CÓMIC PARA TODOS

‘Los cuatro de Baker Street’ 2, de Olivier Legrand, Jean-Blaise Dijan y David Etien

4-baker-street-2-baixa-3Editorial: Yermo.

Guión: Olivier Legrand y Jean-Blaise Dijan

Dibujo: David Etien.

Páginas: 120.

Precio: 27 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Marzo 2015.

Encontrar un punto de vista original para el tan trillado mundo de Sherlock Holmes fue el grandísimo acierto de Olivier Legrand y Jean-Blaise Dijan en el primer volumen de Los cuatro de Baker Street (aquí, su reseña), la serie que sigue los pasos de los Irregulares, esos muchachos que ayudaban al más grande detective de la ficción popular a resolver sus casos en Londres. Ahora bien, este segundo libro plantea algo realmente fascinante. ¿Qué sucede cuando Holmes ha partido para enfrentarse a Moriarty y estos chicos tienen primero que apoyarse en Watson y después incluso aprender a vivir sin la sombra de su mentor? El resultado, tan fascinante como lo fue el descubrimiento de esta serie, de nuevo excepcionalmente plasmado en dibujos por David Etien. Lo más agradecido del planteamiento es que, con personajes de ficción, Legrand y Dijan crean un mosaico maravilloso del Londres del siglo XIX a través no ya de la ambientación, espléndida, en las calles de la capital británica, sino también con la introducción de elementos que eran parte de la época, como los famosos workhouses o los problemas con los inmigrantes irlandeses. Y eso, que parece algo casual, es en realidad un elemento definitorio de lo que, incluso sin esa notable guinda, ya sería un tebeo de aventuras fantástico y tremendamente entretenido.

Nunca es fácil dar forma a personajes de corta edad como los Irregulares. Ese es el primer acierto de Legrand y Dijan. Nada nuevo en el horizonte, porque eso ya lo sabíamos del primer libro. Lo nuevo está en el escenario. Vinculados a la figura de Holmes, que aparece como el presentador de lujo de las historias, es una auténtico placer ver a estos muchachos compartir aventura con Watson (impagable el chiste sobre el nombre del gato de estos muchachos, el mismo del buen doctor), e incluso es muy interesante ver cómo cada uno de ellos digiere una noticia como la de la muerte de Holmes, homenaje maravilloso que rinden los autores a la última aventura del detective, el mítico caso en el que pierde la vida en su épica batalla con Moriarty. Todo eso no se ve porque este no es el tebeo de Holmes, pero el impacto de semejante acontecimiento no se queda fuera en absoluto del cuadro que plantean los autores sobre todo en el segundo de los álbumes, Los huérfanos de Londres. En realidad, esta es la segunda mitad de un formidable díptico iniciado en El ruiseñor de Stepney, que tiene además una virtud añadida, la aportación de un villano estable para estos pequeños héroes. Incluso se agradece que el tono del relato sea cambiante, que se pase de lo detectivesco a la acción con tanta facilidad sin perder la identidad de la serie.

Ahí, en la identidad, tiene mucho que decir Etien, que ha sabido dar vida a este mundo propio de Sherlock Holmes de una manera brillante. Su Londres es impresionante. Hay una meticulosidad tremenda en la creación de todos y cada uno de los escenarios en los que tiene lugar la historia, desde los más identificables incluso desde el prisma del siglo XIX en que nos sumerge el ilustrador hasta los más genéricos, los que sirven a un propósito concreto de la historia como los tejados de la ciudad en que acontece el clímax del segundo álbum. Y con los personajes el acierto está al mismo nivel. Desde su diseño caricaturesco, consigue que todos enamoren, no sólo ya los Irregulares, Black Tom, Billy, Charlie y hasta el gato Watson, sino también los secundarios, desde el malvado Bloody Percy a la adorable Grace. Sigue manteniéndose en el dibujo de Etien ese constante sombreado en los rostros de todos los personajes que puede parecer algo demasiado insistente para el colorido que tiene la página, pero como ya sucedía en el primer libro eso es sólo un detalle menor que no rebaja prácticamente nada el resultado final de un trabajo magnífico. Los cuatro de Baker Street sigue siendo una serie muy atractiva, complemento fantástico para un mundo, el de Sherlock Holmes, que sólo puede crecer si llegan historias tan logradas como estas.

El volumen incluye el tercer y cuarto álbumes de Les Quatre de Baker StreetLe rossignol de Stepney y Les orphelins de Londres, publicados originalmente por Glénat en septiembre de 2011 y de 2012. El único contenido extra es un dossier sobre aspectos históricos tratados en estos álbumes.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 14 diciembre, 2016 por en Cómic, David Etien, Glénat, Jean-Blaise Dijan, Olivier Legrand, Yermo y etiquetada con , , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 236 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: