Cómic para todos

‘Assassin’s Creed 6: Leila’, de Eric Corbeyran y Djillali Defali

portada_assassins-creed-ciclo-2-n-0303_eric-corbeyran_201607121632Editorial: Planeta Cómic.

Guión: Eric Corbeyran.

Dibujo: Djillali Defali.

Páginas: 48.

Precio: 12,95 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Octubre 2015.

Con Leila se acaba este segundo ciclo de la versión europea del cómic de Assassin’s Creed, basado en la popular serie de videojuegos. Su final es algo más tranquilo de lo que cabía esperar, ya que la acción se concentra en la primera mitad del álbum y, además, en el tiempo pasado que se nos narra. No hay muchas dudas al respecto, ahí es donde está lo mejor de esta entrega, y es curioso porque en este segundo ciclo Eric Corbeyran había tratado de dar una importancia mayor al escenario del presente. Pero ahí no suceden demasiadas cosas, se pierde ligeramente el toque de ciencia ficción que había propuesto el anterior álbum, El Cakr (aquí, su reseña), y nada engancha tanto como lo que está relacionado con el personaje que da título a esta entrega, Leila. Es ella, su huida y su intensa relación con El Cakr lo que realmente merece la pena de este cierre argumental. Como ya se veía en las anteriores entregas, esto sigue siendo una expansión pensada para quienes ya han disfrutado de este universo en las videoconsolas, y a estas alturas parece difícil que pueda enganchar a nuevos lectores. A pesar de su poco intenso final, de todos modos, el conjunto sí que tiene algunos hallazgos interesantes y un entretenimiento al menos aceptable para quienes gusten de las historias de ciencia ficción que bucean en escenarios históricos y reales para su construcción.

Terminado este segundo ciclo, la sensación es algo menos redonda de lo que seguramente tendría que haber sido. Corbeyran no consigue sortear con fluidez el formato escogido y la distancia entre cada álbum, como ya se notaba en anteriores entregas, juega en su contra. En otras palabras, hay que tener muy fresca la historia para disfrutarla plenamente. Si no, lo que se disfruta es el momento concreto. Por ejemplo, Corbeyran disfruta con la relación ya mencionada entre Leila y El Cakr, con su encierro en prisión, con el pacto al que llegan y por todo lo que les sucede después. ¿Pero qué importancia tiene todo eso en el gran marco que se supone que necesita Assassin’s Creed? Eso queda algo perdido en el tiempo y sin que el escritor sea capaz de ofrecer un necesario recordatorio. Eso quiere decir que Assassin’s Creed parezca pensada más bien para un tomo integral que para una colección de álbumes. Y eso que el salto del videojuego a las viñetas es bastante aceptable y fiel para los seguidores de la franquicia audiovisual y con las suficientes modificaciones como para que llegue a atrapar a alguien que no haya tenido un mando en las manos. Pero le falta algo más de espíritu y ritmo, sobre todo viendo que la intensidad de este capítulo final se esconde en su primera mitad y no desemboca en un clímax adecuado.

Al final, el principal reclamo de Assassin’s Creed está en lo visual. Casi parece lógico pensando en el origen del cómic. Djillali Defail, en todo caso, se ve algo lastrado por el guión. Hablamos de un juego de acción, y es precisamente acción lo que le falta al menos a esta entrega final. Sin embargo, tanto en los personajes como en los escenarios sí que consigue sacar el máximo partido. Lo primero se ve claramente, de nuevo, en las escenas que comparten Leila y El Cakr, y lo segundo de una forma más acusado en las escenas del pasado. Es ahí donde este cómic alcanza siempre sus mejores momentos, en general en todo la serie pero en particular en Leila. Incluso da la impresión de que en las escenas del presente, sobre todo en las que sirven para cerrar el libro más que en sus primeras páginas, los personajes no están tan bien desarrollados visualmente como en las que acontecen en el Egipto del siglo XIV. Leila es, en todo caso, un final solvente. No enamora, no entusiasma, pero sirve a los cometidos que se plantea, dar un cierre, aunque no sea absoluto, a este segundo arco argumental de un relato más amplio y del que siempre parece faltar información. No se puede evitar la sensación de que busca a un público ya convencido, pero al menos el entretenimiento que ofrece es suficiente y los aciertos visuales sirven para compensar las flaquezas de la historia.

Les Deux Royaumes, filial editorial de Ubisoft, publicó originalmente el sexto álbum de Assassin’s Creed, Leila, en octubre de 2014. El libro no tiene contenido extra.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 7 noviembre, 2016 por en Cómic, Djillali Defali, Eric Corbeyran, Planeta DeAgostini y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 230 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: