CÓMIC PARA TODOS

Cine – ‘G.I.Joe. La venganza’, de Jon M. Chu

bigtmp_25433Título original: G.I.Joe. Retailation.

Director: Jon M. Chu.

Reparto: Dwayne Johnson, Ray Park, Adrianne Palicki, D. J. Cotrona, Élodie Yung, Bruce Willis, Chaning Tatum, Byung-hun Lee, Luke Bracey, Ray Stevenson, Arnold Voosloo, Jonathan Pryce.

Guión: Rhett Reese y Paul Wemick.

Música: Henry Jackman.

Duración: 110 minutos.

Distribuidora: Paramount.

Estreno: 28 de marzo de 2013 (Estados Unidos), 27 de marzo de 2013 (España).

Aunque G. I. Joe no fue ni mucho menos uno gran éxito, poco más de 300 millones de recaudación para un presupuesto cercano a los 200, cabía pensar que habría secuela. Y la hubo. Pero casi hubiera sido mejor que no hubiera existido. G. I. Joe no era una buena película, pero supo sacar un resultado entretenido y simpático de una historia alocada e inverosímil, consiguió que los actores lucieran como auténticas figuras de acción y que visualmente la película se acercara a lo que recuerdan los aficionados, hoy adultos, de los cómics y dibujos animados que se convirtieron en un icono en los años 80 para muchos niños, que coleccionaban los juguetes precisamente por su influencia. Pero G. I. La venganza se perdió por errores propios. En primer lugar, nadie sabría responder si esto es una secuela o un reboot. Es secuela, sí, porque coge algunos elementos de la primera película como base de esta segunda, pero en realidad es un reboot en toda regla porque la mayoría de los principales protagonistas sustituyen a los que ejercieron ese papel en la cintra original. No es un universo ampliado, es un sustitutivo. Y, lo peor de todo, sin demasiadas explicaciones e incluso con alguna falta de respeto evidente a algunos personajes, sobre todo Destro, al que se pone en pantalla sólo para ser ninguneado de una forma impresentable.

El caso es que G. I. Joe. La venganza, apoyado en armas poco inteligentes, juega a una indefinición triste. Como le sucedía a Lobezno en su primera película en solitario (aquí, su crítica), resulta un tanto absurdo que contemos la historia de un cuerpo de élite militar en el que hay ninjas y armas de una envergadura mayor que un hombre si no estamos dispuestos a mostrar ni una sola gota de sangre en la pantalla. Sobre todo cuando la película quiere ser dramática en ese aspecto en su primer tercio del filme, cuando busca tocar la fibra sensible, por supuesto sin conseguirlo porque el respeto que hay por los personajes en esta cinta es nula. No lo hay porque se deja a los actores ser ellos mismos, como se puede ver con Dwayne Johnson o Bruce Willis. No lo hay porque estamos ante un reparto de cuotas, raciales y de género, dejando la peor parte en ese sentido a Adrianne Palicki, que da vida a Lady Jaye con una torpe historia familiar que le ofrecen los guionistas para intentar ocultar, por supuesto sin éxito, que no se trata más que de un reclamo sexual para el público masculino. Lástima por el personaje y por la actriz, que tras ser Wonder Woman en el fallido piloto televisivo que sólo se pudo ver filtrado en Internet da la impresión de haber perdido su oportunidad de convertirse en la buena heroína de acción que parecía.

Con un director casi novel, John Chu, realizador previamente de un filme propagandístico a mayor gloria nada menos que de Justin Bieber y dos guionistas que abusan de los tópicos sabiendo que lo están haciendo, la película se convierte en un ejercicio rutinario desfile de personajes que han de satisfacer al aficionado de la franquicia simplemente por su presencia (lo del Flint de D. J. Cotrona es lo más sangrante, es un personaje principal que está como podría no estar), en un nulo ejercicio narrativo que se ahoga entre el ruido de los disparos y las insensateces del relato, que no se sabe muy bien porque se convierte en un exótico viaje por todo un mapamundi con el que los buscadores de localizaciones han debido de divertirse mucho pero que se queda en escenas tan absurdas como esa batalla de ninjas en la ladera de una montaña, que apuesta por ser el gran clímax de acción del filme y que tiene tan poco sentido como la historia de Storm Shadow. El ninja reclutado por Cobra en la primera película, que en teoría murió al final de la misma, aquí aparece vivo y coleando y con una historia tan cambiante como rocambolesca y que destroza todo el ancestral enfrentamiento que tiene con Ojos de Serpiente sin que nadie se detenga a explicar el porqué de ninguna de estas situaciones. Nada diferente del resto de la película, que incluso tiene un final patético.

G. I. Joe. La venganza es una de esas películas sonrojantes que de vez en cuando produce Hollywood con más medios que cerebro. No hay nada inteligente en el filme, pero es que hay poco de lo que hacía divertida la franquicia. Las pocas buenas ideas que parece haber son heredadas de la primera entrega, que sin ser una maravilla sobrepasa en absolutamente todo a esta secuela. Agarrarse al carisma de The Rock, que, hay que insistir en ello, es mucho más Dwayne Johnson que Roadbloack, es una salida muy escasa y que no permite sostener toda una película en la que nada tiene sentido. Ni el maquiavélico plan de Cobra que se desbarata, ojo, pulsando un botón; ni la manera en la que los pocos protagonistas regresan a Estados Unidos como si nada y sin que el tiempo importe, ni lo planos y previsibles que son absolutamente todos los personajes. Y ojo a los diálogos, de lo peor que se ha escuchado nunca, sobre todo cuando están en boca de un Jonathan Pryce que intenta sobrevivir haciendo un doble papel que no sirve para mucho. Lo poco salvable está en la sana destrucción mundial que ya contaba con una primera inspiración en la cinta original y un detalle del primer tercio que afecta a uno de los protagonistas de la franquicia y que, al menos trae un recuerdo agradable de la película de dibujos animados de los 80 (aquí, su crítica).

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

2 comentarios el “Cine – ‘G.I.Joe. La venganza’, de Jon M. Chu

  1. Thor_Maltes
    19 febrero, 2017

    A mi me gustó mucho esta película, es más era así como me imaginaba las largas sesiones que de pequeño tenía con esas figuras de acción, donde los presidentes eran secuestrados y las tácticas militares en contra de terroristas estaban a la orden del día. Creo que la película pudo dar para más, si la anterior hubiese contado con ese mismo tono.
    Hay una mini serie llamada GI Joe reloaded que aborda al equipo militar de forma más adulta, si han leído a Tom Clancy, no les va a decepcionar

    • juanrmillan
      6 marzo, 2017

      Ya lo hablamos al publicar la crítica de la primera, me gustó más aquella que esta, y no me convenció el modo en el que desplazaron a algunos de los personajes originales, los que directamente no salen como Scarlett o los que creo que desprecian como Destro. Y sí, coincidimos en G.I.Joe Reloaded, que me atrevería a decir que es la mejor versión que se ha hecho de esta franquicia. ¡Gracias por comentar!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 17 febrero, 2017 por en Cine, G. I. Joe, Paramount y etiquetada con , , , , , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 235 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: