Cómic para todos

‘Superman contra Muhammad Ali’, de Neal Adams y Denny O’Neil

superman_vs_mohammedaliEditorial: ECC.

Guión: Neal Adams y Denny O’Neil.

Dibujo: Neal Adams.

Páginas: 96.

Precio: 14,95 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Octubre 2016.

Son incontables las referencias a las que se puede aludir para hablar de Superman contra Muhammad Alí, y quizá la más acertada sea la que menciona Jenette Kahn en las notas finales que hay en este volumen, la de Superman vs. The Amazing Spider-Man. El concepto es básicamente el mismo, sendos representantes de dos universos diferentes y teóricamente incompatibles que unen sus fuerzas. Superman es un personaje de ficción, Muhammad Ali no. Y aunque el cómic de superhéroes ha utilizado personajes reales en sus historias en muchas ocasiones, puede que esta fuera la primera vez, hace ya casi 40 años, que se equipararon de una manera tan equitativa. Pero, claro, en lo suyo Muhammad Alí es tan legendario como Superman. Ambos son iconos. Y aunque la historia parta de planteamientos que ya entonces, a finales de los 70, ya habíamos visto en muchas ocasiones, con esa raza alienígena que secuestra a los dos campeones para que luchen con el destino de la Tierra en juego, hay que reconocer que hay mucho de acertado en el trabajo de Neal Adams, recogiendo el trabajo previo de Denny O’Neil en el guion y demostrando por enésima vez el formidable dibujante que siempre ha sido. La clave está en que Adams comprende a los dos personajes, sabe utilizarlos y que, al final, los seguidores de ambos consigan exactamente lo que quieren.

Dicho de otra forma, Adams hace que un personaje de ficción y otro procedente de la realidad suenen, hablen y se muevan de una forma verosímil. Parece poca cosa, pero eso es justo lo que hace de Superman contra Muhammad Ali un tebeo más que notable dentro de su estrafalario campo de acción. El boxeador y el superhéroe no hablan igual. No se comportan de la misma manera. Y sin embargo tienen ideales más o menos comunes. Verles interactuar es sencillamente delicioso porque como lectores somos conscientes de que estamos viendo algo totalmente imposible que rinde homenaje de una manera espléndida al mundo del boxeo y a la figura más destacada de ese deporte probablemente de todos los tiempos. Adams sabe llevar el boxeo, como disciplina a aprender y admirar, a un escenario de ciencia ficción superheroica. Con ingenuidad, desde luego, la ingenuidad que todavía tenía el género a finales de los 70, pero haciendo que sea útil a la historia, y encontrando los rincones para que haya espectacularidad tanto en la práctica pugilística como en las acciones de Superman entre naves de otros planetas y criaturas de extraño aspecto. Es uno de esos tebeos en los que, por inverosímil que parezca lo que está sucediendo, todo tiene una credibilidad enorme. Y eso, aunque parezca lo contrario, es muy difícil de conseguir.

Con ese camino ya realizado, a Adams solo le queda ya lucirse como dibujante. Y eso es algo que no tiene secretos para él, mucho menos cuando se publicó originalmente este cómic, cuando Adams estaba en la cúspide de su carrera y su estilo era uno de los más dignos de imitar y alabar. El cómic, en ese sentido, es muy bueno. Lo es porque Adams dibuja boxeo casi como si fuera una obra didáctica, y suma esa cualidad a su ya más que conocido talentos para mostrar escorzos imposibles en las acciones físicas de sus personajes y para dar vida a tecnología alienígena de enorme impacto. Sobresale también la capacidad que tiene Adams para dibujar a Muhammad Alí de una manera realista, acercándose siempre al aspecto real del púgil pero sin dejar que eso lastre lo más mínimo su narrativa. Superman contra Muhammad Alí es uno de esos tebeos que nunca van a pasar de moda. Desde su impactante y tremendamente laboriosa portada literalmente con cerca de doscientos personajes dibujados hasta la formidable doble splash page final, toda una declaración de admiración hacia los dos protagonistas de la historia, todo se lee con enorme cariño, el mismo que seguramente despertó la obra en su momento y seguramente el mismo que despertará dentro de unos cuantos años. Y no, no es sencillo lograr una obra así de inmortal, por ingenua que parezca.

DC Comics publicó originalmente Superman vs. Muhammad Ali en 1978. El contenido extra lo forman una introducción de Neal Adams, unas notas finales de Jenette Kahn, el listado de las personalidades que aparecen en la cubierta doble y un portafolio de bocetos de Neal Adams.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 17 febrero, 2017 por en Cómic, DC, Dennis O'Neil, ECC, Neal Adams, Superman y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 230 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: