CÓMIC PARA TODOS

‘La historia de mis tetas’, de Jennifer Hayden

num1_111111111111Editorial: Penguin Random House / Reservoir Books.

Guión: Jennifer Hayden.

Dibujo: Jennifer Hayden.

Páginas: 352.

Precio: 24,90 euros.

Presentación: Rústica con solapas.

Publicación: Septiembre 2016.

Cáncer. Cáncer de mama. Ya está dicho, por si alguien se va a asustar. El saber popular, el que no todo el mundo aplica por razones que hay que comprender, dice que lo mejor cuando se tiene una enfermedad como esa es hablar de ello. Jennifer Hayden lleva esa máxima hasta las últimas consecuencias y cuenta su experiencia en La historia de mis tetas. Lo curioso es que no se trata sólo de un relato en el que se hable de la enfermedad, de operaciones, de hospitales y de recuperaciones, sino que se habla de toda una vida. La propia autora define el libro como una comedia dramática. Lo es. Pero también es el relato de una lucha por la supervivencia. Supervivencia emocional, pero también femenina, porque de todo hay en las más de 300 páginas de una novela gráfica que, haciendo honor a su autodefinición, divierte y conmueve a partes iguales. Si hay que hablar del cáncer, como de cualquier otra enfermedad, puede que la mejor forma de hacerlo sea a través de la sinceridad. Por citar algunos ejemplos, Paco Roca nos enseñó esa lección referente al Alzheimer con Arrugas, Ellen Forney hizo lo propio con la bipolaridad en Majareta (aquí, su reseña). Y Hayden lo hace con el cáncer de mama, pero sin necesidad de limitar su historia a ese instante. Su historia es su vida y la de todos los que la rodean. Y, sí, a través de sus tetas, pero abarcando mucho más que eso.

La historia de mis tetas es un relato a flor de piel, pero no costumbrista al cien por cien. El gran acierto de Hayden es que no se limita a contar lo que ve, sino que lo adereza con lo que piensa y con lo que siente. Hay momentos reales y realistas, pero los hay también imaginados e imaginativos. Y ambos se dan la mano con una frescura que sólo puede proceder de la sinceridad de la autora. Todo el libro está contando en primera persona y en todas las viñetas hay un cartucho de texto. Es, en ese sentido, la obra de una escritora que ha comprendido que el dibujo era la mejor manera de complementar sus palabras. Y la fusión también funciona por ese lado de una manera muy acertada. No hay que olvidar que estamos ante una vida, ante un relato que abarca décadas, y es francamente complicado lograr que la empatía que se siente con la protagonista (y no sólo con ella) se extienda durante tantas páginas, durante tantas etapas de su vida e incluso en momentos en los que no hay por qué compartir sus decisiones o sus pensamientos. Hayden lo consigue. Sí, por frescura y por sinceridad, pero también porque sabe llevar la narrativa hacia los terrenos que le interesan, prestando atención a cada detalle, a cada personaje, a cada evento. Nada se cuenta por azar. Y eso, con tanta información que se cuenta, es un mérito enorme.

No habla en contra de esta novela gráfica decir que Hayden es mucho más escritora que dibujante. La fuerza de La historia de mis tetas está en lo que se cuenta, y cómo se cuenta, la forma en la que la autora plasma su historia en imágenes queda en un plano algo más secundario. Ni malo ni insuficiente. En absoluto. Hayden, de hecho, es una ilustradora con mucha imaginación, que sabe llevar su trazo sencillo, sus figuras sin complicaciones y su blanco y negro a lugares a los que no es fácil llegar. Eso se ve, sobre todo, en la enorme expresividad de sus personajes y, sobre todo, de su autorretrato. Siendo un cómic con tanto texto, es formidable ver que cada imagen es capaz de transmitir tanto por sí sola, llevando la lectura a un punto fascinante, en el que se puede mirar primero el dibujo, priorizar el texto o ir cambiando el orden sin rumbo fijo. Como la vida misma, dejándonos sorprender por lo que sale de la imaginación de Hayden. La historia de mis tetas logra así algo que no es nada fácil. Tiene la vitola de historia definitiva. Esa que tanto daño hace a quienes ambicionan firmar una obra así y que cuando se tiene una voz honesta y una auténtica historia que contar, como es el caso, desemboca en uno de esos tebeos que se lee con muchísimo agrado, que se sufre con la intensidad que quiere la autora y que pone las emociones a flor de piel siempre.

Top Shelf publicó originalmente The Story of My Tits en octubre de 2015. El volumen no tiene contenido extra.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 11 octubre, 2016 por en Cómic, Jennifer Hayden, Randon House Mondadori, Top Shelf y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 231 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: