CÓMIC PARA TODOS

‘Lantern City’ 2, de Matthew Daley, Mairghread Scott y Carlos Magno

280716070557275__0Editorial: Medusa.

Guión: Matthew Daley y Mairghread Scott .

Dibujo: Carlos Magno.

Páginas: 138.

Precio: 14,95 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Septiembre 2016.

Se agradece y mucho que una serie como Lantern City sea capaz de reinventarse sobre la marcha. Su primer volumen (aquí, su reseña), nos presentó la historia de un tipo cualquiera que se infiltra en un sistema político autoritario y dictatorial. Un héroe, un villano, una lucha de clases… Pero en este segundo volumen Matthew Daley y Mairghread Scott le dan la vuelta a la tortilla aprovechando el buen cliffhanger que dejaron al final de la primera entrega. Sigue siendo la historia de ese infiltrado, pero no como una misión de heroísmo, sino como una llena de dudas a todos los niveles, cuestionándose si está en el bando correcto, si ama a la mujer adecuada, si el tirano que le habían vendido es realmente tan malvado. Y con esas dudas, el lector se implica fácilmente. Y cuando da la sensación de estar cayendo en el tópico, de repente la historia cambia, gira, impacta y vuelve a empezar. Lantern City es una de esas series que desde el principio se arriesgan a que su aspecto visual sea lo que predomine, y el fantástico dibujo de Carlos Magno es motivo más que suficiente para quedarse en cada imagen y olvidarse de que hay una historia detrás, pero con esa vida que le están insuflando sus creadores, construyendo un universo y no simplemente dejando que los personajes desfilen por él, están consiguiendo que sea una lectura muy amena.

Ya desde el arranque de Lantern City se podían apreciar esos pequeños detalles que iban a permitir un sano entretenimiento steampunk. Y aunque no haya esencialmente nada nuevo en la serie, que en muchos momentos deja una cierta y bastante obvia sensación de déjà vu, hay que reconocerle a Daley y Scott una habilidad bastante notable para desarrollar la creación de Trevor Crafts. Eso se ve en la forma en que los personajes abandonan las posiciones arquetípicas. Ni el héroe es tan bueno, ni el villano es tan malo, ni las mujeres que se mueven alrededor (tres personajes femeninos fuertes y bien construidos, otro elemento más por el que aplaudir la serie) se quedan ancladas en el tópico. Todos los personajes se mueven, el mundo que describe Lantern City se mueve, y la introducción de los nuevos elementos  tanto narrativos como de contexto llegan al relato con mucha naturalidad. Hay impacto, pero no brusquedad en los cambios de rumbo que plantean los guionistas. Y así es como se puede construir una historia bien llevada y que mantenga la ilusión por saber qué es lo próximo que va a suceder. Porque del gusto por el impacto llega también el gusto por el cliffhanger y en este segundo volumen se repiten las espléndidas sensaciones al llegar al final, las de ansiar que llegue pronto la continuación.

Para dar forma a este universo, Carlos Magno mantiene su particular estilo, recargado, con muchas líneas y puntos, lo que le da un aspecto muy identificativo a este mundo steampunk, no sólo a los escenarios sino también al vestuario clásico pero modernizado de los personajes. Lo visual, ya se ha dicho más arriba, gana por completo al lector desde un primer vistazo, sobre todo al que admire la sensibilidad y las influencias del entorno escogido. Pero Magno no se detiene en, simplemente, dibujar escenarios asombrosos y consigue que los protagonistas sean parte integral de dicho escenario. Rostros expresivos, buen movimiento y algunos puntos de vista bastante atrevidos e interesantes hacen que el dibujo se pueda calificar de sobresaliente, aunque precisamente la abundante presencia de marcas de rotulador pueda hacer que sea algo chocante al principio. Pero habiendo visto ya su trabajo en series como Deathmatch (aquí, reseña de su primera volumen) o El planeta de los simios (aquí, reseña de su primer volumen), ese trabajo de acostumbrarse está ya hecho. Incluso el mismo primer volumen de Lantern City bastaba para admirar su dibujo. La serie continua admirablemente bien, con un aspecto intachable y con una historia que, por el momento, mantiene todas las constantes con las que se podía atrapar al lector desde su planteamiento.

El volumen incluye los números 5 a 8 de Lantern City, publicados originalmente por Archaia entre septiembre y diciembre de 2015. El contenido extra lo forman las portadas originales  de Benjamin Carré y Robert Sammelin y un relato en prosa, precuela del cómic, de Matthew Daly.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 6 octubre, 2016 por en Archaia, Carlos Magno, Cómic, Mairghread Scott, Matthew Daley y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 237 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: