Cómic para todos

‘Superman/Batman. Venganza’, de Jeph Loeb, Carlos Pacheco y Ed McGuinnes

SMBM_VenganzaEditorial: ECC.

Guión: Jeph Loeb.

Dibujo: Carlos Pacheco, Ed McGuinnes e Ian Churchill.

Páginas: 368.

Precio: 33,50 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Mayo 2016.

Jeph Loeb se despidió de Superman/Batman de una manera irregular. Lo hizo con una espléndida historia, Poder absoluto, en la que imaginó un mundo en el que el Hombre de Acero y el Caballero Oscuro reinaban sobre la tierra como auténticos dictadores en un formidable relato de ciencia ficción y alteraciones temporales, pero bajó el nivel con Venganza, un batiburrillo que parecía tener como gran propósito la reunión de prácticamente cualquier personaje posible que portara el logotipo de cualquiera de los dos héroes y que, dentro de su confusión, parecía ser una continuación más o menos natural sobre todo de Enemigos públicos, el relato con el que Loeb abrió la serie. Por eso, no parece nada casual que sea Ed McGuinness que ilustre esa historia, aunque es Carlos Pacheco quien se lleva los mejores momentos de este volumen con su trabajo para Poder absoluto. El volumen, en todo caso, se cierra con una de esas historias que merece la pena recordar por sus circunstancias más allá de las viñetas, la que escribió Loeb con su hijo Sam, que murió con apenas 17 años después de tres luchando contra el cáncer. Esa historia, pequeña si se quiere, y centrada en Robin y Superboy, permitió reunir a 25 grandes talentos del cómic, algunos incluso con contrato en Marvel como Joss Whedon y John Cassady, por una causa magnífica y solidaria.

Para Loeb, Superman/Batman fue una clara oportunidad de jugar con muchos personajes al mismo tiempo. Y siempre con un complicadísimo equilibrio entre dos personajes que tienden a comerse el espacio de los demás, como son sus dos protagonistas. Por difícil que parezca, Loeb nunca sucumbió a dar más importancia a Batman o a Superman, ni tampoco a sus mundos, a sus aliados o a sus enemigos. No lo hace, desde luego, ni en Venganza ni en Poder absoluto. Ni siquiera en la historias de menor extensión como la que completa este volumen, por mucho que lleve el clarificador título de Supergirl, la Chica de Acero. Es verdad que en su despedida de la serie esa multiplicación de personajes se le va de las manos y la fórmula no funciona tan bien como lo había hecho en números anteriores, pero aún así el entretenimiento está garantizado. Al final, Loeb buscaba aquí un blockbuster, no un relato que se convirtiera en uno de los mejores de la historia, y de hecho sus arranques, incidiendo en lo que une y lo que separa a Batman y Superman, incluso contando una y otra vez sus orígenes, ya indican que lo que el escrito buscaba era jugar con mucha imaginación con juguetes ajenos, no tanto hacer historia como llevar a estos personajes a escenarios que a él le apetece ver como lector. Ahí está la razón de que Poder absoluto destaque más que Venganza.

También en el dibujo. Es verdad que Ed McGuinness es un ilustrador muy intersante, y que siempre ha sabido conjugar ese estilo cartoon tan característico que tiene con el cómic de superhéroes más palomitero, y que siempre es una delicia ver bajo su prisma a personajes de toda índole, sean los más extraños como Bizarro o Batzarro o secundarios como Supergirl, por no hablar de sus muy notables revisiones de unas Superwoman y Batwoman alternativas que hace desear que tuvieran una historia propia. Pero Pacheco le supera en esta ocasión con mucha facilidad. Con la ventaja de tener una historia mucho más profunda, el dibujante español sabe aprovechar las ventajas de los universos alternativos para sacar todo el jugo a los momentos más violentos de la historia, mostrados siempre con una épica notable y con splash pages y grandes viñetas que hacen justicia a la acción que plantea Loeb. Ian Churchill, en la historia que dibuja centrada en Supergirl, también deja muy buenos momentos, y por supuesto queda para el recuerdo ese número coescrito entre Loeb padre e hijo con ilustradores como Tim Sale, Jim Lee, Brad Meltzer, Joe Madureira o Art Adams. La conclusión es que Superman/Batman tuvo de la mano de Loeb una espléndida primera etapa y este volumen la concluye, si no por todo lo alto, al menos de manera entre notable y satisfactoria.

El volumen incluye los números 14 a 26 de Superman/Batman, publicados originalmente por DC Comics entre enero de 2005 y junio de 2006. El contenido extra lo forman las portadas originales de Carlos Pacheco, Ed McGuinness, Ian Churchill, Michael Turner y Pat Lee, y un portafolio de bocetos y páginas a lápiz de McGuinness.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 26 agosto, 2016 por en Batman, Carlos Pacheco, Cómic, DC, ECC, Ed McGuinness, Ian Churchill, Jeph Loeb, Superman y etiquetada con , , , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 231 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: