Cómic para todos

‘Power Girl’, de Geoff Johns, Justin Gray, Jimmy Palmiotti y Amanda Conner

power_girlEditorial: ECC.

Guión: Justin Gray, Jimmy Palmiotti, Geoff Johns y Amanda Conner.

Dibujo: Amanda Conner.

Páginas: 392.

Precio: 35 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Septiembre 2016.

Los Nuevos 52 trajeron a una versión de Power Girl bastante seria, la que Paul Levitz comenzó escribiendo en Las mejores del mundo (aquí, reseña de su primer número) y la que después asumió al símbolo de Superman en Tierra 2. El fin del mundo (aquí, reseña de su primer número). Pero si Power Girl, después de muchos años como secundaria de lujo sin una identidad definida del todo, había llegado a ese punto de popularidad fue, sobre todo, por los dos relatos que aparecen recopilados en este volumen que lleva el nombre de la heroína, el primero escrito por Geoff Johns, el segundo por Justin Gray y Jimmy Palmiotti. Y ambos, aquí está la clave de todo, dibujados por Amanda Conner. Ella es una ilustradora juguetona y divertida. Y esta Power Girl es juguetona y divertida. Hasta Johns es capaz de asimilar ese tono, que después abrazan de una manera mucho más evidente Gray y Palmiotti, que crean directamente una comedia de situación en un entorno superheroico, quizá marcando una referencia para otras muchas series actuales, sobre todo las protagonizadas por personajes femeninos. No es que estemos ante dos historias modélicas, porque pecan de dar por sentada demasiada información sobre el personaje que no se llega a aportar, pero sus buenas ideas, sus nobles y divertidas intenciones y la forma en la que describen a una heroína quizá algo ninguneada hasta ese momento son razones suficientes para pasar un buen rato con este volumen.

Geoff Johns es un autor que lleva muchos años distinguiéndose por su amplio conocimiento de los personajes que forman el universo DC, por lo que no es extraño que a él se le encomendara hablar sobre las dudas de Power Girl en sí misma, en quién es y en la relación que le une con Superman en los cuatro números de JSA: Classified que abren este volumen. Johns hasta se atreve con uno de los tabúes de siempre, teorizar sobre el porqué del amplio escote de Power Girl y darle un origen dramático. Casi nada. No obstante, para encontrar la esencia de estos años del personaje hay que pasar a la serie escrita por Gray y Palmiotti. Ambos consiguen que en la misma historia se pueda contemplar con el mismo nivel de entretenimiento un enfrentamiento con un personaje como el Ultrahumanita, el gran villano de estas páginas, o el hecho de que un preadolescente de trece años haya descubierto la identidad secreta de Power Girl y le haya sacado fotos, pudorosas eso sí, descubriendo su traje de superheroína. Esa misma ligereza es, en realidad, marca de la serie. ¿Funciona? Sí, desde luego. Puede que el personaje diera para un enfoque más serio y trascendente, el que, de hecho, Johns trata de iniciar, pero no hay engaño alguno ya desde el arranque. Se trata de disfrutar con una heroína sexy, nunca se rehúye ese aspecto, con preocupaciones tanto elevadas como mundanas.

Y ahí es donde entra en juego Amanda Conner. Su trazo caricaturesco pero cercano encaja con las dos vertientes que hay en el volumen. Puede ser seria y puede ser cómica. Puede hacer que Power Girl se muestre como una heroína con dudas sobre su papel en el mundo, con el peso de la leyenda de Superman sobre sus hombros, y como una mujer que trata de conciliar su vida laboral con su trabajo de salvar el mundo y disfrutando de una noche de chicas en el cine con su amiga Terra. Conner también sabe darle forma a una divertida manera de responder al sexismo que siempre ha existido en el cómic de superhéroes, y triunfa llevando a la viñeta bromas sobre el tamaño de los pechos de su protagonista o hasta una secuencia en el que Power Girl olvida sus botas, por no hablar del delirante episodio con un sosias de Sean Connery  en Zardoz, convertido aquí en un conquistador interestelar que ha puesto sus ojos en Karen como fémina procreadora para que su raza no muera. Conner marcó un estilo de contar historias de mujeres con capas que nadie domina más que ella, y el dibujo del volumen, que además va evolucionando a mejor número a número, y sobre todo del primer relato al segundo, es lo más convincente. Faltan explicaciones, conclusiones y probablemente un objetivo claro. Pero Power Girl ofrece la diversión que promete.

El volumen incluye los números 1 a 4 de JSA: Classified, los doce primeros de Power Girl y el 600 de Wonder Woman., publicados originalmente entre julio de 2005 y mayo de 2010. El contenido extra son las portadas de Amanda Conner, Adam Hughes y Guillem March y unos bocetos de Amanda Conner.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 11 enero, 2017 por en Amanda Conner, Cómic, DC, ECC, Geoff Johns, Jimmy Palmiotti, Justin Gray y etiquetada con , , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 230 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: