Cómic para todos

Cine – ‘Sheena’, de John Guillermin

am_52t14055mmhjbwm43_1300x1733Título original: Sheena.

Director: John Guillermin.

Reparto: Tanya Roberts, Ted Wass, Donovan Scott, Elizabeth of Toro, France Zobda, Trevor Thomas, Clifton Jones, John Forgeham, Errol John, Sylvester Williams, Bob Sherman.

Guión: Lorenzo Semple Jr. y Leslie Stevens.

Música: Richard Hartley.

Duración: 117 minutos.

Distribuidora: Sony.

Estreno: 17 de agosto de 1984 (Estados Unidos).

Hollywood siempre ha buscado heroínas y eso comenzó a hacerse evidente ya con descaro en los años 80, cuando proliferaron las películas de acción protagonizadas por mujeres. El cómic, de hecho, fue una clara y recurrente fuente de inspiración con títulos como Supergirl (aquí, su crítica) o El guerrero rojo (aquí, su crítica), penosa traducción del filme que debía dar gloria a Red Sonja y que por supuesto no lo consiguió. No obstante, estas dos alcanzaron un nivel mucho más alto que Sheena, un filme bastante pobre basado en la heroína creada en 1937 por Will Eisner y Jerry Iger. Puede que el problema más evidente de la cinta sea el hecho de que ni el cómic en general ni la propia Sheena en particular eran los motores del proyecto, que tiene dos ejes claro: el rodaje en localizaciones naturales de Kenia y el físico escultural de su protagonista, Tanya Roberts, a la que se explota de todas las maneras posibles, incluso con desnudos integrales que sorprenden en una película que, en realidad, es tremendamente blanda y parece pensada para públicos de todas las edades. El hecho de que haya tantas películas que han sabido aprovechar escenarios naturales y la escasa proyección de Roberts como actriz hace que Sheena sea un producto completamente olvidable y prescindible, muy endeble en su historia y en sus personajes.

Da cierta pena, porque incluso tirando de tópico se podría haber hecho algo decente. Así se siente en el prólogo de la película, el que da origen a esta jungle girl que tanto en común tiene con Tarzán, pero esa sensación acaba, por desgracia, cuando al cuarto de hora de metraje vemos los créditos iniciales en los que Tanya Roberts cabalga a lomos de una cebra con el paisaje africano de fondo y un tema musical no especialmente afortunado y después repetido hasta la saciedad. Ahí acaba lo interesante porque el guión, coescrito por Leslie Stevens y Lorenzo Semple Jr., este el mismo autor del filme de Batman de los años 60 (aquí, su crítica) o del Flash Gordon de los 80 (aquí, su crítica), combina una muy pobre trama política con una inverosímil historia de amor. Puede que los diálogos y las situaciones, ya imposibles en los años 80 y hoy sencillamente caducos (las escenas de besos y los razonamientos que se hacen en ellas son delirantes), hagan que sea lo segundo lo que más chirría, pero básicamente estamos al mismo nivel de desacierto. Como nada más suma, todo queda supeditado a esos dos elementos ya mencionados: las localizaciones y la actriz protagonista. Lo primero es claramente lo mejor de la película, algo que John Guillermin ya había sabido explotar, por ejemplo, en la versión setentera de King Kong, curiosamente también escrito por Semple.

El caso es que Roberts, que con su papel en la apreciable El señor de las bestias ganó cierta fama, tiene el look para convertirse en Sheena de una manera convincente. En la foto fija parece sencillamente perfecta. Pero el problema del cine es que eso no basta, y por desgracia no hay mucho más que rascar, ni en su talento como actriz, que ciñe a poner caras de sorpresa ante los prodigios de la civilización, ni tampoco en las armas con las que la película le podría haber ayudado a disimular sus carencias. No hay guión, el personaje es endeble, su origen civilizado no cuenta en absoluto más que para las supuestamente cómicas escenas en las que Vic Casey, sosamente interpretado por Ted Wass, intenta conjugar el asombro que le produce su belleza con el intento de enamorarla, y tampoco se siente que Sheena sea un elemento clave entre la tribu de los zambouli, muy desaparecida e intrascendente en la película por mucho que ese término de pare de repetirse una y otra vez a lo largo de las casi dos horas de metraje hasta que casi parece no tener ningún sentido. De hecho, no parece tenerlo, porque para cuando tiene un papel relevante ya no tiene demasiado interés, la película ha derivado en ver a Sheena, con y sin ropa, su poco explicada relación con Vic Casey y su relación con los animales que aparecen en la película.

Eso es otro elemento que sí tiene cierta gracia en el filme. Hoy en día, la presencia de leones, elegantes y chimpancés se habría hecho realidad con imágenes realizadas por ordenador, pero a mediados de los años 80 la única forma de hacerlo era con animales reales. Es verdad que pocas veces unos animales aparentemente tan salvajes parecieron tan domesticados, pero hay que reconocer que en algunos momentos la cosa funciona asombrosamente bien. No en los últimos minutos de la película, cuando son las aves las que toman el protagonismo con menos calidad, por ejemplo, de la que había conseguido el gran Alfred Hitchcock en Los pájaros más de dos décadas antes, pero sí al menos cuando la película todavía mantiene algo de interés. Sheena es, de esta manera, una de esas películas que se ven y se olvidan con la misma facilidad. Tiene un aspecto viejo que ya incluso se podía sentir en su estreno, porque ya entonces, e incluso muchos años antes, se habían realizado películas que querían sacar partido de los puntos pretendidamente fuertes de Sheena. Y sí, Tanya Roberts puede lucir impresionante, pero  realmente algo así no puede ser suficiente para salvar una películas que hasta en eso llegaba décadas tarde, por ejemplo, con respecto a la espectacular Raquel Welch de Hace un millón de años.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 30 septiembre, 2016 por en Cine, Sony y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 231 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: