CÓMIC PARA TODOS

‘Radiant’ 2, de Tony Valente

radiant_letrablanka_2016_2Editorial: Letrablanka.

Guión: Tony Valente.

Dibujo: Tony Valente.

Páginas: 184.

Precio: 7,95 euros.

Presentación: Rústica con sobrecubierta.

Publicación: Julio 2016.

El primer volumen de Radiant (aquí, su reseña), ya dejó muy claro que estábamos ante una obra deudora de Dragon Ball que enganchaba con la extraordinaria paradoja de tener un desarrollo muy lento y un ritmo muy intenso para contarnos una historia de fantasía y humor. ¿Funciona? Muy bien, la verdad, aunque en algunos momentos se impone esa sensación de que todavía seguimos con las presentaciones de personajes, de situaciones y hasta de objetivos. Pero todo cambia pasado el ecuador, cuando Valente introduce a un nuevo personaje, Grimm, precisamente el que ocupa la cubierta de este segundo volumen, que recupera toda la intensidad y el interés del relato, abriendo nuevas posibilidades y confirmando algunas de las buenas sensaciones que dejó este universo en su inauguración. Por ahora no se ve en la propuesta de Valente un objetivo demasiado concreto, aunque sí claro puesto que su protagonista, Seth, no deja de repetirlo, porque por ahora pasan muchas cosas pero la personalidad de este personaje principal, atropellada y caótica, influye sobre toda la historia. Y eso, aunque pueda parecer un defecto, en realidad ayuda. Descifrar cómo y, por supuesto, asimilar la comedia que propone Valente es lo que hará que el lector valore adecuadamente la propuesta de Radiant.

Valente escribe como si estuviera continuamente preso de los efectos de una bebida energética. Todo es rápido, vibrante, movido. Tienen que estar pasando cosas continuamente. Incluso cuando parece coger algo de aire e incluye algún flashback. Seguimos viendo el entrenamiento de Seth, y pasamos a su primera gran misión. Y en todo ello hay algo frenético, hasta en las conversaciones preparatorias. Es hasta sorprendente que el ritmo que imprime Valente sea tan elevado si tenemos en cuenta que escribe mucho, que Radiant es una obra con mucho diálogo. A veces ingenioso y cortante, pero siempre abundante en cantidad. Y poco a poco, la historia va creciendo. Y justo cuando puede parecer que lo único que destaca en este tramo de la serie es la introducción de nuevos personajes, sobre todo el mencionado Grimm, Valente suelta uno de esos giros argumentales tan inesperados como interesantes que proponen un salto hacia adelante en cuanto se empiece a trabajar en él. Eso, no obstante, no está en el segundo volumen, que más bien parece el final de las presentaciones y la transición al arranque de verdad de la aventura. Pero como no dejan de suceder cosas y de aparecer personajes, el viaje se está llevando de la mejor de las maneras posibles, evitando en todo momento el aburrimiento e intrigando ante lo que esté por venir.

Aunque el guion es frenético, no se puede esconder que el mayor causante de ese vértigo continuo es el dibujo. Valente no para de mezclar acción, comedia y movimiento, a veces incluso en la misma viñeta. Y como es un dibujante además tremendamente minucioso y detallista a la hora de crear sus escenarios, esa sensación frenética se multiplica. No obstante, también se puede analizar el trabajo visual de Valente antes de abrazar ese ritmo atendiendo al diseño de sus personajes, notable y acertado, muy curioso y personal, porque va configurando de esa manera una fantasía que sí se aleja de su principal referente, Dragon Ball, pero al mismo tiempo que le rinde homenaje. Otra paradoja más en Radiant, y otra que funciona para que las mismas sensaciones divertidas y juguetonas del primer volumen se mantengan intactas. Radiant se queda a la espera de pegar un salto hacia adelante, pero hasta este punto el resultado es más que satisfactorio, porque no engaña a nadie, promete una fantasía juvenil, divertida y aventurera y es exactamente lo que han ofrecido las más de 300 páginas que llevamos hasta el momento, que sirven como una espléndida introducción a este mundo y como base para que, ojalá ya en el tercer volumen, la historia coja un ritmo necesario más allá de lo visual, lo puntual o lo cómico, escenarios que hemos visto que Valente domina.

Ankama publicó originalmente el segundo volumen de Radiant en marzo de 2014. El contenido extra lo forman bocetos de personajes enviados por los lectores y una galería de ilustraciones de Jon Lankry, Pop, Nicolas Sauge y Tpiu.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 23 noviembre, 2016 por en Ankama, Cómic, Letrablanka, Manga, Tony Valente y etiquetada con , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 236 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: