CÓMIC PARA TODOS

‘Crónicas de la trinidad’ 4

CronicasdelaTrinidad_4Editorial: ECC.

Guión: Gilbert Hernández, Randy y Jean-Marc Lofficier, Dan Raspler, Mike Mignola, Joe Keatinge, Jamie Delano, Fabian Nicieza, Joshua Williamson y Jim Zubkavich.

Dibujo: Gilbert Hernández, J. O. Ladrönn, Mike Mignola, Ming Doyle, Brent Schoonover, David Williams, Tula Lotay, Jason Shaw Alexander, Chris Bachalo, Phil Hester, Wes Craig y Neil Googe.

Páginas: 208.

Precio: 20,50 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Mayo 2016.

Sigue siendo una serie peculiar la de Crónicas de la trinidad. Curioso porque, libro tras libro, ha venido a ser la confirmación de que en realidad, al menos en cuanto a presencia de los tres personajes, DC no tiene en realidad esa tan publicitada trinidad de la que hace gala. Wonder Woman siempre ha estado un peldaño por debajo. O incluso más. Es el síntoma más evidente de que sí ha habido machismo en el cómic de superhéroes o, simplemente, una preferencia de los lectores por los personajes masculinos. Estos libros siempre han destacado más, por número de historias y por calidad, por los relatos que se han centrado en Batman y en Superman. La amazona va siempre en tercer lugar. El cuarto libro de la serie no rompe la tendencia, por mucho que sea Diana la que abra esta entrega con la única historia que protagoniza. Y son ocho las que aparecen en el volumen. Con eso está dicho todo. Ese detalle, en todo caso, no enturbia que hay alguna que otra joya siempre entre sus páginas para conseguir, sin demasiado esfuerzo, que la lectura sea siempre una gozada para lectores clásicos de DC y también para quienes busquen descubrir algo más sobre estos tres personajes o deleitarse con el trabajo de grandes autores. Desde luego, la portada de Mike Mignola es la mejor invitación posible a sumergirse en sus páginas.

Y su relato también. Con esta entrada, sobra decir que Batman es quien se lleva la mejor parte de este cuarto libro de Crónica de la trinidad, y con Santuario, la historia de Mignola, ayudado en el guión por Dan Kaspler, como el momento más destacado. Santuario puede no tener mucho más recorrido, pero el gozoso descenso a los infiernos que propone el autor de Hellboy es suficiente para pasar un rato muy entretenido con su visión del Caballero Oscuro. Y esta es sólo lo primera de cuatro historias de Batman que alcanzan un nivel espléndido. En Terminal Hotel, y casi sin mostrar al protector de Gotham hasta el final, Jamie Delano y Chris Bachalo descienden con mucho acierto al corazón más oscuro y mundano de la ciudad. Odio cuando hace eso nos lleva a un episodio de juventud de Bruce Wayne, cuando todavía está decidiendo cuál es la mejor manera de iniciar su aprendizaje. Joshua Williamson y Wes Craig aportan un soplo de aire fresco a una etapa de la que casi todos creemos saber mucho y que, en realidad, no ha sido tan explorada como merece. Y cierra la presencia de Batman en el libro El diagnóstico de la Dra. Quinn, un muy simpático y bien llevado enfrentamiento intelectual entre Batman y Harley Quinn que escribe Jim Zubkavich y dibuja Neil Googe y que dibuja una situación muy imaginativa y original.

La presencia de Superman en este volumen no alcanza un nivel tan excepcional como la de Batman. Supremum Vale, a cargo de Randy y Jean-Marc Lofficier al guión y J. O. Ladrönn al dibujo,  es una entretenida revisión de los monstruos del terror clásicos en un escenario de ciencia ficción simpático y resultón. Más estimulante es Extraño visitante, escrita por Joe Keatinge y dibujada por cinco artistas diferentes, porque se trata de un relato que une pasado y futuro del Hombre de Acero, con un sincero homenaje a su historia y una historia más que agradable de leer. La llegada de… ¿Sal y Pimienta?, de Fabian Nicieza y Phil Hester, es un simple divertimento, una historia desenfadada y sin la menor pretensión en la que Clark Kent se convierte en canguro de dos niños, algo que, por cierto, ya se vio en el segundo volumen de Batman. Black and White pero con Bruce Wayne como protagonista. Y, sí, queda para el final la primera historia del libro, la de Wonder Woman, No hay cadena que pueda contenerla, una muy entretenida reunión de la amazona con dos de las heroínas más jóvenes del universo DC, Supergirl y Mary Marvel. Que su autor sea Gilbert Hernández es una espléndida garantía, aunque su dibujo no deja de ser algo chocante para quienes estén acostumbrados a estilos mucho más propios del cómic de superhéroes.

El volumen incluye los números 3 y 4 de Sensation Comics Featuring Wonder Woman, 22 y 23 de Legends of the DC Universe, 54 y 64 de Batman: Legends of the Dark Knight, 14 y 16 de Adventures of Superman y 1 y 2 de Legends of the Dark Knight 100-page Super Spectacular, publicados todos ellos entre 1993 y 2016. El contenido extra es una introducción de Fran San Rafael.

Podéis ver imágenes de este título aquí, aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 245 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: