CÓMIC PARA TODOS

Cine – ‘Blade’, de Stephen Norrington

blade-dirigida-por-stephen-norrington-y-producida-por-new-line-cinema-1998-criticsightTítulo original: Blade.

Director: Stephen Norrington.

Reparto: Wesley Snipes, N’Bushe Wright, Stephen Dorff, Kris Kristofferson, Donal Logue, Udo Kier, Sanaa Lathan, Arly Jover, Kevin Patrick Walls.

Guión: David S. Goyer.

Música: Mark Isham.

Duración: 120 minutos.

Distribuidora: New Line.

Estreno: 21 de agosto de 1998 (Estados Unidos), 9 de octubre de 1998 (España).

Antes de que Spider-Man (aquí, su crítica) y X-Men (aquí, su crítica) inauguraran definitivamente la era Marvel en el cine, hubo varias tentativas que tenían algo en común: la libertad que se tomaron sus creadores para realizar esas adaptaciones. Blade fue una de esas películas y una, además, que tenía un rasgo peculiar. Cuando se estrenó, el personaje nunca había protagonizado una cabecera de la editorial. Howard sí tuvo su serie, una de culto además, cuando George Lucas produjo la casi catastrófica Howard… un nuevo héroe (aquí, su crítica), Punisher también cuando Dolph Lundgren protagonizó la muy mal traducida en España El vengador. ¿Blade? Nunca. Marv Wolfmna y Gene Colan lo crearon en 1973, aprovechando los últimos coletazos del éxito del cómic de terror en Tomb of Dracula, y tuvo cierto recorrido después de aparecer junto a Spiderman, pero se antoja un personaje complicado de escoger si lo que se quería era llevar el universo Marvel al cine. Pero el éxito de los vampiros de diseño que se pusieron de moda probablemente con el éxito de Jóvenes ocultos y que continuó en los años 80 y 90 acabó provocando que este filme fuera una realidad. ¿El resultado? Decente pero hay que insistir de nuevo en que muy distante del personaje original en las viñetas, cambiando incluso en detalles trascendentales como el hecho de que en el cómic no era un vampiro.

Con todo, hay que reconocer que Stephen Norrigton firmó una película entretenida. Nada original, con una historia vista una y muy veces, algo en lo que el guionista David S. Goyer es experto, y que tiene su principal atractivo en el villano de la función, Deacon Frost, interpretado por Stephen Dorff. Frost, como Blade, se aleja del personaje del cómic en bastantes aspectos, principalmente en la edad aparente. Dorff, en todo caso, es lo mejor de la película, porque al menos supo aprovechar los aspectos más histriónicos de un villano de cómic y un enfoque más actual. No es que lo tuviera complicado, porque Norrington reúne un reparto que puede tener cierto carisma en lo visual, empezando por su actor principal, el pétreo Wesley Snipes, pero que se mueven entre lo hierático y lo inexpresivo, algo que le sucede tanto a N’Bushe Wrght, cuya carrera nunca despegó más allá de Blade, o incluso Kris Kristopherson, que opta por el camino más fácil a la hora de colarse en esta producción fantástica como tantos actores veteranos  suelen hacer cuando ya no están en su fase de mayor popularidad. A pesar de que la película muestra un origen muy interesante para su protagonista (y no muy bien contado), no es este un filme precisamente de personajes.

Blade es un ejercicio de estilo. Ni más, ni menos. Y sin demasiadas pretensiones que no pasen de ser una película veraniega de acción sin demasiado presupouesto. No hay más que ver la secuencia inicial, una mezcla entre música tecno, una estética siniestra marcada por el cuero negro, artes marciales tan de moda en los 90 y la interpretación más contemporánea del vampiro, la que mezcla la sangre, el sexo y la violencia con la idea de la sociedad vampírica oculta que antes y después de esta película se ha visto en docenas de ocasiones. Insistir en la falta de originalidad de la trama, por mucho que sea completamente funcional y bastante eficaz por momentos, invita a reforzar la idea de que lo importante es el aspecto de la cinta, su faceta audiovisual y que la historia, o incluso el personaje de Marvel que coge como base, son simples excusas para llevar a cabo ese objetivo. Vista así, Blade es obviamente una película muy de su época, que esquiva por completo las vericuetos del género superheroico o incluso del de terror y que opta por no buscar complicaciones. Es acción por la acción, y una bastante modesta en ocasiones, con unos efectos visuales bastante escasos, casi impropios de hecho de una película de su año. Por ejemplo, Men in Black (aquí, su crítica), realizada un año antes, es una comparación bastante deshonrosa para las aventuras de este cazador de vampiros.

El caso es que Goyer y Norrington parecen seguir un manual y satisface todas las necesidades de su historia. Un origen que importe (la madre del protagonista está, de hecho, entre lo mejor del filme), una presentación que se mueva entre lo eficaz y lo efectista, una presencia femenina, un mentor de cierta edad, un villano que represente lo antagónico a lo que quiere ser el héroe, por supuestos los elementos fantásticos de una profecía en la que encajan tanto héroe como villano y un clímax que les lleve a enfrentarse cara a cara. Con todo lo entretenido que puede llegar a ser este esquema si se conecta con el protagonista, y hay que reconocer que Snipes es capaz de calzarse las botas de Blade con mucho estilo y sin demasiado esfuerzo interpretativo, es igualmente predecible, e incluso sencillo en exceso. Exceptuando algunas coreografías de lucha, sobre todo en el tramo final, que chirrían muchísimo, sí que es verdad que la película está rodada con solvencia y que Norrington sabe hacer que las principales escenas de acción luzcan incluso sin demasiados medios. Lo curioso es que este Blade, sin ser una maravilla, fue uno de los primeros ejemplos de cómo el cine influyó en el cómic. Aprovechando su éxito en taquilla, Marvel adaptó su personaje al de la película e incorporó los cambios que Goyer le había introducido.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 23 septiembre, 2016 por en Cine y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 246 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: