Cómic para todos

‘Batman y Robin eternos’ 6

batman_robin_eternos_6Editorial: ECC.

Guión: Scott Snyder, James Tynion IV, Genevieve Valentine y Steve Orlando.

Dibujo: Fernando Blanco, Christian Duce, Álvaro Martínez, Javier Pina, Goran Sudzuka, Scot Eaton, Carlo Pagulayan, Igor Vitorino y Geraldo Borges.

Páginas: 136.

Precio: 12,95 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Septiembre 2016.

El final de Batman y Robin eternos deja casi las mismas sensaciones que ya dejó la conclusión de Batman eterno (aquí, su reseña) o incluso la de El fin del mañana (aquí, su reseña). Muchas cosas han pasado, muchos personajes han desfilado, mucha acción hemos visto… y en realidad no ha habido grandes cambios reales en ninguno de los elementos que han conformado la historia. No se puede decir que sea un mal tebeo o que no cumpla con lo que promete, pero con cada nuevo título parece más evidente que hay más propósitos de márketing que de historia, como sí los había en el referente inmutable de estas series de publicación semanal, 52 (aquí, su reseña). Allí sí que había una trascendencia que aquí no se nota. Y es que incluso el título de la serie se les ha quedado grande a Scott Snyder y James Tynion IV, que en un momento dado hasta se olvidaron de Batman, que en este volumen final de la serie sólo aparece en un flashback, que probablemente es la mejor escena de toda la serie por su significado, y en el epílogo de la misma. ¿Y el villano? ¿Ha sido Madre todo lo que podía esperarse? Probablemente no, y precisamente por eso, como ya le había pasado a Batman eterno y su demasiado sorprendente conclusión, la historia tiene mucho menos alcance del que promete un título tan pomposo.

La valoración de Batman y Robin eternos queda, por tanto, supeditada al terreno de las expectativas. Adentrarse en sus páginas con ganas de disfrutar con toda la Batfamilia, con un homenaje a la estirpe de los Robin pero también a la reintroducción de personajes como Azrael, Spoiler o Cassandra Cain (ella es, de largo, la mejor razón para leer esta serie), es una buena garantía de que se va a lograr la prometida diversión. Pero quien piense que estamos ante un reto narrativo, ante un intento de desarrollar los personajes hasta un punto original o diferente, se va a llevar una decepción. Lo mismo que sucedía con Batman eterno, sólo que en esta ocasión DC parece haber aprendido y ha reducido a la mitad la duración de la serie semanal, que se queda en 26 números. En Batman eterno, no obstante, lo que podía desinflar la burbuja era el villano escogido. Aquí es la propia ausencia de Batman en el tramo decisivo de la historia, que comenzó como un relato paralelo entre el pasado y el presente y que se ha ido olvidando de lo primero para centrarse en lo segundo. Es decir, ha abandonado el riesgo y se ha quedado en lo simplemente entretenido. Son buenos personajes, y está claro que Snyder y Tynion IV saben manejarlos, lo han hecho juntos y por separado, y por eso la historia se lee bien. Pero no hay mucho más que eso.

Como producto de markéting que es, y por la escasa planificación con la que las grandes editoriales siempre abordan estos inventos, la multiplicación de ilustradores sigue siendo hasta el final una de las señas de identidad de esta serie. Eso, no obstante, es algo injusto con la serie de profesionales que presta su talento a Batman y Robin eternos, porque en ello no hay nada de márketing y sí mucho de un loable esfuerzo para entretener. Los números dibujados por ejemplo por Fernando Blanco o Álvaro Martínez, o las páginas que aportan el siempre notable Goran Sudzuka son razones más que suficientes para apreciar el apartado gráfico de la serie por encima del resultado final de su historia. Batman y Robin eternos, no obstante, se cierra sin terminar de despegar y sin saber realmente si lo que se buscaba era retorcer los siempre oscuros motivos de Bruce Wayne en su cruzada, afianzar los lazos entre los diferentes Robin y demás héroes juveniles que pululan por Gotham, crear una villana que cambiara los cimientos del universo DC en lo que a la parte más centrada en Batman se refiere o simplemente dejar un relato entretenido con el que enganchar a nuevos lectores. Casi parece que lo último es lo más cercano a la realidad, aunque Snyder y Tynion IV han liado más de lo necesario la historia como para que sea la mejor puerta de entrada a los héroes de Gotham.

El volumen incluye los números 22 a 26 de Batman and Robin Eternal, publicados originalmente por DC Comics en marzo de 2016. El único contenido extra son las portadas originales de Carlo Pagulayan, Álvaro Martínez y Tony S. Daniel.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 234 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: