CÓMIC PARA TODOS

‘Okko 3. El ciclo del aire’, de Hub

Okko-Aire-ALTAEditorial: Yermo.

Guión: Hub.

Dibujo: Hub.

Páginas: 96.

Precio: 25 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Julio 2016.

Tras El ciclo del agua (aquí, su reseña) y El ciclo de la tierra (aquí, su reseña), Okko alcanza El ciclo del aire. Hub convierte esta tercera entrega de la serie en un fascinante duelo triple. Por un lado, Okko tiene que hacer frente a un enemigo por el que siente aprecio pero que va tras la cabeza de uno de sus compañeros de viaje. Por otro, el mismo Okko recibe el desafío de un joven años después de haber matado a su padre, momento que vemos en un flashback que fascina por su sencillez y eficacia. Y, finalmente, Noburo tendrá que hacer frente a ese combate que Okko trata de evitarle. Ese escenario acaba devorando al planteamiento inicial de la historia, el estado de una joven que no es capaz de pronunciar una sola palabra y que parece estar más allá de lo que la medicina puede hacer por ella. Ese es, probablemente, el mayor defecto de El ciclo del aire, pero no empaña demasiado un relato brutal y descarnado, violento y vivo, con la fantasía mezclándose de una forma muy natural con la historia que presenta. Okko es un ronin, y verle combatir de la manera en que lo hace en este álbum es una auténtica maravilla. Por sus motivos y por sus movimientos, por el Hub escritor y también por el Hub ilustrador, porque ambas facetas del autor alcanzan una espléndida conjunción para cerrar un relato vibrante y, en muchos momentos, brillante.

Hub tarda tres páginas en añadir a los viajes de Okko un formidable elemento de venganza y de la importancia del pasado en el presente. Tres páginas. Si hay algún miedo de que la historia pueda caer en la rutina, ahí se solventa por completo. No es sólo ya el viaje de Okko y sus compañeros, sino que los hay distintas tramas que van completando ese viaje, algunas del pasado, otras del presente, algunas incluso mezcladas. En otros palabras, Hub crea una historia con un ritmo increíble, con muchas sorpresas (ojo a la brillante secuencia con la que finaliza el primero de los dos álbumes que forman este ciclo) y con un buen uso de casi todos los personajes que pone sobre el tablero. Por encontrarle otro defecto a este ciclo, aunque quizá eso se pueda llegar a entender como un acierto por parte de Hub por saltarse la composición más clásica, lo cierto es que el impacto emocional, sensorial y narrativo más fuerte está en el clímax el primer álbum. Lo demás sirve para amplificar lo que acontece ahí, pero el pico está antes de llegar al ecuador del libro. No es que pierda intensidad desde ahí, pero está fuera de toda duda que lo más intenso es ese segmento, que es el que eleva al infinito las posibilidades de la cultura de los ronin que tan brillantemente consigue plasmar Hub en algunos momentos de Okko.

Esa misma escena, el duelo entre el ronin y su enemigo imposible, es lo mejor del volumen también a nivel gráfico, lo que fuerza a Hub a llevar Okko un poco más allá. El diseño ya encandiló desde su primer volumen, y en este punto hacía falta algo más. Y Hub lo ofrece. La serie mantiene toda la fascinación visual inherente al mundo que retrata a la vertiente fantástica que ha escogido el autor, pero la introducción de nuevos personajes le sirve para seguir mejorando. También es importante destacar la fantástica manera en la que narra los flashbacks, o las escenas en las que el tiempo es paralelo. Eso no afecta a su trazo, detallista y completo. Pero si hay que destacar algo de este ciclo es la ambientación, en parte gracias al formidable trabajo de color, en el que Hub cuenta con el apoyo de Li pero por muchas más cosas. Por ejemplo, el clímax de los dos álbumes es distinto, suena distinto, sabe distinto y se ve distinto. Y eso es algo que no sucede por casualidad, sino porque es importante que así sea. Hub lo entiende, lo disfruta y lo transmite. Y por eso Okko sigue en una forma espléndida a estas alturas, porque El ciclo del aire sorprende con respecto a lo que ya hemos visto. Sigue siendo la misma serie, el mismo periplo, el mismo viaje, pero con un punto más de emoción en cada parte del relato.

El volumen incluye los álbumes quinto y sexto de Okko, Le cycle de l’air I y II, publicados originalmente por Delcourt en abril de 2009 y mayo de 2010. El libro no tiene contenido extra.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 22 noviembre, 2016 por en Cómic, Delcourt, Hub, Yermo y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 237 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: