Cómic para todos

‘Kasane’ 1, de Daruma Matsuura

kasane_1_1024x1024Editorial: Milky Way.

Guión: Daruma Matsuura.

Dibujo: Daruma Matsuura.

Páginas: 194.

Precio: 8,50 euros.

Presentación: Rústica con sobrecubierta.

Publicación: Septiembre 2016.

Hace ya mucho tiempo que la belleza, además de ser belleza, es una tiranía. El mundo del espectáculo, y también el del entretenimiento, viven subyugados por la presencia de las cosas bellas. La fealdad no vende. Coger esa idea y llevarla a un manga que apuesta también por hablar del mundo de la actuación y el del acoso escolar es una labor muy ambiciosa. Eso es Kasane, la historia creada por Daruma Matsuura que coge como protagonista a la joven cuyo nombre da título a la serie, una chica prácticamente deforme, hija de una bellísima actriz, que sufre las burlas de sus compañeras por su aspecto, y que encuentra una manera de robar belleza de otras personas, lo que hace que sea capaz de vivir a ambos lados del espejo de su imagen. Por un lado, es la víctima. Por otro, la ejecutora. El componente fantástico de la historia sirve para potenciar aún más la poesía que hay en la narración de Matsuura, y aunque el manga casi parece funcionar mejor en sus primeros episodios, cuando la historia parece algo más contenida que en el tramo final, cuando la autora abre el abanico temático y de personajes para anunciar la continuación, lo cierto es que es un manga fascinante. Por el tema, por la sinceridad con la que habla Matsuura a través de Kasane, pero también por la forma en que la historia va cobrando forma.

“Mi madre era preciosa”. Esa es la primera frase de Kasane y con ella Matsuura ya deja claro qué es lo importante. Lo bello. Lo inmortal. Pero también, y ahí está la fascinante conexión temática con la historia, lo efímero. Kasane utiliza un pintalabios para robar temporalmente el rostro de otras chicas y ocupa su lugar. Quiere experimentar lo que ellas viven desde el lado bello de la vida. Y lo hace. Pero eso, que en un principio puede despertar la simpatía y la empatía del lector, acaba convirtiéndose en algo muy peligroso. Kasane no se conforma con experimentar, quiere conservar. El sueño se convierte en avaricia. Y es ahí donde Kasane pega un salto de calidad impresionante, porque Matsuura sabe llevar esta pelea interna a los dos escenarios de la serie. Por un lado, el instituto, el lugar más complicado para que una joven viva su adolescencia, mucho más en el caso de una chica con problemas como es el caso de Kasane. Por otro, el mundo de la interpretación, un área artística en el que la belleza es un yugo porque sirve para encumbrar a quien la tiene aunque no esté acompañada de talento y para destrozar las ilusiones de quien la no la tiene por mucha pasión y destreza que pueda poner en su trabajo. Hay muchísima profundidad psicológica en la pausada narración de Matsuura y por eso Kasane tiene un arranque prácticamente inmejorable.

Hay mucho de El fantasma de la ópera, hay mucho de Jekyll y Hyde, hay mucho de cualquier historia que hable de una dicotomía tan clara como la que plantea Kasane, y todas esas influencias las recoge Matsuura en su dibujo. La forma en la que muestra a la Kasane que se esconde del mundo, la manera en la que cambia por completo cuando se considera lo suficientemente bella como para mostrarse, la contraposición con el resto de sus compañeros o los momentos oníricos (no sólo las ensoñaciones de la protagonista, también la forma en que siente lo que la belleza la permite lograr en el escenario) son elementos que hacen que el dibujo de este manga se disfrute muchísimo. La puesta en escena es, además, formidable en muchos momentos, aunque en otros sí se llega a echar en falta un mayor trabajo a la hora de crear fondos que den algo más de realce a los personajes. Pero eso queda en un detalle menor porque ellas, no hay que olvidar que estamos ante un universo eminentemente femenino, son tan fascinantes en los lápices de Matsuura, también en sus tintas para crear una sombras bellísimas. Kasane adquiere página a página los tintes de una fábula oscura tremendamente hipnótica y envolvente, de esas que invitan a pasar las páginas de forma frenética para saber qué es lo que va a suceder a continuación.

El volumen incluye los ocho primeros capítulos de Kasane, publicados originalmente en la revista Evening entre julio de 2013 y agosto de 2014, y posteriormente recopilado en un volumen por Kodansha. No tiene contenido extra.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 16 noviembre, 2016 por en Daruma Matsuura, Kodansha, Manga, Milky Way y etiquetada con , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 231 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: