Cómic para todos

‘Twentieth Century Bola ocho’, de Daniel Clowes

p-twentieth-centuryEditorial: La Cúpula.

Guión: Daniel Clowes.

Dibujo: Daniel Clowes.

Páginas: 104.

Precio: 17,50 euros.

Presentación: Rústica con solapas.

Publicación: Agosto 2016.

Hasta en los terrenos más independientes del cómic hay que hacer trabajos para comer y aprovechar las olas que colocan a los autores en lo más alto. Daniel Clowes es uno de los nombres más destacados de ese tipo de cómic en Estados Unidos y el éxito de Ghost World (aquí, su reseña) amplificado por la película que se basó en dicho título, incluso la repercusión de El rayo mortal (aquí, su reseña), le colocó en una posición atractiva en el mercado. Eso es lo que permite, por ejemplo, que existan libros como Twientieth Century bola ocho, que recopila casi cuarenta historias corta de Clowes, publicadas en la revista Bola ocho que ayuda  dar título a este volumen y que, para los no iniciados en la obra de Clowes, supone una espléndida carta de presentación para conocer a un autor irreverente, mordaz, cínico y duro con todo lo que se le pone por delante, incluyendo el mismo mundo del cómic al que hace referencia en más de una ocasión con referencias y rupturas de la cuarta pared. Como ni el sexo ni las buenas maneras son fronteras para Clowes, resulta evidente que no estamos ante un libro para todos los públicos, sino para uno que quiera empujones para despertar el cerebro y pensar en aspectos de nuestra sociedad que en muchas ocasiones damos por sentados y que podrían tomarse a risa.

No se trata de asumir que todo lo que toca Clowes se convierte en oro. Dado que las temáticas varían mucho dentro del rango de historia que le interesa al autor, las habrá fácilmente más atractivas para un lector u otro. Las hay desagradables directamente. Las hay cómicas. Las hay muy salvajes, provocadoras en estado sumo y sobre temas muy diversos como ¿Por qué odio a los cristianos? o Hablemos de deportes. A Clowes le encanta dar ese paso entre lo que supone llamar la atención e invitar a la reflexión. A veces sólo se produce lo primero, y por eso esa advertencia anterior sobre las pretensiones y el éxito de Clowes, porque siempre que un autor de esta naturaleza triunfo puede quedar la sensación de que todo es maravilloso y esencial para comprender la narrativa del cómic y en realidad hay veces que sólo estamos ante un autor pasándoselo bien con una historia de personajes marginados que van desde Pichacorta el follabichos a Zubrick y Pogeybait. Lo que está claro es que, a pesar de la querencia de Clowes por incluir siempre muchísimo texto en sus páginas, es un libro que se lee con una agilidad tremenda precisamente por su naturaleza, por reunir historias cortas que buscan convertirse en el mosaico definitivo para entender Bola ocho y el mismo trabajo de Clowes, uno que combina crítica y sátira con bastante acierto.

Dado que en lo temático Clowes es un artista fácilmente reconocible, este volumen sorprenderá más en cuanto a lo visual. No porque haya una ruptura con respecto a sus grandes obras, ni mucho menos, pero sí por la variedad. Hay en este libro una experimentación continua, un amplio registro de estilos que se amoldan a cada tipo de historia y al nivel de irreverencia que quiere aportar en cada una de ellas. Es siempre Daniel Clowes, pero va cambiando la faceta de sí mismo que deja ver con su trazo, saltando del realismo a la caricatura casi como si habláramos de autores diferentes. La mezcla entre color y blanco y negro también contribuye a que no haya nada de monotonía en este recopilatorio. Twentieth Century Bola ocho es uno de esos experimentos raros que se gana el cariño del lector con facilidad (por mucho que sea de verdad chocante utilizar la palabra “cariño” en un tebeo que emplea una virulencia verbal y de juicio tan intensa hacia la sociedad actual) ya desde su mismo formato, aprovechando las cubiertas, la contraportada o incluso los créditos del libro para crear cómic y contar cosas. Porque, en realidad, de eso se trata. Clowes tiene cosas que contar. A su modo y desde su prisma, pero cosas que contar. Y cuando hay algo que contar, siempre habrá un público dispuesto a escuchar.

Fantagraphics publicó originalmente Twentieth Century Eightball en septiembre de 2002. El volumen no tiene contenido extra.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 6 septiembre, 2016 por en Cómic, Daniel Clowes, Fantagraphics, La Cúpula y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 231 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: