CÓMIC PARA TODOS

‘Okko 2. El ciclo de la tierra’, de Hub

okko-tierra-altaEditorial: Yermo.

Guión: Hub.

Dibujo: Hub.

Páginas: 104.

Precio: 25 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Abril 2016.

Ya quedó muy claro en el primer volumen de Okko, El ciclo del agua (aquí, su reseña), que no estamos ante una serie que quiera ahondar en explicaciones previas, relatos de origen o presentaciones de universos. Por si quedaba alguna duda, el segundo arco argumental, El ciclo de la tierra, lo confirma. La clave está en el ritmo frenético, en las persecuciones, en el uso del tiempo y la elipsis, en mostrar más que contar y en cerrar una parte de la historia antes de emprender la siguiente. Hub tiene claro lo que quiere contar y no le importa dejar su historia con un esqueleto algo menos robusto de lo que seguramente sería con otros autores a cargo del relato, porque lo que quiere es que se vea la historia. Y en lo que triunfa habitualmente Hub es en acabar contando una historia muy grande partiendo de una anécdota más pequeña. Eso lo hace en El ciclo de la tierra sin ningún problema, con una persecución trepidante de nuestros héroes en busca de dos monjes que han atacado a Noburo como detonante de un viaje que finaliza en un conflicto a gran escala. Si se aceptan esas normas, Okko sigue siendo, como ya lo era en su primer ciclo, una lectura muy entretenida, que se pasa volando y que va deslizando esas gotas de filosofía y modos de vida orientales que tan agradecidos resultan en este tipo de historias.

Tanto es así, que Hub tiene claro que ni siquiera sus propios personajes pueden frenar su ansia de contar una historia. Es decir, que el autor no siente la necesidad de tener que definirles con sus palabras, y se vuelca en los hechos. No ve necesario que sean los personajes el motor de la historia, sino que es esta, un conflicto externo a ellos, lo que va marcando el ritmo. Es verdad que eso en ocasiones puede resultar peculiar, y más en una serie que lleva por título el nombre de su personaje central, pero es algo claramente intencionado por parte del autor. Hub sabe que el grupo protagonista se define en base a sus relaciones con los personajes ocasionales y con la historia que hay en marcha. Okko y Noburo son quienes son en función de lo que hacen en cada situación de conflicto, de cómo se comportan con las facciones de esa lucha. ¿Conocemos mejor a los personajes después de haber leído El ciclo de la tierra? Parece evidente que sí, aunque no haya realmente ninguna escena que se puede destacar por haber dado un gran paso adelante en ese sentido. Y esa, aunque parezca una incongruencia, es la genialidad que pone en marcha Hub, que elude los personalismos, que no se queda sólo con el carisma de un protagonista para llamar la atención. Todo, además, con mucha acción, aventura, humor y ritmo, con lo que la diversión está asegurada.

En ese aspecto, como ya se podía decir de El ciclo del agua, lo visual es lo predominante. Con el trabajo de presentación ya hecho, Hub se lanza de lleno justo a lo que se indicaba en la historia, a dejar que todo lo que rodea a Okko, Noburo y los demás cobre un protagonismo muy importante. Para los lápices del autor, el escenario es casi tan importante como sus personajes, y eso, que ya se sentía en el primer arco argumental, aquí se desborda. Quizá el color tenga una importancia algo menor de lo que tenía en el primero de los ciclos, puede que porque los escenarios son algo más limitados en cuanto a número y tonalidades, pero eso no merma en absoluto el espléndido resultado gráfico de El ciclo de la tierra, que además amplía con brillantez el universo de Okko no sólo en cuanto a personajes sino también en lo que se refiere a criaturas y, sobre todo, en cuanto a su escala. No hay más que ver la espectacular secuencia final, todo un esfuerzo para las manos de Hub por la gran cantidad de personajes y elementos que hay en viñetas que responde a los cánones del cómic francobelga y eluden las de gran tamaño. El ciclo de la tierra es una más que digna continuación de Okko, que respeta las bases de la serie, que da sentido a que hablemos de ciclos y no de episodios y que se apoya en un ritmo intenso para seguir convenciendo con sus relatos.

El volumen incluye los dos álbumes de Okko. Le cycle de la terre, publicados originalmente por Delcourt en enero de 2007 y febrero de 2008. El único contenido extra son las cubiertas originales de Hub.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 27 octubre, 2016 por en Cómic, Delcourt, Hub, Yermo y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 231 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: