1989, y del Secret Origins Special, de agosto de 1989. El contenido extra lo forman una introducción de Neil Gaiman, las portadas originales de Andy Kubert, Alex Ross, Mike Carlin y Brian Bolland, y un portafolio de bocetos y diseños de Andy Kubert.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 22 marzo, 2017 por en Andy Kubert, Batman, Bernie Mireault, Cómic, DC, ECC, Mark Buckingham, Mike Hoffman, Neil Gaiman, Simon Bisley y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 231 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: