CÓMIC PARA TODOS

‘Removidos’, de Ego y Alter

p-removidosEditorial: La Cúpula.

Guión: Ego y Alter.

Dibujo: Ego y Alter.

Páginas: 164.

Precio: 17,90 euros.

Presentación: Rústica con solapas.

Publicación: Septiembre 2016.

La mejor manera de enjuiciar Removidos es desde la esfera más personal. No es un tebeo del que se pueda hablar en términos genéricos o absolutos, sino que va a depender de una manera prácticamente total de la percepción de cada lector. Porque lo que sí se puede dejar claro desde el principio y sin ningún lugar a dudas es de que estamos ante un volumen raro. Raro pero entendido esto desde una posición positiva. Es decir, que no cabe esperar una historia lineal, un objetivo único o unas conclusiones indubitables. Removidos es justo eso, una mezcla de mil y un elementos vistos desde el puno de vista de los cinco personajes que ocupan la portada y la contraportada del libro y desde la misma disparidad emocional que se sugiera en esa contraposición entre la imagen delantera y la trasera. Removidos es una visión cínica sobre nuestro mundo cotidiano, no sobre los grandes temas universales sino sobre cómo estos nos afectan en nuestra rutina. Las relaciones sentimentales, la familia, el trabajo, la moda, la comunicación, el deporte, el arte… Todo eso lo introducen en su batidora Alter y Ego, pseudónimos de Dani Avilés y Carlos Moya y, efectivamente, concluyen ese proceso con un tebeo raro. Raro pero mordaz. Raro pero sugerente. Raro pero lo suficientemente real como para que haya una identificación en muchos momentos.

Si la rareza tiene que ser el aspecto en el que se mueve Removidos, es obvio que no podemos esperar una estructura clásica. Alter y Ego, convertidos ellos mismos en animalizados personajes y presentadores de su mundo, dividen la obra en siete capítulos. Más allá de unas normas de estilo para presentarlos y despedirlos, no hay mucha más coherencia entre ellos. Hay que insistir en la que la idea es descolocar al lector, pero el acierto es hacerlo desde personajes muy tangibles, sólidos, realistas y que muy probablemente servirán a cada lector para encontrar personas en sus propias vidas con las que identificar los comportamientos que describen los autores. Aunque hay un hilo conductor que se acaba cerrando de manera cíclica (no hay que obviar el detalle de la primera viñeta, un símbolo de play, y la última, uno de pausa) y en la misma escena de la fiesta de disfraces, cada página actúa como un microcosmos en sí mismo, abriendo incluso la posibilidad de que ese movimiento que propone el título de la obra se haga también en la lectura. Alter y Ego van definiendo a los personajes poco a poco y por eso es lógica una lectura tradicional, pero su cinismo se puede entender en cada página. Y eso no siempre es fácil de conseguir en obras con este tipo de objetivos hirientes porque nos tocan de lleno a todos pero divertidos porque tienen un sentido del humor peculiar.

El aspecto visual de la obra, casi más cercano al diseño que al cómic más tradicional, es también una manera de introducirnos en la ironía que buscan los autores. Si esto ha de ser una crítica a nuestra manera de vivir, ¿por qué no hacerla desde los mismos principios de quienes dominan la comunicación? Orden y color marcan Removidos, pero desde una perspectiva muy llamativa. Los toques de bitono en rojo y blanco son llamadas de atención. El blanco y negro, casi una metáfora de las vidas rutinarias e indecisas que parecen estar mostrando. Y el trazo, sencillo y fuerte busca esa necesaria identificación directa con los personajes. Todas estas decisiones de los autores funcionan dentro del plan general. Removidos quiere ser un toque en el hombre, una llamada de atención, una broma irónica sobre nuestros comportamientos. Por el camino complejo que han escogido Alter y Ego, por mucho que el diseño de los personajes sea una forma de hacerlo más accesible, es posible que se pierda algún que otro lector. No quiere ser un tebeo fácil y no lo es. Y quizá por eso hay que valorarlo, porque incluso la crítica social se puede hacer de maneras mucho más sencillas, acotadas y comprensibles a primera vista y Removidos ha optado por una forma mucho más extrema. Y así han logrado un volumen que o se termina con perplejidad o se relee una y otra vez buscando matices.

El volumen no tiene contenido extra.

Podéis ver una imagen de este título aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 28 octubre, 2016 por en Alter, Cómic, Ego, La Cúpula y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 235 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: