CÓMIC PARA TODOS

‘Lazarus’ 3, de Greg Rucka y Michael Lark

978846792301801_gEditorial: Norma.

Guión: Greg Rucka.

Dibujo: Michael Lark.

Páginas: 152.

Precio: 17,50 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Agosto 2016.

Es francamente fácil hablar bien de una serie que tiene en sus cubiertas los nombres de Greg Rucka y Michael Lark. Y no se trata del ventajismo de saber que estos dos autores de tanto renombres están detrás de Lazarus. Se trata de que cada número de la serie, y llevamos ya tres de la edición española y quince de la norteamericana, confirma las altísimas expectativas que genera el escenario que los autores han planteado. Se trata de mostrar un mundo en el que las naciones ya existen y en el mundo está dominado por las finanzas y por las familias. Y en ese marco, Rucka ha sabido colar una historia personal fascinante, la de una Lazarus de una de las familias, Forever Carlyle, una mujer cuya identidad está en duda desde los números anteriores. El gran marco y el pequeño relato. Ambos se dan la mano de una manera fascinante. A Rucka se le puede reprochar que haya muchos elementos en este tercer volumen que se pueden anticipar, sobre todo en el duelo final con el que corona los eventos de esta entrega. Pero lo cuenta todo de tal manera que es imposible no pasar la página con avidez para ver qué sucede en la siguiente y como lo ha dibujado un sensacional Lark. Dicho de otra manera, Lazarus sigue convenciendo, sigue intrigando y sigue gestando un escenario que promete crecer todavía más en los próximos números.

Hay una referencia bastante sencilla para entender lo que es Lazarus: Juego de tronos. Pero eso sería minimizar por un lado los logros de Rucka y por otro atribuir a George R. R. Martin la creación de las intrigas palaciegas en mundos de fantasías. Ambas cosas serían un error, pero sirve la alusión para entender lo que nos estamos encontrando en las páginas de la serie. Rucka es maestro a la hora de crear mundos propios, incluso aunque estén basados en la realidad, y en introducir personajes fascinantes en esos marcos, y Lazarus sigue cumpliendo de manera sobresaliente en estos dos terrenos con este tercer volumen. Lo hace, además, de una manera bastante singular para el género, centrándose hasta extremos casi obsesivos en los personajes. Apenas hay acción en esta entrega, solo en el número final, en el que el escritor brinda a Lark un formidable combate a muerte casi sin diálogo. ¿El resto? Una manera magistral de transmitir planes, intrigas, sensaciones y desafíos con las miradas, con las palabras y con las asociaciones. Rucka es muy bueno y su principal creación aquí, Forever, crece incluso partiendo de arquetipos vistos en montones de historias semejantes. Y nunca le hace falta un ritmo muy elevado en su narración, no necesita acción a raudales, para que, en realidad, el lector sí percibe sus historias de esta manera.

Lark ayuda mucho en esa tarea porque su dibujo se antoja tan pausado como las palabras de Rucka. Pero vayamos primero al caramelo que le brinda el escritor, ese combate final, porque es con diferencia lo más llamativo de esta entrega. Y siendo genial, no es lo mejor de Lazarus porque incluso en su movimiento fluido sí es verdad que se detectan algunas viñetas en las que el combate parece alargado, sobre todo en su primera mitad. Pero saber que no es esa la cúspide del dibujo de la serie ayuda a medir el calado de este trabajo coloreado con brillantez por Santi Arcas. Lo que importa realmente del dibujo de Lark en Lazarus es que siempre se comprende lo que a cada personaje le pasa por la cabeza. Incluso cuando se está guardando algún secreto. La psicología convertida en arte visual. Ese es el mérito de Lark con su trazo sucio y sus rostros aparentemente fríos pero en realidad cargados de significado de una manera bestial. Y, por supuesto, el escenario de ciencia ficción que se plantea es una espléndida oportunidad para que el ilustrador pueda imaginar grandes espacios y movimientos de sus personajes que están a la altura de lo esperado. Y se espera mucho. Los nombres de la portada incitan a ello, pero ahora, habiendo visto lo que ya hemos visto, las expectativas no paran de crecer, porque la serie es francamente buena.

El volumen incluye los números 10 a 15 de Lazarus, publicados originalmente por Image entre agosto de 2014 y febrero de 2015. El contenido extra lo forman un cuadro con los componentes de las familias y las portadas originales de Michael Lark.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 2 febrero, 2017 por en Cómic, Greg Rucka, Image, Michael Lark, Norma y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 237 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: