Cómic para todos

‘The Woods’ 4, de James Tynion IV y Michael Dialynas

_visd_0001JPG0A8MHEditorial: Medusa.

Guión: James Tynion IV.

Dibujo: Michael Dialynas.

Páginas: 112.

Precio: 13,95 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Julio 2016.

El escenario que dejaba el final del tercer volumen de The Woods (aquí, su reseña), fin de hecho de un primer arco argumental y casi se podría decir que de una primera etapa, estaba abierto a múltiples caminos. El que escoge James Tynion IV para la siguiente entrega de la serie es uno previsible y relativamente fácil, el de arrancar la narración con una gran elipsis temporal, en este caso de un año. Funciona, no se puede negar, porque el escritor sabe establecer las nuevas bases sin olvidar lo contado anteriormente pero añadiendo los nuevos elementos que se necesitan para este cambio tan grande. Ya no es The Woods la historia que parecía al principio que iba a ser, una especie de remedo fantástico de El señor las moscas, aunque algunos de sus elementos sigan presentes. Ahora el conflicto es diferente. Ya no se trata tanto de sobrevivir, que también, sino de enfrentar formas de ver la sociedad. Hay elecciones en ese instituto que apareció en un lugar perdido. Hay un choque con la civilización ya asentada en esta extraña luna. Y hay formas de vivir diametralmente opuestas que incluso ponen en duda las convenciones sociales que más aceptadas podemos tener. Ahí está lo bueno de esta nueva fase de The Woods, que lleva lo cotidiano a un escenario fantástico con mucha facilidad, aunque el gran marco en el que tiene lugar la historia no convence igual.

Tynion IV ha entendido muy bien a sus personajes adolescentes y cuando son sus sentimientos, sus sensaciones, sus dudas, sus miedos y sus decisiones los que protagonizan la historia todo va bien. The Woods promete y cumple por ese lado porque la identificación que se produce entre el lector y estos chavales que han tenido que cambiar radicalmente su forma de vivir es casi inmediata, y no se ha perdido desde que se estableció en el primer número de la serie (aquí, su reseña). Pero después de cuatro números de la edición española, de más de un año de publicación original, y más allá de la fascinación que siempre produce lo desconocido, todavía no ha sido capaz de que las civilizaciones ya asentadas en este nuevo mundo. Los misterios siguen siendo clave, pero las certezas no impactan tanto. Aunque sí resulta intrigante, promesa de algo por venir y todavía no algo tangible, no resuena con la misma importancia el gran conflicto bélico que se avecina como los enfrentamientos y desencuentros personales que hay dentro del centro escolar de Bay Point. Lo externo, lo misterioso, lo novedoso, ha ido perdiendo fuerza en la historia hasta sonar, por el momento, agotado tras el clímax del tercer número. Pero centrándonos en los conflictos internos y externos de los personajes, la cosa sigue funcionando.

Con el dibujo de Michael Dialynas sucede algo parecido. Si al principio daba la sensación de que era su imaginación a la hora de crear este mundo fantástico lo más llamativo de The Woods, ahora las tornas parecen haber cambiado. Son las escenas dialogadas, los enfrentamientos y los conflictos los que sirven para que el ilustrador saque el mayor partido a la historia. Y eso que su estilo, su habilidad y su capacidad no han mutado, pero de repente se siente mucho más importante dentro de la serie ese aspecto que el escenario en el que se está desarrollando. Puede que Dialynas haya traspasado la fuerza de su trabajo a lo que ya conocíamos porque sepa que lo nuevo todavía necesita asentarse, pero en todo caso el trabajo de diseño es muy atractivo. Eso también se mantiene desde el arranque de la serie, y el salto de un año en la narración le permite al ilustrador añadir ese algo más que siempre se tiene que pedir a un relato que está dispuesto a asumir los riesgos de una elipsis tan grande. The Woods, de esta manera, está empezando a correr el riesgo de ser lo que en fútbol llamaríamos una eterna promesa. Tiene buenos elementos, tiene escenas bestiales, tiene personajes  y situaciones con un gran potencial, pero no termina de arrancar para convertirse en una serie que despunte. Entretiene, pero sigue sin alcanzar su techo.

El volumen incluye los números 13 a 16 de The Woods, publicados originalmente por Boom! Studios entre junio y septiembre de 2015. El contenido extra lo forman las portadas originales de Michael Dialynas y un portafolio de bocetos del dibujante.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 22 agosto, 2016 por en Boom!, Cómic, James Tynion IV, Medusa, Michael Dialynas y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 231 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: