CÓMIC PARA TODOS

‘Harley Quinn’ 7, de Amanda Conner, Jimmy Palmiotti, Chad Hardin y John Timms

harley_quinn_7Editorial: ECC.

Guión: Amanda Conner y Jimmy Palmiotti.

Dibujo: Chad Hardin y John Timms.

Páginas: 128.

Precio: 12,50 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Julio 2016.

No es que sea algo sorprendente a estas alturas, pero sí es bastante fácil de asumir que Harley Quinn es una serie loca porque Harley Quinn, su protagonista, está loca. Así de sencillo y a la vez, por paradójico que parezca, así de complicado. Porque mostrar la locura y para todos los públicos, no es pan comido. Hay que reconocerles a Amanda Conner y Jimmy Palmiotti que, aunque tardaron en encontrarle el punto a la serie, lo han terminado encontrando y lo están prolongando con astucia. La pregunta es si el lector está dispuesto a aguantar semejante aluvión de locuras. Ese es, probablemente, el único punto de duda que deja una serie que inevitablemente deja sonrisas con el paso de las páginas con cada lunática ocurrencia de la ex compañera del Joker  pero que también deja cierta sensación de que no estamos leyendo nada especialmente nuevo después de llegar a los dos años de publicación original de la cabecera con los números que contiene este séptimo volumen de la edición española. Lo que está claro es que cuanto más loca, mejor funciona la historia. Y también está claro que Conner y Palmiotti, bien secundados en el dibujo por los muy diferentes Chad Hardin y John Timms, han sabido encontrarle el punto adecuado a la introducción de Harley en el universo DC, bien con personajes invitados como Deadshot o con escenarios como el Asilo Arkham.

Son dos los puntos clave de esta Harley Quinn. Por un lado, Conner y Palmiotti han buscado, y normalmente están encontrando, argumentos absolutamente locos, absurdos y rocambolescos, incluso cogiendo sin rubor elementos de otros títulos. Si hace no muchos volúmenes era Popeye el blanco de sus ingenios, ahora el primer arco argumental de esta entrega casi parece ser El gran Lebowski de los hermanos Coen, aunque con Deadshot de por medio para darle a la historia algo más de picante supervillanesco, y por qué no decirlo de marketing, porque la película del Escuadrón Suicida (aquí, su crítica) estaba en ciernes cuando se publicaron originalmente estos números. Por otro, y quizá esto sea lo más importante para poder disfrutar de la serie, Conner y Palmiotti han sabido encontrar una voz para Harley, inocentona e ingenua en ocasiones, divertida siempre, con una violencia contenida y a la vez mostrada pero desde un prisma cómico, y superando, con creces, el impacto que provoca el nuevo atuendo del personaje, que confrontando con el original como aquí sucede en uno de los gags más divertidos del volumen. Y hasta el imposible grupo de secundarios sirve para que las tramas avancen, como se ve en el relato carcelario al que Harley se asoma en el segundo arco argumental de esta entrega.

Chad Hardin, dibujante precisamente de esa segunda mitad del volumen, sigue siendo el dibujante principal de Harley Quinn y su estilo desenfadado sigue siendo el más reconocible y adecuado al tono de la serie, pero sería injusto no reconocer los méritos de John Timms, quien ya había desfilado previamente por la cabecera y que aquí dibuja probablemente las mejores páginas para el personaje. Comenzar con un delirante sueño de Harley en el que comparte avión con lo más granado del universo DC es, obviamente, una puerta de entrada inmejorable para que Timms se luzca, pero es que todo lo demás que hace desborda personalidad, incluyendo la presencia de Deadshot, que pasa de lo amenazador a lo cómico con una facilidad pasmosa. Hardin, no obstante, sigue convenciendo con su estilo más cartoon, más cercano al toque desternillante que Conner aporta en las portadas (la de la edición española, homenaje a El resplandor de Kubrick, es una delicia que incita a sumergirse sin complejos en el contenido) que al frenético estilo de Timms, que aporta un movimiento en las escenas de acción y en los combates de Harley que merece la pena ver. Harley Quinn sigue siendo una serie extraña y difícil de asimilar porque su nivel de locura rompe todas las escalas, pero al mismo tiempo es complejo escapar de su influjo divertido y juguetón. A ver cuánto dura.

El volumen incluye los números 20 a 24 de Harley Quinn, publicados originalmente por DC Comics entre septiembre de 2015 y enero de 2016. El único contenido extra son las portadas originales de Amanda Conner.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 2 noviembre, 2016 por en Amanda Conner, Cómic, Chad Hardin, DC, ECC, Jimmy Palmiotti, John Timms y etiquetada con , , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 236 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: