CÓMIC PARA TODOS

‘Elfos’ 2, de Olivier Peru, Stéphane Bileau, Éric Corbeyran y Jean-Paul Bordier

Elfos-2-ALTAEditorial: Yermo.

Guión: Olivier Peru y Eric Corbeyran.

Dibujo: Stéphane Bileau y Jean-Paul Bordier.

Páginas: 112.

Precio: 25 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Julio 2016.

Con apenas dos volúmenes publicados en España (aquí, reseña del primero), conteniendo los cuatro primeros álbumes de la serie francófona, se puede trazar un simpático paralelismo entre Elfos y Astro City (aquí, reseña de su primer libro). Lo que esta segunda serie, de Kurt Busiek y Brent Anderson, es al cómic de superhéroes, Elfos ha conseguido serlo para la fantasía de una manera muy natural y desde un prisma diferente. Elfos se basa en historias autoconclusivas realizadas por equipos creativos diferentes. Ahí está la diferencia con respecto a Astro City, que prácticamente ha realizado de forma íntegra el mismo dúo artístico, pero salvando esa distancia la sensación es muy parecida, porque la serie acaba ofreciendo un panorama increíblemente concreto de un universo imaginado cerrado. Elfo blanco, corazón negro, que casi parece un homenaje a la película con la que Clint Eastwood homenajeó el rodaje de La Reina de África, y El elegido de los semielfos son dos espléndidas incorporaciones a la sensacional mitología que inauguraron El cristal de los elfos azules, de Jean-Luc Istin y Kyko Duarte, y El honor de los elfos silvanos, de Nicolas Jarry y Gianluca Maconi. Ahora son, en primer lugar, Olivier Peru y Stéphane Bileau, y en el segundo de los relatos Eric Corbeyran y Jean-Paul Bordier los que aportan su buen hacer a este fantástico mosaico que no parece tener fin. Y con este nivel, que no lo tenga.

En Elfo blanco, corazón negro, Peru realiza un aporte fundamental a la mitología élfica: el paso del tiempo. Seres inmortales, casi siempre se les retrata en un momento concreto y en comparación con los humanos. Pero ver como muestra en este relato una búsqueda interminable además de una criatura como el dragón permite mostrar un dominio de la elipsis espléndido y que, lejos de parecer artificial, ayuda a construir la esencia del elfo como raza de una manera brillante. Eso es lo mejor del relato, que al final casi parece un mcguffin precisamente para mostrar ese aspecto y, sobre todo, para dar a Bileau excusas continuas para dibujar un dragón magnífico, alejado de lo más arquetípico de esta criatura. Tampoco es nada desdeñable la forma en la que precisamente hace encajar el paso del tiempo en la vida del elfo en comparación con la del humano, y sobre todo cómo sus naturalezas son diametralmente opuestas a pesar de la convivencia que necesariamente han de mantener. Puede que al principio cueste entrar en la historia precisamente por el ritmo pausado y basado en elipsis que sostiene desde el principio, pero al final es justo eso lo que convierte el relato en uno francamente bueno y muy bien dibujado también por Bileau, además con un color a cargo de Luca Merli que desprende la melancolía que en el fondo tiene el relato.

El elegido de los semielfos demuestra la versatilidad de la serie por cambiar por completo el tono, el escenario y los protagonistas. El semielfo muchas veces sólo se tiene en consideración en demasiadas mitologías y universos fantásticos para hablar del amor entre un elfo y un humano, pero poco se habla del resultado de esa unión. Aquí sólo hay semielfos, muchos de ellos y sobre su todo su protagonista con un alto nivel de desarraigo, y Eric Corbeyran les da un trasfondo muy acertado, partiendo de una sombría profecía y de la más que segura opción de una guerra. La forma en la que capta la esencia de esa raza impura y no demasiado apreciada es más que notable, como también el grupo de personajes secundarios que ayudan a dar forma al relato, quizá sin demasiadas sorpresas pero con mucha eficacia. Y Jean-Paul Bordier se suma con elegancia al fantástico cuadro de ilustradores de Elfos, probablemente dando vida a la más violenta de las entregas de la serie por la climática batalla. Desde un punto de vista exigente, no parece alcanzar el mismo nivel que Elfo blanco, corazón negro, que a estas alturas bien se puede considerar el mejor álbum de la serie, pero confirma que estamos ante una cabecera, Elfos, de la que va a merecer la pena no perderse ni una sola entrega porque todas cumplen con creces los objetivos marcados.

El volumen incluye los álbumes 3 y 4 de Elfes, Elfe blanc, coeur noir y L’Élu des semi-Elfes, publicados originalmente por Soleil en agosto y octubre de 2013. El contenido extra son las portadas originales.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 23 septiembre, 2016 por en Cómic, Eric Corbeyran, Jean-Paul Bordier, Olivier Peru, Soleil, Stéphane Bileau, Yermo y etiquetada con , , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 236 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: