CÓMIC PARA TODOS

‘Deadshot’

deadshotEditorial: ECC.

Guión: John Ostrander, Kim Yale y Christos N. Gage.

Dibujo: Luke McDonnell, Steven Cummings y Phil Winslade.

Páginas: 248.

Precio: 24 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Agosto 2016.

Es curioso cuánto podemos desconocer de un personaje que se ha colado en el imaginario popular de nuestro presente. Cuando Warner anunció que la tercera película de su universo superheroico sería Escuadrón Suicida (aquí, su crítica) y que Will Smith seria su protagonista dando vida a Deadshot, el personaje se puso en una primera línea en la que, en realidad, nunca ha llegado a estar. Pero el caso es que ha tenido sus momentos de gloria, como evidencia Deadhost, este volumen que recopila tres historias, las dos miniseries de las que gozó el personaje en solitario tras el boom del Escuadrón Suicida en los 90 y otra que se coló en Legends of the Dark Knight, con un enfrentamiento claro está con Batman. Y, sí, es curioso que habiendo visto a la versión de Will Smith, Deadshote sea en realidad un pequeño gran desconocido. Leer la historia original de John Ostrander, y sobre todo las dos que ofrecer Christos Gage, bastan para conocer lo esencial de un personaje que funciona casi mejor en un ambiente de western (así lo atestigua la segunda de las historias del libro, Mejora urbanística) que dentro de un mundo de superhéroes. No es en ningún absurdo que, precisamente por eso, con quien mejor encaje sea con Batman o con Green Arrow, héroes urbanos que se dejan ver por estas entretenidas páginas.

Resulta curioso que John Ostrander, que fue precisamente quien propició la reconstrucción y esplendor del Escuadrón Suicida, no sea quien mejores resultados es capaz de obtener de Deadshot. Y más curioso todavía es que, sin la primera miniserie, no se puedan entender algunos de los grandes aciertos de Gage cuando se encarga de la segunda y de su posterior enfrentamiento con Batman. Y es que si la entrada en el volumen se antoja algo exagerada en algunos planteamientos, la cosa mejora bastante cuando Gage le da al personaje ese toque de antihéroe de western. No se trata sólo de encontrarle un pasado extraño a un asesino a sueldo, sino hacer que haya elementos que le puedan hacer replantearse su vida. Es ahí, en esa delicada frontera entre el bien y el mal, donde se encuentra la mejor versión de Floyd Lawton, que así se llama en realidad el personaje. No basta con imaginarle sólo pegando tiros por dinero y con su singular código, aunque eso lo hace Gage bastante bien en la historia corta que cierra el libro, sino que es importante que el personaje tenga algo más que un colorista disfraz y una habilidad que nadie más tiene, la de no fallar un disparo. Ninguna de las tres historias alcanza lo memorable, ni mucho menos, pero cumplen con la función de rellenar los huecos de una historia que Escuadrón Suicida, por ser coral, no podía contar.

Quizá que Gage saque más partido al personaje que Ostrander sea también porque el dibujo de Luke McDonnell en la primera serie sea el que peor ha envejecido. Sus figuras, y sobre todo cuando es Deadshot el que aparece en la escena, son a veces demasiado estáticas como para convencernos de que estamos ante un asesino a sueldo más rápido que nadie. Con un leve tono cartoon, Steven Cummings hace que Mejora urbanística sea una mejora con respecto a la historia precedente, porque sabe hacer creíble tanto a Deadshot como a Lawton, algo imprescindible cuando se quiere explorar al personaje en su faceta más humana, en sus relaciones personales y en un propósito noble. Y aún sin quitar del todo el aliente, lo mejor es lo que hace Phil Winslade para la historia final, que destaca precisamente porque sabe colocar a Deadshot, un personaje vestido de un rojo intenso, en las sombras de Gotham que siempre necesita Batman. Son tres estilos muy diferentes entre sí los de McDonnell, Cummings y Winslade, y ayudan a que haya en Deadshot una variedad grande para que, al menos, no hay nada rutinario. Este es un volumen para completistas y para quienes quieran introducirse en el universo DC que ahora quiere explotar el cine a toda prisa, más que para aficionados clásicos y aunque alguna de las historias tenga ya algunos años.

El volumen incluye las miniseries Deadshot y Deadshot: Bulletproof, publicadas originalmente por DC Comics la primera entre noviembre de 1988 y febrero de 1989 y la segunda entre diciembre de 2004 y abril de 2005, y el número 214 de Batman: Legends of the Dark Knight, de enero de 2007. El contenido extra lo forman una introducción de Jorge García y las portadas originales de Luke McDonnell, Mike Zeck y Phil Windslade.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 237 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: