CÓMIC PARA TODOS

‘Locas’ 3, de Jaime Hernández

Jaime Hern‡ndez - Colecci—n Locas - Cubierta volumen 3.inddEditorial: La Cúpula.

Guión: Jaime Hernández.

Dibujo: Jaime Hernández.

Páginas: 292.

Precio: 19,90 euros.

Presentación: Rústica con solapas.

Publicación: Julio 2016.

Pocas veces un cajón desastre emocional y de tantos personajes ha tenido el empaque que muestra Locas. Y menos veces aún ha tenido tanto éxito creativo un autor a la hora de divagar sin rumbo aparente por el comportamiento humano y, más aún, el femenino. En este tercer volumen de Locas, abandonado ya por completo el toque de ciencia ficción que tuvo la serie en su arranque, Jaime Hernández logra de nuevo esa aparentemente imposible tarea de hacer divertido lo patético, de encontrar entretenimiento en una visión tremendamente agridulce de la vida, logrando que su exótica mezcla de lucha libre, strippers, rock y relaciones personales cobre vida dentro de una agitada coctelera para demostrar, como si realmente hiciera falta, que la vida es un complejo regalo que todos hemos recibido y que muy pocos saben manejar bien de verdad. Locas, a estas alturas, sigue un caos absoluto a ojos del lector, porque al mismo tiempo, por paradójico que parezca, da la sensación de que el autor sí tiene controlado todo lo que sucede. Es un caos en el que siempre parece faltar información sobre los personajes pero que, aún así, y bienvenida sea esta nueva contradicción, la empatía emocional con cada una de las mujeres que desfila por sus páginas es absoluta e inmediata. Qué fácil parece eso de conseguir y qué difícil es en realidad.

Sigue siendo una parte muy agradecida de ese caos que Hernández haya seguido la fórmula de la novela río pero estructurándola en episodios de muy distinta extensión. A veces le bastan dos páginas, a veces se emplea hasta en más de cien. El caso es que siempre hay una evolución, siempre están pasando cosas, siempre hay diálogos chispeantes, siempre hay algo que merezca la pena. Pero es un caos, como la vida misma, y es justo eso lo que al autor parece interesante. Es caótico porque el protagonismo va cambiando, porque hay referencias continuas a eventos que han sucedido antes. Pero dentro de ese caos, hay una percepción increíblemente sencilla, y eso es evidencia de que estamos ante un muy buen narrador. Al comienzo del último de los episodios, Hernández incluye una nota que dice “¡aquí tenéis una nota muy útil para leer Locas! Perla, Maggie, Canija y Margaret son todas la misma persona”. ¿Es o no es deliciosamente divertido ese caos que propone Hernández? Porque, al final, lo que propone es una construcción en femenino realmente magnífica, llena de personajes interesantes a todos los niveles y sin importar su protagonismo o el tiempo que aparezcan en las viñetas. Y todo siempre con un ácido sentido del humor, a veces agrio y cínico, a vece completamente surrealista.

Ya conocemos sobradamente a Jaime Hernández, con lo que su estilo de dibujo no es ninguna sorpresa. Pero siempre es una pequeña maravilla. La expresividad que tienen sus personajes a pesar de la sencillez de sus líneas es asombrosa, y eso le vale tanto para los momentos más cómicos, que hay muchísimos a lo largo del volumen, como para los más dramáticos, y para eso no hay más que ver sobre todo el arranque pero toda la historia en realidad de Tampoco es tan importante. Y aunque parezca un detalle sin importancia, es fantástico ver a un autor de la talla de Hernández dibujando a mujeres de verdad. Altas, delgadas, con kilos de más, vestidas o no. Da igual. Mujeres. Con sus curvas, con sus diferencias, con sus personalidades. Y eso no sólo se ve en el guión, sino que tiene un reflejo formidable en el dibujo, con un sencillísimo y elegante trazo y con un blanco y negro que potencia todos los aciertos de cada viñeta. Locas, y da igual en realidad de qué volumen estemos hablando porque hay una continuidad natural entre todos ellos, es una de esas obras que, por su aparente falta de pretensiones, puede pasar algo desapercibida para quienes no estén acostumbrado a bucear en el rico universo del cómic independiente norteamericano, pero esconde sorpresas en cada rincón.

El volumen incluye historias publicadas en Love and Rockets entre 1990 y 1995 y recopiladas por Fantagraphics en noviembre de 2007. El libro no tiene contenido extra.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 30 agosto, 2016 por en Cómic, Fantagraphics, Jaime Hernández, La Cúpula y etiquetada con , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 231 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: