CÓMIC PARA TODOS

‘Rojo 3. Qué será, será’, de Florent Maudoux y Sourya

936d61c1-1348-4e41-872e-d78e13d7053aEditorial: Dibbuks.

Guión: Florent Maudoux.

Dibujo: Sourya.

Páginas: 112.

Precio: 15 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Octubre 2016.

Aunque Freaks’ Squeele fuera una serie coral, mucho más compleja de lo que permitía atisbar su trío protagonista, y aunque cada lector tendrá su personaje favorito, siempre dio la impresión de que Xiong Mao ocupaba las preferencias de Florent Maudoux. Rojo lo confirma, porque no sólo sigue sus andanzas como adolescente, sino que potencia el personaje en el plano emocional de una manera bestial. El final de la serie con este tercer volumen es tan bueno como lo habían sido las dos primeras entregas (aquí y aquí, sus reseñas) y una fantástica demostración de lo bien que sabe mezclar Maudoux un escenario de corte fantástico y las emociones de sus personajes, algo todavía más complicado de realizar si tenemos en cuenta que su protagonista es una mujer adolescente. A Maudoux, que ha encontrado en Sourya un formidable compañero de viaje para que su dibujo no se eche tanto de menos como cabía esperar al principio de la serie, no le asustan los temas ni las sensibilidades. Si hay que hablar de sexo o de amores diferentes, se habla. Si hay que encajar eso en una historia de sacrificio, se hace. Y si todo ello tiene que tener encaje en su habitual narración trepidante, lo acaba encontrando de una manera brillante. Rojo, en ese sentido, más que un spin-off, más que un complemente, es casi una necesidad.

Lo que se agradece por encima de todo de Qué será, será, parte final de este tríptico precuela de Freaks’, es que Maudoux ha sabido conjugar en la misma historia a dos personajes como Masiko y Xiong Mao, madre e hija. A la primera la vimos en el episodio de Doggy Bags que conecta con la saga, a la segunda, por supuesto, en la serie central. Y Maudoux ha sabido fusionar sus historias de una manera brillante. Lo realmente difícil, de hecho, es saber de quién es la historia, por mucho que Xiong Mao sea la protagonista, porque la una sin la otra no tienen el mismo efecto. O sin Selena, otra sensacional aportación que se ha sacado de la manga Maudoux, a la que da un final sublime y poético, para demostrar el enorme acierto que muestra siempre a la hora de construir personajes femeninos. En eso destaca porque Maudoux sabe hacer que sus mujeres sean atractivas físicamente, en su aspecto y en sus movimientos, pero no cae en el terreno hipersexualizado tan frecuente en este tipo de acción. Lo suyo son personajes. Que pelean, desde luego, pero personajes. Mujeres por encima de todo. Por eso Freaks’ era tan buena, y por eso ese nivel, con matices diferentes, se mantiene en Rojo. No es esta una historia tan cómica como la de origen. No es tan superheroica. Es un drama de corte casi noir y adolescente a partes iguales.

Con esa mezcla tan diferente, casi se puede entender mejor la necesidad de Maudoux de contar con un dibujante que no fuera él mismo. Cierto que supo cambiar el tercio desde la jovialidad socarrona de Freaks’ al drama oscuro de Funeral (aquí, reseña de su primer volumen), pero Rojo pedía a gritos una sensibilidad diferente y Sourya ha conseguido aplicársela con mucho acierto. No tiene a veces el sentido del movimiento que Maudoux convirtió en marca personal, pero a cambio acierta siempre en la puesta en escena, en el punto de vista y en la psicología interior de los personajes, que se intuye incluso sin leer nada del diálogo de cada página. En el clímax es donde mejor se ven los logros de Sourya, capaz de definir de forma paralela una buena batalla y un encuentro mucho más íntimo y onírico entre dos personajes. Rojo concluye así y Qué será, será supone el mejor de los finales posibles, utilizando jerga cinematográfica hasta con una escena postcréditos que no hace más que confirmar que el mundo de Freak’s Squeele no sólo parece estar más vivo que nunca sino que podría continuarse hasta el infinito sin perder un ápice de interés. Esto, de momento, resulta imprescindible para todo el que se haya quedado prendado de la brillante manera de narrar de Maudoux y con el arte de Sourya, mucho más disfrutable a fuego lento.

Ankama publicó originalmente el segundo volumen de Freaks’ Squeele. Rouge, Que sera sera, en abril de 2015. El contenido extra es una especie de cómo se hizo dibujado por Sourya.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 10 noviembre, 2016 por en Ankama, Cómic, Dibbuks, Florent Maudoux, Sourya y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 237 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: