Cómic para todos

‘Top 10’, de Alan Moore y Gene Ha

top_10Editorial: ECC.

Guión: Alan Moore.

Dibujo: Gene Ha y Zander Cannon.

Páginas: 232.

Precio: 8 euros.

Presentación: Rústica con sobrecubierta.

Publicación: Diciembre 2015.

Cuando se publicó originalmente Gotham Central (aquí, reseña de su primer volumen), la referencia evidente era Canción central de Hill Street. Ed Brubaker y Greg Rucka llevaron el ambiente de una comisaría de policía, con sus problemas y su convivencia, a la ciudad de Batman. ¿Pero qué sucede cuando es Alan Moore el que intenta hacer su propia versión de Canción triste de Hill Street? Pues una genialidad como Top 10. De alguna manera también se puede emparentar con el Astro City de Kurt Busiek y Brent Anderson, pero el prisma de Moore es mucho más complejo. Es más divertido, pero no por ello menos erudito o bien planteado. Que nadie se lleve a engaño por ese toque de comedia, en realidad de sitcom porque es descabellado que todavía nadie se haya atrevido a darle un formato televisivo a un cómic que no rehuye para nada esa estructura, porque estamos ante una obra grande. Puede que no al nivel de las obras maestras de Moore más reconocidas, pero tampoco demasiado lejos. Porque con esa apariencia de divertimento pasajero que tiene Top 10, Moore va trazando una compleja red de personajes en la que no faltan los temas adultos y complejos con los que va cobrando vida ese microcosmos policial en un universo en el que los superpoderes y los disfraces estrafalarios están a la orden del día.

Siempre será un problema, sea cual sea el medio, tener un reparto increíblemente amplio de personajes. Moore ha demostrado ya sobradamente que se maneja de una forma extraordinaria ante ese problema y Top 10 es, probablemente, la obra que mejor lo evidencia, porque tiene margen, tiempo y talento para describir a una docena de personajes, no sólo en sus habilidades, sino también en sus sentimientos y emociones, sin que eso altere para nada el paso firme de un relato fluido hasta la genialidad y en la que apenas quedan cabos sueltos después de doce números y de incontables tramas, historias y temas planteados. A medio camino entre la comedia, el thriller policial y la ciencia ficción, Moore consigue que Top 10 enganche desde el principio como un relato cercano, sorprendentemente cercano si tenemos en cuenta, por ejemplo entre las mil y una extravagancias que hay en sus páginas, que el sargento de esa comisaría es un perro parlante que camina a dos patas gracias a un arnés mecánico. Eso se disfruta, pero también que haya elementos de una profundidad envidiable. Ojo al octavo capítulo, que se convierte en una de las grandes reflexiones sobre la vida y la muerte de la carrera de Moore. O incluso a la brutal finalización de la última de las grandes tramas, análisis salvaje de la inmortalidad, de la culpabilidad o de los sentimientos de un robot.

Parte esencial de la obra de Moore es el guiño, el contenido extra el huevo de pascua que le gusta incluir en sus relatos. Lo conocemos sobre todo por su The League of Extraordinary Gentlemen, a un nivel casi obsesivo en su tercer volumen, Century. Eso, sin la complicidad de un dibujante tan completo como Gene Ha, no habría sido posible también en este escenario de ciencia ficción pero con un corte visual tan realista. Con la ayuda de Zander Cannon, Ha da vida a los diseños iniciales de Moore para los personajes principales y consigue que la interacción entre personajes increíblemente dispares entre sí sea asombrosa. No importa lo descabellada que sea cada ocurrencia de Moore, Ha responde. Y responde con acierto, con ilustraciones cargadas de detalle y, sobre todo, que insuflan movimiento y verosimilitud a lo que sabemos que no tendría que existir. Esa es la magia de la ciencia ficción que se explora mediante imágenes, que ha de ofrecer una credibilidad para que el lector pueda centrarse en lo que realmente importa. Y Ha, sin hacer ruido, cumple con esa función. No necesita estridencias o artificios visuales que habrían roto el nada oculto homenaje de Moore a Canción triste de Hill Street. El dibujo es otra razón para que Top 10 sea considerado sin reservas como todo un clásico. Lo es, aunque Moore, zorro viejo en estas lides, nos engañe haciéndonos reír siempre.

El volumen incluye los doce números de Top 10, publicados originalmente por DC Comics a través de su sello Vertigo entre septiembre de 1999 y octubre de 2001. El contenido extra lo forman las portadas originales de Gene Ha y un portafolio de diseños de Ha basados en bocetos de Alan Moore y comentados por el propio ilustrador.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 23 noviembre, 2016 por en Alan Moore, Cómic, ECC, Gene Ha, Vertigo, Zander Cannon y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 234 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: