Cómic para todos

Entrevista con Diego Agrimbau y Lucas Varela sobre ‘Diagnósticos’

1010029_10200958090930962_704644418_nSi hay una obra que ha sorprendido en lo que llevamos de año, esa es Diagnósticos (aquí, su reseña), un cómic de marcada tendencia experimental y que se gana con facilidad el entusiasmo del lector por la forma en la que se acerca a seis fenómenos neurológicos desde recursos narrativos muy diferentes. Siendo un cómic tan complejo, hablar de él con sus autores, Diego Agrimbau y Lucas Varela, es una auténtica delicia. Que lo que nos cuentan sirva de excepcional complemento a una de las lecturas más recomendables de los últimos tiempos.

¿Cómo nace Diagnósticos? ¿Participáis los dos en la idea original de la obra o es un proyecto al que alguno de vosotros os sumáis más adelante?

Diego: Empezó por una sola historia, Afasia en el 2008. Yo tenía desde tiempo atrás la idea de montar la voz en off de una historia en los carteles del fondo, en los frascos, los envases. Pero necesitaba de un dibujante capaz de desenvolverse bien con el diseño gráfico y las tipografías. Así que cuando surgió la posibilidad de trabajar con Lucas, pensé que era un guión adecuado. Lo de la enfermedad surgió como una forma de justificar el recurso. Un año más tarde repetimos la operación con Claustrofobia. Ambas se publicaron originalmente el la revista Fierro.

Lucas: Debo admitir que el guionista se lleva muchos méritos aquí. Me vino con esa idea loca y como a mí me encantan los desafíos, terminé aceptando. Al principio iban a ser dos o tres historias, pero cuando surgió la idea de hacer más para completar un libro, yo dudé porque cada historia representaba un esfuerzo experimental. Así que acepté bajo la condición de que el guionista me escribiera un guión con robots y naves espaciales al termino de este proyecto. Y aquí sigo esperando ese guión.

Agnosia, claustrofobia, sinestesia, afasia, akinetopsia y prosopagnosia. ¿Cómo os decantáis por estas seis afecciones y cómo es el proceso de documentación tanto para el guionista como para el dibujante con el fin de plasmarlas de la manera más adecuada?

Diego: Fui buscando fenómenos neurológicos, ya que no son estrictamente enfermedades, que pudieran representarse bien desde alguno de los recursos del cómic. Fue cuestión de armar pares: afasia/voz en off, claustrofobia/puesta en página, sinestesia/onomatopeyas, etc. La documentación fue ardua, libros de psiquiatría y neurología, varios documentales, un poco de todo. Primero hicimos Afasia y Claustrofobia. Luego gracias con esas historias ganamos una Residencia en La Maison des Auteurs de Angouleme, donde hicimos tres historias más en cuatro meses: Sinestesia, Agnosia y Prosopagnosia. Al volver a Argentina hicimos la última: Akinetopsia. Todas se publicaron primero en la revista Fierro, luego en el libro francés de Tanibis y ahora por La Cúpula. Es decir que en total, el libro se hizo lentamente, en un lapso de casi cinco años.

Lucas: Ayudaron mucho los bocetos que hizo Diego. Algunos seguí más cerca sus indicaciones y otros me solté a experimentar gráficamente. El espíritu lúdico estaba desde el comienzo. Dijimos “vamos a divertirnos”. Eso impulsó el cambio de estilo en cada historia sin importar la homogeneidad de todo el proyecto. Creo que así quedó más interesante.

Este cómic me parece una experimentación constante… Sin diálogo en la agnosia, rompiendo los límites de la viñeta y la página en la claustrofobia, jugando con las onomatopeyas en la sinestesia o con la rotulación en la afasia… ¿Os dio miedo en algún momento de que el tebeo fuera demasiado experimental para algún tipo de lector?

Diego: ¡Y lo es! Un crítico francés se quejaba de que las historias eran demasiado frías, de que en ninguna historia lograba identificarse con el personaje en cuestión. Pero esa era precisamente la idea. Claro que es perfectamente válido. No todo el mundo tiene porque reírse de nuestros chistes.

Lucas: Creo que toda práctica experimental padece de una leve arrogancia porque exige al lector un esfuerzo extra por seguir al artista. Pero aquí lo experimental lo veo más bien como un juego porque hay reglas claras. Este juego formal provoca un necesario distanciamiento entre el lector y el dramatismo de la historia, porque de lo contrario serían historias testimoniales de cada enfermedades.

Siendo una obra que depende tanto del estilo visual, ¿cómo fue la comunicación mientras hacíais el cómic? ¿Teníais un guión cerrado antes de pasar a la fase del dibujo o esa experimentación que se ve en el libro terminado la aprovechasteis también durante el proceso de creación?

Diego: Con cada historia fue distinto. En algunas historias nos comunicamos más y en otras menos. Agnosia tenía un guión diferente, Lucas entendió otra cosa, hizo lo que quiso y tuve que inventarme otra historia, con las páginas ya dibujadas. Quedó mucho mejor. Eso me enseñó a que a veces es muy sano perder el control.

Lucas: El concepto era muy difícil. Trabajábamos codo a codo así que había un ida y vuelta, pero esa historia específica nos trajo dolores de cabeza. Es la más extrema gráficamente y el editor francés no tuvo la mejor idea que ponerla al comienzo del libro, que es como empezar, salvando las enormes diferencias, El Álbum Blanco con Helter Skelter.

Todas las protagonistas de Diagnósticos son mujeres. Asumo, obviamente, que eso no es casual… ¿Por qué os habéis decantado por protagonistas femeninas?

Diego: No lo sé, no me acuerdo. Pero fue una de las primeras premisas.

Lucas: No hay una razón. Creo que aporta a la unión de un libro ya de por sí muy fraccionado.

Son muy llamativas las páginas que introducen a cada historia, con la protagonista luciendo como un recortable de papel con sus accesorios. ¿Cuál era vuestro objetivo con esas presentaciones?

Diego: Esas son cosas de Lucas. A mí nunca se me hubiera ocurrido. Yo me imaginaba un diseño tipo manual de medicina.

Lucas: Es una forma de acentuar lo lúdico del proyecto. Las encuentro muy atractivas a las muñecas de papel.

Cada historia al final se enmarca en géneros y estilos muy diferentes. ¿Os ha resultado muy difícil saltar de una a otra? ¿Tenéis la sensación de que son episodios distintos o creéis que hay una unidad entre ellos?

Diego: No queríamos que hubiera mucha unidad, más allá del hilo conceptual. El cambio de géneros y estilos apareció como una excusa para que no todas las historias transcurran dentro de un neuropsiquiátrico, para darle más diversidad estética.

Lucas: Supongo que si hubiésemos comenzado el proyecto bajo la supervisión de un editor, habría una presión por homogeneizar todo. Ni hablar si lo hubiésemos hecho en los años 80. El editor nos habría exigido escenas gratuitas de sexo cada dos por tres. Una de las ventajas que tenemos hoy en día al ganar poco dinero haciendo cómic es que te puedes cagar en lo que dicen los editores.

Tengo que lanzaros la pregunta tópica e imposible de responder… ¿Cuál de las seis es vuestra historia favorita? ¿Con cuál habéis disfrutado más y por qué?

Diego: Afasia siempre fue el hit. Pero yo me quedo con Sinestesia. Estuve como un mes en Angouleme, pensando y  ensayando guiones para Sinestesia sin que nada me guste. Y de repente, apareció. Le tengo cariño. Lo viví como un logro personal.

Lucas: A mi me gusta Akinetopsia, que es la más disparatada de todas. Visualmente quedé muy satisfecho.

La verdad es que, viendo el sensacional resultado del libro, no es nada difícil imaginar un Diagnósticos 2… ¿Está en vuestra cabeza también? ¿Os dejasteis alguna historia que os hubiera gustado meter en este primer libro y que pudieran valer para el segundo?

Diego: Nunca existirá un Diagnósticos 2. El chiste pierde fuelle rápidamente. Cuando salió Afasia nos pedían un libro entero así. También podríamos haber hecho un libro entero con los recursos de las otras. Pero creo que es preferible dejar a los entusiastas con las ganas y pasar rápidamente al siguiente libro. La gracia de estos proyectos es experimentar y hacer algo inesperado con cada historia. Repetir la operatoria es ir en contra del espíritu inconformista original. Por eso me estremecí levemente cuando Richard McGuire transformó Here que era una maravillosa historieta breve experimental publicada en la revista Raw, en una novela gráfica, veinte años más tarde. Es como decir: pasaron veinte años, no se me ocurrió más nada, ergo estiro mi única obra de valor, ya que casi nadie se acuerda de ella. Here sigue siendo una obra genial en cualquier formato, claro está, y McGuire habrá ganado dinero, premios y mujeres. Bah, a quién engaño… ¡bien por tí, Richard! Si todo sale mal, en veinte años haremos Afasia, the Graphic Novel.

Lucas: Nada de Diagnosticos 2. Que yo quiero hacer el libro con robots y naves espaciales como me prometió el guionista.

Y ya para terminar, ¿en qué estáis trabajando ahora mismo, ya sea juntos o por separado?

Diego: Ten en cuenta que recién sale ahora en castellano, pero Diagnósticos lo terminamos de hacer en el 2011. Luego juntos hicimos una historia breve para una antología de Vertigo para DC Comics en Estados Unidos y algunas otras cosas breves. Nos quedó pendiente hacer un nuevo proyecto largo. Es culpa mía, nunca encontré una idea que realmente aprovechara el estilo de Lucas, con esa extraña carga irónica y distanciada que suele tener. Hasta no dar con una idea adecuada, prefiero seguir así. Ya vendrá. Hacer por hacer es un mal que llena al mundo de libros mediocres. Mientras, en estos días, estoy trabajando en los guiones de dos libros distintos para Francia, uno con Gabriel Ippóliti y otro con Pablo Túnica. Dos viejos amigos. Con suerte saldrán en algún momento del 2017.

Lucas: Al terminar Diagnósticos en La Maison Des Auteurs, Diego se volvió a la Argentina y yo me quedé en Angouleme para hacer otro libro experimental titulado El Día Más Largo Del Futuro. Esta vez si que hay robots y naves espaciales. En estos momentos me encuentro terminando un libro con un guionista francés acerca de una War Bride al fin de la segunda guerra mundial. Es un libro muy diferente a lo que venía haciendo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 8 agosto, 2016 por en Diego Agrimbau, Entrevista, La Cúpula, Lucas Varela y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 231 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: