CÓMIC PARA TODOS

‘La senda de los druidas’, de Fer Jiménez y Miquel Rodríguez

senda_druidas_portadaEditorial: Sallybooks.

Guión: Fer Jiménez.

Dibujo: Miquel Rodríguez.

Páginas: 52.

Precio: 14 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Noviembre 2016.

Es complicado dar forma a un universo de ficción y hacerlo de una manera si no completamente original sí al menos fresca. Por eso, cuando las cosas salen bien, hay que agradecer el esfuerzo. La senda de los druidas merece, en ese sentido, un sincero aplauso. Es, en realidad, parte de la historia de siempre, pero acaba contada de una manera diferente. Fer Jiménez ha encontrado elementos muy atractivos para su historia de fantasía, y ha logrado que Miquel Rodríguez le dé forma de una manera bastante interesante. Algo falla, no obstante, ya que da la impresión de que faltan cosas. Quizá el problema haya que buscarlo en la extensión de la obra, que daba para mucho más y que medio centenar de páginas no terminar de hacer justicia. No es fácil dilucidar si los autores entendieron este espacio como suficiente o si, quizá sea lo más probable, es inviable apostar en el siempre maltrecho mercado editorial español por una obra de estas características y muchas más páginas. Sea como fuera, hay suficientes aciertos en este tebeo juvenil (marcado por la editorial como recomendado a mayores de 13 años) para disfrutar con sus personajes, con su frescura, con la magia que contiene una historia cerrada en sí mismo y en cierta manera cíclica. No es una obra definitiva, pero sí una que se sostiene con mucha dignidad.

La senda de los druidas es, en este sentido, una obra de contrastes. En el lado positivo, Jiménez tiene unas ideas estupendas. La forma en la que resuelve la obra es magnífica y poética. Los elementos mezclados de druidas y bardos que le sirven para dar forma a su relato son muy imaginativos. Y las elipsis y el uso del tiempo que hay en la historia son bastante acertados. Es verdad, no obstante, que para construir el relato en torno a estos logros se basa en personajes que son algo arquetípicos y que evolucionan de una manera bastante previsible. Siempre da la sensación de que es algo buscado, como algo que permita a lectores de corta edad sumarse sin problemas a la historia que plantea, pero deja cierto regusto a una tarea a medio camino habiendo como hay elementos que satisfacen a un público algo más adulto. Jiménez, no obstante, tiene las ideas muy claras. Sabe buscar la fantasía, el misterio y la acción para que este cómic sea una historia muy bien construida, que va creciendo poco a poco y sobre todo a partir de cuando los dos muchachos protagonistas se encuentran, hasta llegar a lo que mejor que tiene que ofrecer, su resolución. Es ahí donde confluye todo lo que hace de La senda de los druidas una lectura francamente agradable y que apela a que lectores de todas las edades dejen volar su imaginación.

Aunque pueda parecer una comparación algo descabellada, viendo el dibujo de Miquel Rodríguez las sensaciones son parecidas a las que dejaban aquellas míticas series de dibujos animados que llevaban el encabezamiento de Érase una vez… y que permitieron a varias generaciones conocer el cuerpo humano, la historia o el espacio. Quizá sea por el hecho de que el cómic busca intencionadamente a un público juvenil, quizá por el tacto con el que Rodríguez retrata incluso la violencia, pero el caso es que su caricatura, sus personajes de grandes ojos y curiosa nariz, alcanza con facilidad al lector. Puede que en algunas viñetas falte algo de fluidez en los movimientos, pero, con todo, las escenas de acción se resuelven bastante bien, gracias también a que hay un muy buen trabajo de diseños, tanto de los personajes como de los elementos mágicos que hay en la obra. Tanto en el guion como en el dibujo se pueden notar defectos propios de estar ante el trabajo de autores sin un bagaje demasiado amplio en el mundo del cómic, pero al mismo tiempo eso le da cierto encanto. La senda de los druidas no es perfecta, pero sí es entretenida, y sabe moverse entre la frontera de la literatura juvenil y la adulta con bastante soltura, la suficiente como para saber rellenar lo que se cuenta entre líneas y para disfrutar con lo que sí se ve.

El volumen no tiene contenido extra.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

2 comentarios el “‘La senda de los druidas’, de Fer Jiménez y Miquel Rodríguez

  1. Fer Jiménez
    19 enero, 2017

    Gracias por dedicar tu tiempo a leer la obra y por los comentarios, sobre todo cuando son tan acertados. Espero en un futuro cercano poder seguir dándote motivos para seguir leyendo :)

    Un saludo!

    • juanrmillan
      20 enero, 2017

      Una obra hecha con cariño y profesionalidad siempre va a merecer nuestro tiempo. Desde luego, me encantará poder seguir leyendo trabajos tuyos. Por nosotros no va a quedar, siempre esperamos con ilusión todo lo que gente como vosotros, con ganas de contar historias, tiene que aportar a este mundo del cómic. Enhorabuena por vuestros aciertos y por el siguiente :) ¡Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 19 enero, 2017 por en Cómic, Fer Jiménez, Miquel Rodríguez, Sallybooks y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 242 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: