Cómic para todos

‘Star Wars. Kanan, el último padawan’ 2, de Greg Weisman y Pepe Larraz

portada_star-wars-kanan-n-0202_aa-vv_201605121523Editorial: Planeta Cómic.

Guión: Greg Weisman.

Dibujo: Pepe Larraz y Andrea Broccardo.

Páginas: 144.

Precio: 16,95 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Septiembre 2016.

El sabor de boca que dejó el primer volumen de Kanan (aquí, su reseña) fue inmejorable. Dadas las circunstanciassabiendo que estamos ante un spin-off de una serie televisiva que ya supone una expansión del universo de Star Wars, pero también en sí mismo, como una fantástica historia de origen de un personaje muy particular. Greg Weisman, creador a su vez de Rebels, la serie de la que se desgaja este cómic, y Pepe Larraz, firmaron uno de esos tebeos que entretiene, que acierta en todas las decisiones que toma y que es tan respetuoso con el material de referencia como original a la hora de ofrecer un relato nuevo y atractivo al lector. Su segundo arco argumental, el que recoge este segundo volumen, es una magnífica confirmación. Pero, curiosamente, lo es por motivos que exceden al mismo personaje de Kanan. Y es que Weisman y Larraz han cogido a una Jedi de relleno de las películas de George Lucas, Depa Billaba, y la han convertido en uno de esos personajes que merece figura de acción, videojuego y cosplayers dándole vida en las convenciones. Kanan engancha, pero Depa lo hace todavía más. Y los dos juntos y en acción, más allá de lo que ya les habíamos visto en el primer volumen, hacen que se pueda apuntar el título de Kanan, el último padawan, como una de las series de Star Wars más satisfactorias de los últimos tiempos

Una vez conocido el origen de Kanan, el momento en el que abandonó la identidad de Caleb y dejó de ser un Jedi, lo que quedaba por ver es su adiestramiento como padawan para dar auténtico sentido al título de la serie. Y eso es justo lo que muestra Weisman en este segundo arco. Como no hay padawan sin maestro, y por mucho que el centro de la historia siga siendo el joven aprendiz, su mentora es la clave para el enorme disfrute que produce este cómic. Depa Billaba es el nombre a apuntar. Weisman la construye con mimo, el mismo con el que conecta todo lo que hay que conocer de Star Wars, su trilogía original, la de precuelas y la propia Rebels. Esa fusión es tan natural que casi parece fácil, pero en realidad utiliza elementos que siempre permanecerán en abierta contradicción en la mente del aficionado como si fueran parte de un todo. Quizá lo son, pero no todo el mundo los emplea con la misma habilidad y es justo reconocérselo a un Weisman que ha sabido expandir con mucho acierto la misma serie de animación que él había creado anteriormente. Porque esto es Rebels, pero al mismo tiempo no lo es. Lo es en la breve narración del presente, y eso contagia al resto de la historia para sentir que estamos ante un Star Wars puro, pero al mismo tiempo diferente de lo que el cine e incluso muchos cómics han aportado hasta ahora.

Es fácil reconocer el mérito de Weisman en esa labor, pero también el de Pepe Larraz. ¿Suena demasiado grandilocuente decir que Larraz ha nacido para dibujar Star Wars? Porque viendo lo que ha hecho en Kanan, no parece nada exagerado. Es indiscutible que gracias a él, Depa Billaba es todavía más de lo que Weisman consigue que sea, y no hay más que ver la extraordinaria coreografía del combate del quinto número de esta entrega para rendirse a los pies del ilustrador español. Pero es que aún hay otro detalle que muestra a las claras el dominio que Larraz tiene de este universo, y particularmente de los personajes que ha escogido: los sables de luz. No es que sean armas, es que tienen vida propia y dejan sensaciones que sólo las películas podrían mejorar. Cada escena en la que hay un sable de luz, y por consiguiente un Jedi, hace que el trabajo de Larraz luzca aún mejor. Y ya es decir, porque todo lo que hace en la serie es francamente espectacular, y marca diferencias con respecto al número final del volumen, aún así bien dibujado por Andrea Broccardo. Kanan, el último padawan llega a un punto y aparte de la mejor manera posible, dejando la sensación de que estamos ante una serie grande y con muchas posibilidades, siempre y cuando la serie de animación deje ese margen para que el tebeo progrese.

El volumen incluye los números 7 a 12 de Star Wars: Kanan. The Last Padawan, publicados originalmente por Marvel entre octubre de 2015 y marzo de 2016. El único contenido extra son las cubiertas originales de Mark Brooks.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 14 septiembre, 2016 por en Andrea Broccardo, Cómic, Greg Weisman, Marvel, Pepe Larraz, Planeta DeAgostini y etiquetada con , , , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 230 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: