Cómic para todos

‘Batman. Europa’, de Matteo Casali y Brian Azzarello

batman_europaEditorial: ECC.

Guión: Matteo Casali y Brian Azzarello.

Dibujo: Giuseppe Camuncoli, Jim Lee, Diego Latorre y Gérald Parel.

Páginas: 144.

Precio: 15,95 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Septiembre 2016.

Olvidémonos de que Batman. Europa es un cómic que ha tardado años en ver finalmente la luz, porque, al final, eso no hace que la lectura sea buena o mala. Olvidémonos por un momento de que la etiqueta de Brian Azzarello, coguionista, es siempre una buena referencia para adentrarse en cualquier tebeo. E incluso olvidemos que Jim Lee, que con sus defectos siempre es un tipo magnético, se encarga de dibujar el primer número. Juzguemos Europa por lo que nos ofrece. Y llegaremos a la conclusión de que estamos ante un cómic francamente extraño, que deja pasar una gran oportunidad de hacer algo diferente para quedarse en la superficie. Está claro que Batman. Europa nace de la fascinación que el cómic americano siente de vez en cuando por el europeo, y de la pretensión de enganchar a lectores del viejo continente de la misma forma que ya se hizo de forma específica con Batman: Barcelona. El caballero del dragón (aquí, su reseña). Esta es una postal más completa y variada que aquella, además porque se enriquece con la siempre atractiva dinámica que surge entre Batman y el Joker al trabajar juntos con una excusa que no termina de ser tan potente como podría haber sido. Pero en el fondo el conjunto se queda en una intrascendencia que no le beneficia. Se lee, se disfruta con relativa facilidad, pero no hay nada realmente nuevo.

Y eso sorprende si tenemos en cuenta la autoría de Azzarello, junto a Matteo Casali, porque estamos ante un escritor al que no le importa romper moldes. Por eso, sorprende que la relación que traza entre Batman y el Joker no rompa moldes ni siquiera al final, a pesar de que la idea sí tuviera esa pretensión. El caso es que, para llegar a ese punto, el viaje no es demasiado complejo. Pasan cosas, pero todo se enfoca a la acción y a que la pista final de cada número lleve a la siguiente ciudad europea que visitar. La historia, cómo no, arranca en Gotham y después nos lleva a Berlín, Praga, París y Roma. Con la llegada del héroe a cada una de ellas, Azzarello y Casali quieren dar una lección de historia de las mismas, no siempre con mucho acierto por lo que cuenta y por el enfoque, que busca darle empaque a la historia antes de caer, en cada una de estas ciudades, en un enfrentamiento físico, en una secuencia de acción que sirva como clímax. Eso contribuye, de todos modos, a que el misterio del gran enemigo que ha envenado por igual a Batman y al Joker quede algo diluido y que descubrir su identidad para acabar cayendo en la misma resolución sea un punto que no despierte demasiada sorpresa. En realidad, es la constante de Europa: se lee bien pero no deja demasiada marca, quizá imbuida de ese espíritu de postal que preside su conjunto.

Precisamente por esa vocación, sorprende también que el primer elegido para dibujar sea Jim Lee, ya que el resto de los ilustradores sí proceden de la Europa que da título a la obra. Quizá es que DC ni siquiera tenía claro del todo cómo hacer ese homenaje al Viejo Continente o que quería una apuesta segura también para convencer al lector americano. Lee, en todo caso, aprovecha para experimentar con texturas algo diferentes de las habituales, lo cual se agradece. Giuseppe Camuncoli nos lleva a Praga en el segundo de los episodios, probablemente el mejor desde el punto de vista visual, porque combina con mucho acierto su estilo pictórico con un formidable uso del color, dando gracia incluso a las referencias cinéfilas que hay en la página final. Y aunque el dibujo de Diego Latorre es digno de aplauso, su número es el que despierta las dudas en torno al proyecto editorial. Es maravilloso ver la forma en la que plasma las alucinaciones que sufren las ya torturadas mentes de Batman y el Joker, casi pesadillescas, pero al mismo tiempo eso rompe la necesaria unidad de la historia. Si vemos este episodio así, ¿por qué el siguiente no? De forma individual, todos los números convencen, también el de Gérald Parel, pero los esfuerzos narrativos de Latorre se diluyen por la falta de continuidad. Como rareza, Batman. Europa, tiene cierto pase. Pero no emociona.

El volumen incluye los cuatro números de Batman: Europa, publicados originalmente entre noviembre de 2015 y febrero de 2016. El contenido extra son una introducción de Felip Tobar y las portadas de Jim Lee, Giuseppe Camuncoli, Diego Latorre, Gérald Parel, Lee Bermejo, Massimo Carnevale, Francesco Mattina y Jock.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 230 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: