CÓMIC PARA TODOS

‘Paletos cabrones’ 2, de Jason Aaron y Jason Latour

portada_paletos-cabrones-n-02_jason-aaron_201608241041Editorial: Planeta Cómic.

Guión: Jason Aaron.

Dibujo: Jason Latour.

Páginas: 112.

Precio: 14,95 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Octubre 2016.

Superar el brutal y descarnado impacto del primer volumen de Paletos cabrones (aquí, su reseña) es una misión imposible. El mismo hecho de parecer una historia cerrada, de serlo de hecho aunque forme parte de un universo expandible, servía para que el relato funcionara como una auténtica bomba de relojería, con un impacto brutal por el escenario, por la historia, por los personajes y también por el dibujo. ¿Cómo continuar una serie que aparentemente se había liquidado con el violento final de la historia de antagonismo que se trazó entre Earl Tubb en su regreso al sur en el que nació y Euless Boss, el hombre que ostenta el poder en ese pequeño pueblo desde su aparentemente inocente posición de entrenador del equipo de fútbol americano? La solución que encuentra Jason Aaron es la de contar esa otra historia, la de Boss. Y es una digna continuación, por mucho que, efectivamente, sea imposible superar lo que Aaron y Jason Latour habían logrado en la presentación de la serie. Se mantiene la tensa violencia que hay en este universo, se aumenta el repertorio de personajes a recordar y se logra una más que aceptable continuación de una historia que no estaba del todo cerrada y que precisamente por entender un entorno se puede seguir de esta y de otras maneras.

El relato, de hecho, continúa desde prácrticamente el mismo punto en que lo dejó el primer volumen, por mucho que el tono y el protagonista cambien drásticamente. No es Fútbol una historia crepuscular, no tiene un protagonista rendido y cansado que busca una redención imposible. Hablamos, aunque parezca un término más apropiado para el cómic de superhéroes, de una historia de origen. ¿Qué convirtió al entrenador Boss en el despreciable ser humano que conocimos en el arranque de la serie? El sur, desde luego, pero también sus gentes. Quizá más lo segundo que lo primero, aunque en realidad sea parte de lo mismo. Y es posible que ahí es donde se pierda algo de la magia del primer arco argumental. Allí todo era asfixiante porque había un entorno asustado, un cacique sin escrúpulos y un escenario en el que el miedo y la cobardía eran el mejor aliado para la supervivencia. Aquí sólo asfixia la vida del protagonista, el inútil de su padre, su deseo de rebelarse ante todos los que desean verle fuera del equipo de fútbol y encontrar un lugar en la vida. Aaron sigue capturando bien el espíritu de su escenario en Alabama pero no de la misma manera. Lo que comienza siendo la mejor decisión para que Paletos cabrones no caiga en la repetición es también el motivo por el que esta continuación impacta menos que el arranque.

Con el dibujo de Jason Latour pasa algo parecido. Sigue siendo lo mismo que impacto en el número anterior. Sigue siendo un dibujo violento, intenso, cargado de emociones radicales y extremas, con un predominio de los tonos rojizos que no llevan a engaño en ningún momento. Pero sí se pierde algo del tono cinematográfico que sí había en el primer volumen. La apuesta sigue funcionando, no obstante, a niveles muy importantes, porque Latour sigue siendo capaz de encontrar un ritmo frenético en este violento universo, porque da vida con notable valentía a las escenas de fútbol americano para que encajen en ese ambiente sureño duro y complicado, porque si Earl Tubb desprendía un carisma casi infinito lo mismo se puede decir de Euless Boss, y además en su doble interpretación, la del joven dispuesto a todo para alcanzar sus metas y las del hombre adulto y envejecido en el que se ha convertido tras años de contundente opresión sobre los que le rodean. Era difícil que continuar Paletos cabrones pudiera provocar el mismo efecto, pero no se puede negar que Aaron y Latour saben perfectamente lo que están haciendo y siguen mostrando un microcosmos salvaje que supone una patada en el estómago a los valores norteamericanos desde su interior. No es fácil disfrutar con algo tan violento y opresivo, pero Paletos cabrones sigue siendo así de genial.

El volumen incluye los números 5 a 8 de Southern Bastards, publicados originalmente por Image entre octubre de 2014 y abril de 2015. El contenido extra lo forman una introducción de Ryan Kalil, las portadas originales de Jason Latour y un portafolio de bocetos del ilustrador.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

2 comentarios el “‘Paletos cabrones’ 2, de Jason Aaron y Jason Latour

  1. apagatutv
    19 febrero, 2017

    No soy capaz de encontrar noticias sobre cuando, o si lo haran, editaran el tercer volumen, la pagina de planeta en un caos. ¿Sabes algo?

    • juanrmillan
      19 febrero, 2017

      No tenemos noticias, pero Planeta suele responder a los lectores en su cuenta de Twitter (@PlanetadComic). Te sugiero que lo intentes ahí, que seguro que te contestan :)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 27 octubre, 2016 por en Cómic, Image, Jason Aaron, Jason Latour, Planeta DeAgostini y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 234 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: