CÓMIC PARA TODOS

‘Las espadas de cristal’, de Sylviane Corgiat y Laura Zuccheri

Espadas-Cristal-ALTA-2Editorial: Yermo.

Guión: Sylviane Corgiat.

Dibujo: Laura Zuccheri.

Páginas: 208.

Precio: 40 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Junio 2016.

Crear una mitología fantástica no es, en teoría, una tarea demasiado complicada. Lo difícil es hacerla creíble. Y eso lo consiguen Sylviane Corgiat y Laura Zuccheri en Las espadas cristal. Lástima que el remate de la serie no sea el brillante broche final que merecía, puesto que el cuarto y último álbum es, probablemente, el más flojo de la serie, porque el clímax que Corgiat se trabaja a lo largo de los dos primeros volúmenes llega en el tercero, y queda una sensación algo agridulce de apresuramiento que podría haberse evitado con otro tipo de narración o incluso alargando al menos en un álbum más la historia, pero el resultado final es igualmente satisfactorio. Los arquetipos que utiliza Corgiat son muy interesantes, el mundo y los personajes reciben la misma atención para que el lector se zambulla por completo en una aventura espléndida y muy entretenida, y el único defecto, compañero de viaje de ese descenso de calidad en el cierre de la serie, está en que algunos de los elementos de la serie quedan algo en el aire antes de llegar a un final que, eso sí, es muy satisfactorio y da sentido a que estemos ante una serie más que cerrada. A pesar de sus defectos, Las espadas de cristal es una evidencia más de lo placentero que es leer fantasía y de la enorme riqueza que se puede desarrollar en ese marco.

Para garantizar que Las espadas de cristal triunfa, Corgiat sigue al pie de la letra los pasos que dictaría un manual sobre cómo escribir una buena obra de género. Un origen atractivo y dramático que le sirve, al mismo tiempo, para sentar las bases del mundo en el que tendrá lugar el relato y las motivaciones de su protagonista principal, Yama, una niña inquieta y valiente. A partir de ahí, crea un grupo de personajes reducido pero ampliado según se desarrolla la aventura. Y todo ello sin perder de vista el siempre necesario componente de tragedia familiar para la odisea de Yama tenga mucho más sentido. De hecho, ahí está la flaqueza de la serie, puesto que Corgiat pone tanto empeño en Yama, hasta el punto de articular a Miklos como un mentor con un pasado más trascendente que su presente, que cuando el foco del relato cambia de una a otro ya parece tarde. Por eso resulta algo discutible que el drama familiar de Yama quede completamente resuelto en el tercero de los cuatro álbumes, aunque ese sea casi el único punto que no convence del todo en la obra, porque hasta llegar ahí la diversión es completa, la historia es más que competente y el desarrollo de la fantasía es notable. Salvado el pequeño altibajo en el ritmo que supone el inicio del cuarto álbum, pocos peros más se le pueden poner al trabajo de Corgiat.

El de Zuccheri es mucho menos debatible. Viendo el espléndido acabado de sus dibujos sorprende, porque en el fondo esta es la sociedad en la que nos han hecho creer, que su formación haya sido autodidacta, porque estamos ante un trabajo detallista y meticuloso, que sabe dar forma a escenarios imposibles, tanto naturales como arquitectónicos, y que al mismo tiempo logra que los personajes desborden carisma. Da la impresión, eso sí, de que Zuccheri está más cómoda y sabe sacar mucha más expresividad de sus personajes femeninos e infantiles que de los masculinos, a los que tiende a exagerar algo más con rasgos de maldad o locura, pero en cualquier caso sus viñetas son un auténtico deleite para la vista, tanto por el trazo como por su labor de coloreado, que aunque utiliza sombreados muy correctos parece huir de las técnicas de aspecto más digital para dejar una sensación clásica e incluso nostálgica que, en el fondo, se adapta muy bien al tipo de historia fantástica que defiende. Las espadas de cristal no será una obra que se encarame al olimpo de las más populares sagas fantásticas, pero desde luego es un espléndido entretenimiento que cuenta con un potentísimo dibujo que hará las delicias de cualquier amante del género y atraerá a quien prefiere centrarse en los personajes antes que en escenarios de fantasía.

El volumen incluye los cuatro álbumes de Les Épées de verre, Yama, Ilango, Tigran y Dolmon, publicados originalmente por Les Humanoïdes Associés en agosto de 2009, febrero de 2011, enero de 2013 y noviembre de 2014. El único contenido extra son las cubiertas originales de Laura Zuccheri.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 2 septiembre, 2016 por en Cómic, Laura Zuccheri, Les Humanoïdes Associés, Sylviane Corgiat, Yermo y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 236 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: