Cómic para todos

‘Mac Max. El cabezón de la carretera’, de Enrique V. Vegas

mac-max-portadaEditorial: Dolmen.

Guión: Enrique V. Vegas.

Dibujo: Enrique V. Vegas.

Páginas: 32.

Precio: 2,90 euros.

Presentación: Grapa.

Publicación: Septiembre 2016.

Mad Max, con Furia en la carretera, ha sido una de las sagas que con más vigor ha regresado al cine en mucho tiempo. Puede, incluso, que sea la que más se ha celebrado dentro de este imparable furor de remakes y secuelas que estamos viviendo estos días. En realidad, la misma existencia de Mad Max ya era motivo más que suficiente para que Enrique V. Vegas ya rindiera su particular homenaje cabezón a la serie de George Miller pero la forma en la que este mundo postacapolítico y salvaje volvió a la gran pantalla ha sido el empujón definitivo. Porque si algo son las parodias de Vegas son frenéticas. No, desde luego, como la brutal, imparable y hasta agotadora película de Miller, la cuarta de la serie, pero sí en un sentido similar. Siempre le ha gustado más a Vegas el impacto del chiste que desarrollar una historia. Y Mad Max se ha convertido así en la mejor excusa para que Vegas, una vez más, se lo pase en grande haciendo Mac Max. El cabezón de la carretera. ¿Objetivos? En realidad, dos. Por un lado, captar en esta comedia el frenesí de las persecuciones del descomunal esfuerzo de montaje del último filme de Miller; por otro, mostrar la fascinación por el personaje de Charlize Theron, Imperator Furiosa, para que también en Mac Max quede por encima del protagonista, al que, en un detalle genial y muy divertido, sólo se ve sin máscara en la portada.

Vegas, de hecho, es un formidable buscador de excusas para reírse de lo que quiere y como quiere. ¿Qué mejor manera de reunir todos los vehículos que le gustan de la ficción popular que en la mastodóntica escena de persecución de Mad Max? El Batmóvil, Cars, Los Autos Locos, la moto del Juez Dredd y hasta las armas del Mario Kart tienen cabida en esa escena. Y eso por no hablar de otros maravillosos cameos, marca de fábrica de Vegas, o incluso de homenajes maravillosos como el que incluye a uno los carteles más conocidos de Akira… pero con un Delorean volador. ¿Historia? En realidad no le ha hecho falta. Casi nunca la necesita Vegas para triunfar con sus caricaturas de cabezones, que se ganan el aprecio inmediato del lector. Y si la portada no es suficiente para conseguir esa impresión, no hay más que ver la splash page doble con la que se abre el cómic, brutal homenaje a la trilogía original de Mad Max (por supuesto, Tina Turner incluida) para alcanzar ese estado. El resto, puro gozo, el habitual en los trabajos del autor, que tiene siempre a bien divertir al lector riéndose de lo que el fanático considerará sagrado pero con un respeto reverencial, el de quien no sólo parodia sino que además homenajea. Por eso los cabezones de Enrique Vegas son tan populares, por eso Mac Max es un notable añadido a su galería de versiones fílmicas.

El único contenido extra son dos páginas de bocetos.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 14 noviembre, 2016 por en Cómic, Dolmen, Enrique V. Vegas y etiquetada con , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 230 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: