CÓMIC PARA TODOS

‘Este del oeste’ 5, de Jonathan Hickman y Nick Dragotta

978846792373501_gEditorial: Norma.

Guión: Jonathan Hickman.

Dibujo: Nick Dragotta.

Páginas: 140.

Precio: 17,50 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Octubre 2016.

Con cada pequeño paso, Este del oeste se va configurando en una serie bestial. No hace falta entrar en absolutos, ni tacharla como la mejor serie del momento, o la mejor que ha escrito nunca Jonathan Hickman. Pero es buena. Muy buena. Formidable. Y lo es porque está mostrando una habilidad brutal para construir un complejísimo universo en el que no importa cambiar las reglas constantemente. Este del oeste nació como un western de aspecto futurista y hoy tiene más que ver con Juego de tronos por la insaciable búsqueda de poder que con Almas de metal por su en todo caso formidable diseño. Lo que Hickman ha construido, con la descomunal y elogiable hasta el infinitivo labor de Nick Dragotta, es un universo en guerra. Un compendio de personajes despreciables de intereses siniestros. Un mundo áspero debajo de su tecnología y de sus deslumbrantes arquitectura o vestuario. Es un uso magistral del tiempo del espacio, hacia adelante y hacia atrás para ir rellenando los huecos que va dejando la historia en su permanente transformación. Con protagonistas cambiantes, a veces puntuales, siempre importantes, otros fijos e imposibles de escrutar para saber lo que está a punto de suceder. Y no hay un solo número en el que, asimilando toda la información a disposición del lector o no, no se sienta que estamos ante algo especial y complejo.

Hickman, además, se mueve de una manera increíble en una narración con muchos niveles. Hay, obviamente, un plan increíblemente delicado debajo de todo lo que estamos viendo. El escritor lo tiene todo medido. Lo que cuenta, cómo lo cuenta y cuándo lo cuenta. Disfrutar de ese plan es algo maravilloso en la lectura de Este del oeste. Pero hay más niveles. Los hay en el carácter episódico que hay en cada instante de la serie. Se podría entrar en este volumen, sin duda dejando de comprender muchas cosas, pero en las entrañas se tendría la misma sensación de estar leyendo algo bestial. ¿La razón? Los diálogos. Qué manera de hacer hablar a los personajes. Cuánta violencia. Cuánto cinismo. Y, a la vez, qué formidable mosaico de personajes los que va enseñando poco a poco. En este quinto volumen, Hickman se esfuerza sobre todo en llenar los huecos que había dejado en los números anteriores. Pero eso, lejos de ralentizar el relato, le da una fuerza nueva y asombrosa. Lo enriquece. Hace que crezca. Y eso, cuando estamos ante un universo tan inabarcable y cambiante, no tiene precio. Lo que sí tiene es un precio, y es que Hickman pide mucho del lector. Memoria y atención, porque cada instante merece la pena y cada hilo está conectado con otros muchos. Leer un quinto volumen de una serie como esta, hace recomendable repasarla desde el principio.

Pero, claro, viendo el apabullante dibujo de Dragotta, esa sensación se diluye. Este del oeste es, desde su aspecto visual, una invitación continua al disfrute, al goce, al deleite. No es sólo que Dragotta dibuje francamente bien, que su diseño para este mundo sea deslumbrante o que sepa abrazar la violencia que le escribe Hickman de una manera brutal. Es que, además, se amolda a todo. Le vale lo explícito y lo sutilmente sugerido. Le vale ser acompañante de unos diálogos portentosos pero también hacer gala de lo bien que dibuja el movimiento en un número sin apenas diálogos y con unas sensacionales escenas de pelea con una protagonista desnuda. Domina el color, formidablemente introducido por Frank Martin, y las sombras de la noche. Los escenarios naturales y los artificiales. Pero también la manera en la que construye culturas muy diferentes para que tengan una identidad propia. Dragotta se sale, sin más. Lo que hace es impresionante y cada página refuerza la sensación de que estamos leyendo una obra imprescindible. Puede ser difícil asimilar esa sensación si tenemos en cuenta que es una serie que exige tanto, que disfruta planteando preguntas más que ofreciendo soluciones o respuestas rápidas, y a la que le queda mucho por mostrar. Pero qué maravilla es sentir tantas cosas en tan pocas páginas y de una manera tan viva y descarnada.

El volumen incluye los números 20 a 24 de East of West, publicados originalmente por Image entre agosto de 2015 y enero de 2016. El volumen no tiene contenido extra.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 17 enero, 2017 por en Cómic, Image, Jonathan Hickman, Nick Dragotta, Norma y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 247 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: