Cómic para todos

‘Tomodachi Game. Los juegos de la amistad’ 1, de Mikoto Yamaguchi y Yuki Sato

tomodachi_game_1_grandeEditorial: Milky Way.

Guión: Mikoto Yamaguchi.

Dibujo: Yuki Sato.

Páginas: 208.

Precio: 8 euros.

Presentación: Rústica con sobrecubierta.

Publicación: Mayo 2016.

La pregunta que plantea Tomodachi Game. Los juegos de la amistad es fascinante. ¿Es la amistad más importante que el dinero? Ese es el debate que plantea. Y dependiendo del grado de amargura y de experiencias que uno haya tenido en la vida, la respuesta será una o la contraria. Es todo un acierto que Mikoto Yamaguchi haya tomado esa premisa y la haya colocado en el seno de un grupo de adolescentes, desprovistos a su edad de los reveses que la confianza en la gente suele dar la vida. Así, cinco chavales se ven expuestos a una prueba singular. Son secuestrados y obligados a participar en un juego precisamente por la deuda de uno de ellos, aunque no se sepa quién es, lo que pondrá en peligro su confianza y su amistad Lástima que el envoltorio de corte más fantástico no lo domine tan bien Yamaguchi, porque acaba complicando tanto las pruebas a las que tienen que hacer frente que es ahí donde el relato pierde fuerza. Y probablemente sea justo eso lo que más esfuerzo le ha llevado al escritor para que todo forme parte de una delicada balanza en la que cada una de las pruebas signifique exactamente lo que necesita el relato. La lenta y a veces hasta farragosa planificación es lo que lastra las buenas resoluciones de cada uno de esos episodios, sólo dos en realidad en este primer volumen y el segundo de ellos queda inconcluso.

Yamaguchi arranca su historia definiendo francamente bien a sus protagonistas, complementos bastante acertados el uno del otro sin necesidad de que representen cuotas, y el conflicto que sirve de base a Tomodachi Game. Ese es su gran acierto, que el lector se siente con facilidad como parte de la tensión y que la pregunta que sobrevuela durante toda la lectura genera la suficiente intensidad como para mantenerse la incertidumbre en cada momento. Pero, por desgracia, los preámbulos son demasiado extraños. No tanto por el extraño personaje que acompaña a los muchachos en estas pruebas, sino porque todo se alarga sin demasiada necesidad. Yamaguchi necesita 16 páginas para explicar la situación de partida, nueve en explicar la primera prueba y hasta 18 para la segunda. Y en esta segunda incluso cambia las normas sobre la marcha. Cuando la prueba arranca, hay un cierto cansancio en el lector porque el autor no ha sido capaz de llegar al resultado que quería simplificando su estrategia. Por eso, lo mejor de este primer volumen está y después de las pruebas, en el detonante del conflicto y en la forma en la que el resultado de la primera prueba trastoca la relación entre los cinco protagonistas. Ahí sí se aprecian los aciertos y el potencial de Tomodachi Game, a pesar de su enorme irregularidad.

En la parte gráfica, Yuki Sato convence desde las premisas más básicas. La historia requiere una conexión inmediata con los personajes protagonistas, y en eso se vuelca con acierto. Los cinco muchachos son carismáticos, claramente diferenciables sin parecer diseños automatizados y la tensión que genera la situación está en el centro de sus expresiones. Por eso es tan fácil entrar en el juego que proponen los autores, incluso asumiendo las flaquezas ya mencionadas o que Sato prescinda de escenarios excesivamente complejos para que se muevan sus personajes, algo que se echa de menos en algunos momentos, sobre todo cuando los protagonistas están ya inmersos de lleno en los juegos que dan título a la obra y que, al parecer, se desarrollan en un lugar imposiblemente extenso. Tomodachi Game combina por tanto aciertos y errores, conceptos más que intrigantes con situaciones que no denotan demasiada pericia narrativa. El dibujo ayuda a que el resultado sea muy agradable, pero al mismo tiempo no se puede dudar de que hay que pedirle algo más a la historia. Una buena premisa necesita también de un buen desarrollo, y Yamaguchi sólo consigue eso por momentos. Obviamente, estamos ante el arranque de una serie y el margen de mejor es amplio gracias a que hay una base atractiva. Habrá que seguir pendientes.

Kodansha publicó el primer volumen de Tomodachi Game en abril de 2014. No tiene contenido extra.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 15 diciembre, 2016 por en Manga, Mikoto Yamaguchi, Milky Way, Yuki Sato y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 230 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: