CÓMIC PARA TODOS

‘Monstruosidades’, de Steve Niles y Bernie Wrightson

monstruosidadesEditorial: ECC.

Guión: Steve Niles.

Dibujo: Bernie Wrightson.

Páginas: 208.

Precio: 17,95 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Septiembre 2016.

Si reunimos los nombres de Steve Niles y Bernie Wrightson, es obvio que el resultado tiene que ligarse, indudablemente, al género de terror. Monstruosidades es el resultado, y es uno que, sobre todo, nos invita a pensar en el pasado, en otra época en la que el cómic de terror reinaba con firmeza. Sólo por ese elemento nostálgico, ya merece la pena este agradable encuentro entre estos dos genios del género, que en esta ocasión se muestra con el poderoso blanco y negro que invita a realizar ese viaje en el tiempo y pensar en los viejos cómics de la Warren que tanto hicieron por lo más aterrador de esta forma de contar historias. El caso es que Niles y Wrightson son capaces de montar un pequeño y modesto universo cerrado en el que se mueven los tres personajes protagonistas, que saltan de uno a otro relato de una manera muy fluida, montando una suerte de Liga de la Justicia oscura que sabe moverse entre lo mejor de relatos clásicos como Frankenstein o derivaciones más modernas como Cazafantasmas, aceptando códigos de otros géneros, como puede ser el noir y convenciendo con bastante facilidad desde todos los puntos de vista posible. Dijo que estaba muerto, El espectro y Doc Macabre son espléndidas muestras de lo que sucede cuando dos talentos son capaces de ponerse de acuerdo y disfrutar.

Porque eso es lo que propone Monstruosidades, disfrutar con una forma de entender el cómic que hoy ha quedado algo arrinconada. Niles parece asumirlo, escribiendo de una manera que bien podría encajar en los muy lejanos años 60 pero aportando toques de modernidad evidentes, ya desde la misma concepción de crear un universo compartido para sus tres personajes principales. Se disfruta con Dijo que estaba muerto, con la que rinde homenaje a los relatos de Dashiell Hammett con la misma intensidad con la que se recrea en monstruosidades más propias del miedo atómico. Con El espectro, en la que Niles abraza la dinámica de las buddy movies a lo Arma letal desde un punto de vista que recuerda en parte a Hellboy. Y con Doc Macabre, en la que se acerca a un tono más desenfadado, incluso cómico, que bebe de las comedias fantásticas que el cine ofreció en los años 80. Monstruosidades se mueve, por tanto, en diferentes escenarios pero con una unidad admirable. Sin demasiadas pretensiones pero con un nivel de entretenimiento formidable, aceptando el terror como elemento indispensable pero sin necesidad de caer por el simple espectáculo visual de buscar el más difícil todavía en los terrenos más desagradables y explícitos del género aunque no los evite cuando son necesarios para la historia, fundamentalmente en el primer relato.

Si bien con el enfoque de Niles sí podemos llevarnos alguna sorpresa si queremos compararlo con su gran éxito en el género, 30 días de oscuridad, a estas alturas no vamos a descubrir lo que Wrightson es capaz de hacer en el mundo del terror. Si acaso, podemos maravillarnos con esta versión en blanco y negro de su trabajo, que no hace más que potenciar su maestro uso de las sombras y de la forma en la que eso hace aterrador hasta el más cotidiano de los escenarios. Sus criaturas son brillantes, la forma en la que las sitúa en los más diferentes escenarios y hace que se muevan, por imposibles que puedan parecer. Puede que en algún momento no haya tanta originalidad como sería deseable (el Espectro no deja de ser un Frankenstein cruzado con el aspecto de Solomon Grundy), Wrightson es un maestro del horror y del rincón más oscuro de la fantasía y cada una de sus viñetas, desde las más pequeñas hasta las páginas dobles, proporcionan un placer visual formidable para los amantes del género. Monstruosidades, de esta manera, es un deleite visual de primer orden, y el mayor tamaño de este volumen no hace más que acentuar los muchos logros de su ilustrador. Pero sobre todo es un volumen muy recomendable para quienes deseen resucitar con un título más moderno las sensaciones que provocaba el cómic de terror cuando este estaba en su momento más álgido.

IDW publicó originalmente The Monstrous Collection of Steve Niles and Bernie Wrightson en noviembre de 2011, recopilando los tres relatos, Dead She Said, The Ghoul y Doc Macabre, que vieron la luz en 2008, 2009 y 2010. El contenido extra es un portafolio de ilustraciones de Bernie Wrighston.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 13 enero, 2017 por en Bernie Wrightson, Cómic, ECC, IDW, Steve Niles y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 234 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: