CÓMIC PARA TODOS

‘Elric. Marinero de los Mares del Destino’, de Roy Thomas y Michael T. Gilbert

elric-marinero-baixa-3Editorial: Yermo.

Guión: Roy Thomas.

Dibujo: Michael T. Gilbert y George Freeman.

Páginas: 216.

Precio: 29 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Diciembre 2016.

Sin necesidad de llegar a los extremos del primer Elric de Melniboné (aquí, su reseña), esta segunda entrega en cómic del personaje creado por Michael Moorcock, Marinero de los Mares del Destino, sí que permite mantener que estamos ante de uno de esos tebeos especiales, muestra esencial de la espada y brujería que asaltó el mundo de las viñetas a partir de la segunda mitad de los años 70 y un título que todavía hoy se lee con muchísimo agrado. No estamos ante cualquier cosa, hay que tener en cuenta que Roy Thomas es uno de los autores que más hizo por el género. Para quienes busquen referentes cinematográficos, Elric casi se puede considerar un personaje más propio de Krull que de Conan el bárbaro (aquí, su crítica), aunque el bárbaro de Robert E. Howard siempre fue una inspiración. Pero es un personaje diferente. No llega a ser un héroe, porque en el fondo es un hombre poderoso en una posición a la que renuncia, la de Emperador de Melniboné, pero frágil en su físico, incluso ya desde su albino aspecto, y el sustento que se ve obligado a buscar en su espada, Tormentosa, en su uso de la magia y en sus plegarias a Arioch, el dios que tantas veces le ignora. La mezcla es atípica y quizá por eso mismo funciona tan bien en estas aventuras dimensionales, casi anticipo de los multiversos que el cómic de superhéroes ha explotado hasta la saciedad.

La historia de Elric siempre ha sido un viaje, pero en la adaptación de Marinero de los Mares del Destino esa sensación se torna incluso más acusada. Thomas, utilizando muchísimo diálogo como ya hizo en la primera adaptación de las novelas de Moorcock, presenta igualmente una aventura trepidante, de formidables clímax, de fantásticos personajes, de una imaginación desbordante y que sabe ir plantando semillas para el futuro, haciendo que la fórmula de Elric nunca parezca agotarse. Como buen viaje, los acompañantes van entrando y saliendo de la trama, van teniendo todos ellos un papel preciso y necesario, y van nutriendo la aventura de diferentes aspectos, de comedia, de drama y hasta de tragedia. Porque la de Elric siempre ha sido una historia trágica por muchas razones y Marinero de los Mares del Destino no hace sino confirmarlo. Confirma eso y también la maravillosa riqueza de los mundos imaginados por Moorcock y adaptados por Thomas. No hay lugar para el aburrimiento y siempre da la impresión de que están pasando muchas cosas. Tan épico o incluso más que el primer volumen, sí que es verdad que es menos completo en algunos aspectos, sobre todo por el hecho de que Elric no está batallando aquí por su reino, cruzada que se menciona casi de pasada pero que de momento pierde todo el protagonismo.

En este segundo volumen, se nota la ausencia de P. Craig Russell en la faceta gráfica, pero Michael T. Gilbert firma igualmente un espléndido trabajo, esta vez apoyado en George Freeman. Entre ambos mantienen el aspecto de Elric, a la vez frágil, poderoso e inquietante, y dan vida a un universo único no solo con un espléndido diseño sino también con un uso del color que provoca sensaciones añejas pero a la vez distintas de lo que estamos acostumbrados a ver, añadiendo una pincelada de personalidad que se agradece mucho. Las figuras son algo más extremas que en el primer libro de la serie, pero hay un tono continuista claro. Y en esa continuidad, mucho disfrute para el lector, porque hay mucha magia en estas páginas. La fantasía heroíca, y más cuando toca aspectos tan relacionados con la brujería, con mundos imposibles y con dioses y criaturas extrañas, da muchísimo juego, y Gilbert y Freeman saben sacarle todo el partido posible. Un trazo fino y unas figuras estilizadas sirven para concretar un dibujo muy completo y con una planificación que no duda en beber del cine para lograr enfoques originales. Marinero de los Mares del Destino es una más que digna continuación de Elric de Melniboné, imprescindible para quienes gocen de la obra de Thomas, de la Gilbert y de los albores en cómic de la fantasía heroíca.

El volumen incluye los siete números de Elric: Sailor on the Seas of Fate, publicados originalmente por First Comics entre junio de 1985 y el mismo mes de 1986. El contenido extra lo forman una introducción de Guy Lawley y las portadas originales de Michael T. Gilbert.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 1 marzo, 2017 por en Michael T. Gilbert, Roy Thomas, Yermo y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 236 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: