CÓMIC PARA TODOS

‘Daredevil. Chinatown’, de Charles Soule y Ron Garney

image_gallery3Editorial: Panini.

Guión: Charles Soule.

Dibujo: Ron Garney.

Páginas: 144.

Precio: 13,50 euros.

Presentación: Rústica con solapas.

Publicación: Agosto 2016.

Si una nueva etapa de Daredevil sabe acercarse lo suficiente a la interpretación milleriana del personaje, la de Frank Miller, por supuesto, y al mismo tiempo bebe lo suficiente de la alabadísima serie de televisión de Netflix, se puede decir abiertamente que merece la pena ser leída. Charles Soule es un tipo inteligente, un escritor avezado y un creador muy eficaz. Su Daredevil arranca con muy buena nota precisamente porque se siente capaz de hacer esa fusión para que deje sensaciones que satisfagan a los seguidores más clásicos pero con una historia en la que introduce cambios muy profundos con respecto a la mitología más conocida del personaje que atraigan a quienes llegan desde la pequeña pantalla o incluso a los que, simplemente, busquen un nuevo héroe que esté a la altura de sus necesidades. Soule es, en este sentido, una garantía. Y tanto o más lo es Ron Garney, que encuentra el aspecto visual que necesita el personaje, el que sirve para potenciar el misterio que necesariamente ha de reunir Daredevil y la suciedad del aspecto urbano que se potencia en sus aventuras. Chinatown, a pesar de que ya desde su mismo título hace hincapié en las novedades que introduce Soule, es un Daredevil mucho más clásico de lo que pudiera parecer. Y a la vez nuevo, por paradójico que pueda parecer.

Lo curioso es que las novedades hacen que Chinatown sea una muy buena historia. Es muy interesante ver a Daredevil como mentor de otro misterioso héroe, Punto Ciego. También lo es peleando en otra zona de la ciudad que no sea la Cocina del Infierno, el punto neoyorquino con el que más se identifica el Hombre sin Miedo. E incluso verle ejerciendo la abogacía desde un punto de vista muy diferente al que se le ha asociado siempre. Nada de esto es realmente nuevo en Daredevil, pero no es nada fácil hacer que funcione como si realmente formara parte de su esencia, y eso Soule sí que lo consigue con mucha facilidad. Su voz suena auténtica, más incluso que el conflicto interno que plantea con Diezdedos y sus vinculaciones cuasireligiosas. Eso, por ser lo que menos trascendencia acaba teniendo en la historia, es lo menos logrado de la interpretación del personaje que hace Soule, por lo demás modélica, integradora de la mejor tradición de Daredevil por los creadores a los que rinde homenaje más o menos claro pero también por los rincones de su mitología que recupera, en especial el papel de la Mano. Soule también es consciente de una cosa, y es de la necesidad de poner en valor al dibujante de la serie para que esta funcione a todos los niveles, escribiendo su historia pero siempre teniendo en cuenta la forma en la que va a ser dibujada.

La elección de Garner para dar vida a este guión es acertadísima. El regreso de Daredevil a su traje negro con marcas rojas puede parecer más una cuestión de márketing que una herramienta narrativa, pero el caso es que funciona muy bien. Garner integra a este Hombre sin Miedo de negro en una ciudad turbia y sucia, en una pelea en la que todos los contendientes se han quitado los guantes y en la que el escenario tiene tanto valor como sus protagonistas. La forma en la que juega por un lado con la oscuridad y por otra con los efectos de luz derivados, por ejemplo, de los poderes de Daredevil, es espléndida. Soule le deja otro caramelo para seguir jugando con lo visual, precisamente con un personaje que tiene el poder de la invisibilidad. Y las artes marciales son el componente que le faltaba a Garner para que su dibujo sea tan espectacular y certero como exige la serie. Y ojo a los encuadres que busca, que potencian no sólo las escenas de acción, sino que incluso mejoran escenas en las que el diálogo y Matt Murdock son los elementos centrales. Daredevil. Chiantown es un magnífico punto de enganche para nuevos lectores tras las Secret Wars, pero es también, y Soule lo sabe, una manera estupenda de que los más clásicos sigan disfrutando como siempre lo han hecho. Su Daredevil, a pesar de los muchos cambios que introduce, es Daredevil.

El volumen incluye All-New All-Different Marvel Point One y los números 1 a 6 del quinto volumen de Daredevil, publicados originalmente por Marvel Comics entre diciembre de 2015 y mayo de 2015. El contenido extra son una introducción de Julián Clemente, una entrevista con Ron Garney y las portadas originales de Ron Garney, Mike del Mundo, David Márquez, Alex Maleev, Larry Strotman, Tim Sale, Chris Stevens, Joe Quesada, John Tyler Christopher, Fred Hembeck, Leinil Francis Yu, Paolo Rivera, Michael Cho y Sara Pichelli.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 11 octubre, 2016 por en Cómic, Charles Soule, Daredevil, Marvel, Panini, Ron Garney y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 246 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: