Cómic para todos

‘Lobezna’ 1, de Tom Taylor y David López

image_gallery (2)Editorial: Panini.

Guión: Tom Taylor.

Dibujo: David López.

Páginas: 160.

Precio: 14,50 euros.

Presentación: Rústica con solapas.

Publicación: Junio 2016.

Lobezna se enfrenta a dos problemas. El primero, que la historia de los clones es algo que Marvel tiene ya verdaderamente trillado. El segundo, que colocar a una mujer en la piel, las botas y la máscara de un personaje principal es algo que se está ya sobreexplotando. Estos dos problemas surgen antes de abrir el tebeo que ha escrito Tom Taylor y que ha dibujado David López, y hay que reconocer que, una vez abierto el tebeo, ambos problemas quedan atrás en buena medida. Es verdad que la historia no es un prodigio de originalidad, pero sí es entretenida y cumple de sobra con el objetivo buscado, que no es otro que el de afianzar el papel de Laura Kinney como la nueva Lobezna una vez que Logan está muerto, quién sabe durante cuánto tiempo. Como en casi todos los experimentos de diversidad racial y de género que ha venido haciendo en los últimos años, es esencial el encaje del personaje en el universo Marvel, y por eso aparecen mutantes seleccionados como Ángel y otros personajes ajenos como el Doctor Extraño o la Avispa. Un camino fácil, en realidad, y más cercano al marketing que a las necesidades narrativas, pero que funciona para crear un tebeo atractivo, interesante y trepidante que cumple como carta de presentación de un personaje que no es precisamente nuevo pero que sí tiene que ganarse el nombre. El primer paso de ese camino, firme.

Lo es porque Taylor toma la decisión de no tratar de abarcar demasiado. Se trata de ver a Laura como Lobezna. Se trata de entender sus circunstancias personales, y ahí es donde entran en juego sus clones. También de forjar enemigos concretos. Y de trazar un paralelismo con Lobezno con que machaconamente repiten varios de los personajes con los que se va cruzando la heroína. Todo eso aporta cercanía y familiaridad, un entorno contenido que satisfaga no sólo a quienes ya hayan seguido las andanzas de esta mutante desde su tiempo como X-23 hasta ahora, sino también a quienes no sepan nada de ella y salten a su trayectoria con esta serie. Para ambos, el tebeo funciona. Se puede echar en falta la valentía que sí ha tenido Marvel con otras de sus protagonistas femeninas como Hulka (aquí, reseña de su primer número) o Ms. Marvel (aquí, reseña de su primer número), pero Lobezna no ha llegado todavía a ese punto. Es mayormente la comparación con la segunda la que hace ver a Lobezna como una serie todavía de entretenimiento sin mayores pretensiones, pero sí se siente en el trabajo de Taylor la pretensión de dar pasos hacia adelante, de convertir la serie es una extraña saga familiar que ya anticipa el título de este primer volumen, Cuatro hermanas, que quiere borrar la noción de los clones y sí incorporar la de la familia.

Puesto que el entretenimiento es el objetivo claro de la serie, no se puede valorar más que positivamente el trabajo de David López a la hora de dibujar Lobezna. Buena puesta en escena, buenas splash-pages, buen trabajo de diseño y acierto a la hora de colocar a Laura en la piel de un traje tan emblemático, sin necesidad de hacer frente a la planta de Logan, dándole una personalidad propia y fluida, haciendo que se sienta a la heroína como una heredera natural, algo que de hecho es como el propio Taylor siempre quiere dejar claro en su guión. Resulta curioso que sea precisamente en los episodios en los que entran en juego el Doctor Extraño y la Avispa los que mejor resultado parecen darle a López, como si se sintiera realmente cómodo dibujando al universo Marvel y no al universo contenido de Lobezna por el que en realidad quiere apostar la serie. López interpreta muy bien el movimiento de los personajes, y eso se nota en cada pelea, pero sobre todo destaca a la hora de jugar con la idea de los clones, de tener personajes idénticos en la página pero que al final sabe diferenciar francamente bien. Lobezna no será el tebeo más rompedor de la Marvel actual, pero sí es uno que acierta en su planteamiento y que, por el momento, deja buenas sensaciones. Sus próximos pasos serán los que determinan cuánto nos durará esta Lobezna.

El volumen incluye los seis primeros números de All-New Wolverine, publicados originalmente por Marvel Comics entre enero y mayo de 2016. El contenido extra lo forman una introducción de Bruno Orive, un portafolio de bocetos comentado por David López y David Navarrot, una entrevista con Tom Taylor y David López y las portadas originales y alternativas de Bengal, J. Scott Campbell, J. Tyler Christopher, Keron Grant, David Márquez, Todd Nauck, Tom Raney, Michael Choi, Ryan Sook y Emanuela Lupacchino.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 23 agosto, 2016 por en Cómic, David López, Marvel, Panini, Tom Taylor y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 230 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: