Cómic para todos

‘Sicarios 3. Saint Rose’, de Roberto Corroto y Ertito Montana

sicarios-3-00Editorial: Zona 00.

Guión: Roberto Corroto.

Dibujo: Ertito Montana.

Páginas: 32.

Precio: 3,50 euros.

Presentación: Grapa.

Publicación: Septiembre 2016.

Si hay algo que se le puede reconocer a Sicarios ya desde una primera lectura es su capacidad camaleónica. Venimos de un segundo número, Colgados en el desierto (aquí, su reseña), que buscaba claramente un homenaje al Hellboy de Mike Mignola, y ahora Saint Rose transforma la serie en una prototípica historia de origen que sirve para expandir de una manera acertada lo que ya conocíamos de los personajes. Quizá no se logre una identificación tan directa y fácil con ellos por el cambio de aspecto con el que Ertito Montana quiere llevar a sus protagonistas, Phil y Riot, a tiempos pasados que en realidad no tendrían que ser tan lejanos, pero Roberto Corrotto incluye ideas muy atractivas en estas pocas páginas para que sea una continuación fluida, un flashback simpático y atractivo y un buen relato de acción. Sicarios, así, sigue siendo un tebeo que logra lo que busca, entretener, y que lo hace además siendo consciente de que si algo hay que evitar es una fórmula repetitiva que funcione, y eso se agradece. En lo que sí se mantiene la fórmula es en cuanto a la propuesta visual, muchas viñetas por páginas para aprovechar un espacio reducido, una fantasía con mucha mala leche que se aleja del heroísmo y un ritmo trepidante que sus autores son capaces de amoldar a episodios diferentes entre sí y un protagonista dispar entre sus dos personajes principales que, en todo caso, no desequilibra.

Phil es, en todo caso, el que lleva la voz cantante. Es el narrador (rompiendo la cuarta pared además), es el protagonista, es el caballero de brillante armadura que protege a la dama en apuros… por mucho que esa dama en apuros no se ajuste ni mucho menos a lo que se espera de ella. Quizá ese giro en el personaje de Riot habría tenido un efecto más sorprendente de haber llegado en el primer número, pero aún así Corrotto lleva bien el relato para llegar a ese punto, desde los terrenos más conocidos del drama carcelario a un final lleno de un agradecido desmadre. Y es que Sicarios no necesita control sino adrenalina. Y en eso Saint Rose responde muy satisfactoriamente. La sencillez del dibujo de Montana es una marca identificable de la serie, elogiable por lo que consigue sacar de una colección tan numerosa de viñetas de tan reducido tamaño. Su labor a veces se resiente precisamente por la falta de espacio y no siempre saca lo mejor de cada momento (la escena final de Monroe), pero en general cumple con lo que propone. Sicarios, de esta manera, da un paso más para seguir siendo una serie asequible, gamberra, divertida y sincera. Si sigue por este camino, no hay razón para no acompañar a Phil y Riot allá donde los lleve el próximo número, de intrigante y anticipado título Lo maté por el yogurt.

El contenido extra es una galería de ilustraciones de Kosta, Roberto Corral y Felipe H. Navarro.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 9 enero, 2017 por en Cómic, Ertito Montana, Roberto Corroto, Zona 00 y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 230 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: