Cómic para todos

‘Las aventuras de Bat Boy’, de Peter Bagge

lasaventurasdebatboyEditorial: La Cúpula.

Guión: Peter Bagge.

Dibujo: Peter Bagge.

Páginas: 88.

Precio: 11,90 euros.

Presentación: Rústica con solapas.

Publicación: Julio 2016.

No hace falta más que ver la firma de Peter Bagge para saber que Las aventuras de Bat Boy no va a guardar relación alguna con cierto Hombre Murciélago que patrulla las calles de Gotham City y, en cambio, sí va a ser una sátira social y política bestial, tan del gusto de su autor. Y como en ese terreno se mueve como pez en el agua, ¿por qué no hacerlo con la delirante historia de este personaje, mitad chico, mitad murciélago, que enamora a todas las celebrities norteamericanas, que vuelve locos a todos los políticos y que es capaz, sin emitir ni una sola palabra, de llegar a ostentar todo el poder en Estados Unidos? La propuesta es de un nivel de locura tal que durante todas las tiras da la sensación de que se puede derrumbar por su propio peso, por ser una chaladura descomunal, por dar la impresión de que, haciendo honor a la publicación original, es una huida hacia adelante semanal, en la que cada final es una oportunidad para continuar el argumento de una manera totalmente descabellada. Pero, por sorprendente que pueda parecer, el conjunto se sostiene con una firmeza sobresaliente y la lectura continuada de este cómic semanal es una auténtica delicia. Lo que recibe el lector, quizá con una más fácil comprensión para el lector norteamericano pero con iconos muy reconocibles, es sátira y cinismo a mansalva por parte de un autor que domina esos terrenos.

Hay dos elementos fundamentales que hacen de Las aventuras de Bat Boy una lectura terriblemente dinámica. La primera, su protagonista. No hay más que ver las escasísimas características que Bagge le da para entenderle. Es simple. Es primario. Es encantador. Es, en realidad, un niño especial. Y como tal se le percibe de principio a fin. La segunda, la utilización de personajes reales sin límite alguno, Bagge empieza por la política, un terreno en el que su sátira ya se ha movido en otras ocasiones, y acaba derivando en el mundo del espectáculo, en el del de la música, la moda o la televisión. Y ahí es cuando Bagge comienza a no dejar títere con cabeza. Justo lo que cabe esperar de cualquier de sus tebeos. Pero en este con un aire de pasatiempo ligero que lleva la acción a lugares insospechadamente ridículos. Y, sí, se sostiene. ¿Cómo? Imposible de explicar. Porque no hay manera de entender cómo es posible dar a Bat Boy una carrera presidencial, un gabinete formado por bellezas mediáticas como  Lindsay Lohan o Beyoncé y que vaya del entorno de la Casa Blanca a una ciudad llamada Monstruolandia en la que habitan personajes mitad humano y mitad animal. Una simple descripción de alguno de los momentos de este tebeo ya indica que estamos ante una soberana locura de primer nivel. Pero una muy buena.

Y es que Bagge logra fácilmente que nos encariñemos con los personajes. Lo hace con las situaciones, pero también con su reconocible estilo de dibujo, cien por cien caricaturesco, terriblemente cartoon y, sin embargo, capaz de hacer que el lector identifique con facilidad a cada uno de los personajes sacados de la realidad que tienen un papel en esta rocambolesca historia. Con esos brazos imposiblemente curvados, Bagge logra que el nivel de caricatura de los personajes humanos conviva con naturalidad con un protagonista del aspecto de Bat Boy en unas viñetas que logran mucho para el formato de tiras de prensa en que se contienen y en el que las onomatopeyas, como suele ser habitual en la obra del autor, cobran una importancia capital. Las aventuras de Bat Boy puede no ser la obra más emblemática de Bagge, pero es una que merece la pena ser recuperada, que se lee con desternillantes resultados incluso tan lejos de su publicación original en un medio de actualidad (aunque haya elementos puramente norteamericanos que se van a entender allí mucho mejor que en Europa, las referencias a Osama Bin Laden o a las mencionadas Beyoncé o Lindsay Lohan van a perdurar en el tiempo) y que nos muestra a un Bagge sarcásticamente desatado, aunque tenga mucho más acierto en la sátira inicial que en la locura final de las historietas que forman este libro.

IDW publicó originalmente Bat Boy: The Complete Weekly World News Strip en mayo de 2011, recogiendo las tiras semanales publicadas en ese periódico entre 2004 y 2005. El volumen no tiene contenido extra.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 16 septiembre, 2016 por en Cómic, IDW, La Cúpula, Peter Bagge y etiquetada con , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 231 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: