CÓMIC PARA TODOS

‘Perico’, de Régis Hautière y Philippe Berthet

01203456601_gEditorial: Norma.

Guión: Régis Hautière.

Dibujo: Philippe Berthet.

Páginas: 128.

Precio: 24 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Abril 2016.

En ocasiones hay referencias tan claras que nos permiten saber si un cómic nos va a gustar antes incluso de abrir el libro. Algo así sucede con Perico cuando se descubre que el dibujo de esta serie, cuyos dos volúmenes están incluidos en esta edición integral, es de Philippe Berthet. Si además vemo que la obra transcurre a finales de los años 50, partiendo en Cuba y llegando a Estados Unidos en un nada velado homenaje a Jack Kerouac, la suerte está echada y para bien. La referencia, aunque por muchos motivos sea una obra totalmente diferente, es claramente Pin-Up (aquí, su reseña), la serie escrita por Yann y dibujada también por Berthet. Si el aspecto visual de aquella gusta, es difícil no entrar con la misma facilidad en el juego que propone Perico Régis Hautière se mueve con la misma facilidad que Yann en este contexto histórico y construye un buen thriller de corte noir clásico, sin demasiadas complicaciones e incluso tópico en algunos momentos, pero que sobresale de la media por contar con unos personajes muy atractivos, con un pasado que se ve, se entiende y hasta se siente, y un presente movido e interesante. La Habana, Miami y Hollywood en el horizonte bastan para que Hautière tenga el marco ideal para que esos personajes se muevan, y para que Berthet saque de ellos todo el partido posible, exactamente igual que hizo en Pin-Up.

No hay mejor manera de arrancar un noir eficaz y atractivo que con una noche oscura y un crimen misterioso. Hauière tira de manual para conseguir que el lector quede así enganchado a la historia desde el principio. Y vuelve a hacerlo cuando el motor de la aventura no es sólo un maletín lleno de dinero, en un tópico que nunca deja de funcionar, sino también la belleza de una mujer, algo que es, claro está, el segundo gran tópico de Perico. Hablando de tópicos puede dar la impresión de que estamos ante una obra deficiente y no es así en absoluto, porque los tópicos también hay que saber usarlos. Es el caso de Hautière, que ancla su relato en dos ejes: el escenario, que construye con mimo y con un importante respeto al momento histórico que ha escogido, y las relaciones entre sus protagonistas. La que se establece entre Joaquín, un muchacho pobre que trabaja para un mafioso, y Elena, una joven cantante que aspira a convertirse en actriz, es la base pero ni mucho menos el final de la obra. Hautière logra algo trascendental para que su historia no se ahogue en el tópico y construye a su alrededor un mundo atractivo, con buenos secundarios que aparecen siempre en el momento justo para hacer que la historia avance con un corte realista que satisface lo suficiente como para olvidar los defectos que pueda tener la historia.

En cuanto al dibujo de Berthet, resulta inevitable volver de nuevo la mirada a Pin-Up. Lo que allí funcionaba, aquí también lo hace. Y eso es decir que prácticamente todo está a un nivel espléndido. Esos mismos dos ejes sobre los que Hautière hace bascular su propuesta son los mismos que Berthet aprovecha con enorme solvencia. El escenario es perfecto. Se siente el ambiente de La Habana, se nota el salto a Estados Unidos, se disfruta con el toque de road movie que se apodera del relato en su segunda mitad. Y en cuanto a los personajes, las armas del ilustrador son claramente las mismas que en Pin-Up. La fascinación por la belleza femenina se convierte en el punto más destacado, y por eso es tan importante el personaje de Elena como sujeto de lo que hace y de lo que decide, pero también como objeto de las acciones de los demás personajes, no sólo de Joaquín. Pero en realidad lo que funciona bien es todo el conjunto. De trazo sencillo, sin necesidad de buscar la caricatura para expresar emociones o acciones, muy sobrio, pero a la vez sobresaliente en su eficacia. Perico llega así a ser una obra que engancha y que convence además por no eternizar su viaje, que condensa en dos álbumes de buen ritmo, de temas interesantes y que ofrece exactamente lo que propone, emoción tanto por su faceta de thriller como por la composición dramática y de protagonistas.

El volumen incluye los dos álbumes de Perico, publicados originalmente por Dargaud en febrero y septiembre de 2014. El contenido extra es la cubierta de Régis Hautière para el segundo álbum.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 17 agosto, 2016 por en Cómic, Dargaud, Norma, Philippe Berthet, Régis Hautiére y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 236 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: