Cómic para todos

‘Joe Golem. Detective de lo oculto’ 1, de Mike Mignola, Christopher Golden y Patric Reynolds

Editorial: Norma.

Guión: Mike Mignola y Christopher Golden.

Dibujo: Patric Reynolds.

Páginas: 136.

Precio: 17,50 euros.

Presentación: Rústica

Publicación: Noviembre 2016.

Mike Mignola y Christopher Golden urdiendo una aventura de corte fantástico, con criaturas sobrenaturales y un 1965 alternativo en el que parte de Manhattan se ha visto inundado. ¿Suena demasiado al mundo de Hellboy? La verdad es que sí, aunque en Joe Golem. Detective de lo oculto tengamos un protagonista ligeramente diferente en fondo y forma pero al que también afecta un origen oscuro que el propio nombre de la serie ya anticipa. Ese es, probablemente, el enemigo más claro de este título, que en el fondo no llegamos a tener nunca la sensación de que estemos leyendo algo terriblemente original, pero el mismo hecho de que Mignola y Golden estén a los mandos ya supone que estamos ante algo, como poco, solvente. Por momentos, más que interesante, aunque todavía hay demasiados huecos en la historia por desarrollar entre las dos líneas temporales que vemos, la del pasado, en la que el golem cobra casi todo el protagonismo, y la del presente, la de esas investigaciones de lo oculto. Eso, de hecho, el tono de relato noir clásico mezclado con las criaturas fantásticos, es lo más llamativo y acertado de Joe Golem, lo que da vida, ritmo y acierto al relato y lo que mantiene al lector, por usar terminología cinematográfica, al borde de su butaca, esperando con ganas lo que suceda en la siguiente página.

El mismo hecho de que los casos que investiga el protagonista den sustento a historias más o menos autoconclusivos ya conecta de alguna manera Joe Golem con Hellboy. Como en aquella, el pasado sirve de base para ir labrando un universo propio, en el que El cazador de ratas y Los muertos sumergidos se convierten en los dos primeros episodios que tendrán un marco mucho más amplio. Con la base de una Manhattan veneciana como escenario de historias de detectives de lo más clásicas, escenario que lógicamente se convierte en la mejor razón para disfrutar de este cómic, la primera rinde homenaje al cine de terror de los años 50 y autohomenaje al propio universo de Hellboy. La segunda, en cambio, es una historia de zombis. La idea de Mignola y Golden parece ser la de ir explorando diferentes aspectos de la fantasía más oscura desde ese toque de género negro que siempre preside cualquier historia protagonizada por un detective. Y esa fórmula funciona con bastante corrección, sin llegar a ser una obra cumbre o redonda pero con suficientes puntos de interés como para seguir estas dos historias con agrado y como para esperar continuación, que al fin y al cabo es lo que se espera hacer cuando se dejan tantos elementos en el limbo y a la espera de ser parte de los flashbacks que completen futuros casos.

La mezcla de noir y fantasía oscura lleva a Patric Reynolds, con la estimable colaboración de Dave Stewart en las labores de color, a mostrar un universo con muchas sombras. Ambos géneros las requieren, y Reynolds las adorna con un trazo sucio. Quizá el problema que tiene es que falta algo de personalidad, sobre todo en los flashbacks, pero al igual que los textos de Mignola y Golden el dibujo también acaba funcionando de manera solvente. El diseño de las criaturas en ambos momentos temporales es bastante acertado, deudor por supuesto de los referentes ya mencionados de la obra, pero a la vez eficaces dentro de este marco que se plantea. Lo mismo sucede con los escenarios, muy logrados en ambos casos. Y quizá el punto más débil, por la mencionada falta de personalidad, está en que a los protagonistas les falta algo de carisma. O, al menos, ese carisma está por debajo del efecto que provoca el diseño de las criaturas y de este Manhattan anegado. El dibujo también contribuye a que eso sea, por el momento, el punto fuerte de Joe Golem, una serie que logra el aprobado sin muchas dificultades a pesar de que adopta pocos riesgos para darse a conocer. La valentía que muestren Mignola, Golden y Reynolds a partir de ahora es lo que hará que Joe Golem sea una serie a tener en cuenta o un título solo para completistas de sus autores.

El volumen incluye los cinco números de Joe Golmen: Occult Detective, publicados originalmente por Dark Horse entre noviembre de 2015 y mayo de 2016. El contenido extra lo forman las portadas originales de Dave Palumbo y un portafolio de bocetos y diseños de Patric Reynolds comentado por Scott Allie.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 15 marzo, 2017 por en Cómic, Christopher Golden, Dark Horse, Mike Mignola, Norma, Patric Reynolds y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 234 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: