CÓMIC PARA TODOS

‘Gotham Central’ 5, de Ed Brubaker y Greg Rucka

gotham_central_puntos_encuentroEditorial: ECC.

Guión: Ed Brubaker, Greg Rucka, Chuck Dixon y Judd Winick.

Dibujo: Steve Lieber, Joe Giella, Dick Giordano, Brent Anderson, Paul Pope, Cliff Chiang y Graham Nolan.

Páginas: 224.

Precio: 22 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Abril 2016.

A veces las editoriales nos hacen trampa. A veces nos colocan un título en la portada con el fin de que piquemos, de que pensemos que vamos a leer una cosa aunque en realidad no forme parte de ese título que se nos anticipa en la cubierta. Y a veces, cosas de la vida, esa trampa es hasta agradable. El material de este quinto volumen de Gotham Central no es Gotham Central. No forma parte de la serie que crearon Ed Brubaker y Greg Rucka para mostrarnos la ciudad de Batman desde el punto de vista de su cuerpo de policía. De hecho, buena parte de lo que hay en estas páginas se publica antes de que Gotham Central fuera una realidad. Y sin embargo, hay una relación tan íntima que se acepta con facilidad es pequeña trampa de englobar esta tres historias bajo este título. No, no es Gotham Central. Dos de estos relatos incluso se desarrollan sin que Rucka o Brubaker tengan nada que ver. Pero todo encaja. Todo forma parte de un pequeño microcosmos compartido dentro del universo DC. Todo ayuda a entender mucho mejor a Batman y a Gotham desde el punto de vista de los chicos de azul, de los agentes de la ley de la ciudad más peligrosa de este Estados Unidos ficticio que ha creado la editorial. No alcanza el mismo nivel que los momentos más grandes de Gotham Central, pero este material es un buen complemento y colofón a esta formidable serie.

El contenido central del libro es el que da título al volumen, Momentos decisivos, una serie que conecta mucho más fácilmente con Gotham Central precisamente por su autoría. La miniserie se centra en instantes muy concretos que sirven para trazar la relación entre Batman y Gordon, como va generándose una confianza entre ellos y cómo se pone a prueba por cuestiones como la introducción en el escenario de Robin, los traumáticos sucesos que viven el enmascarado y el comisario a través de Jason Todd y Barbara Gordon o la etapa en la que Bruce Wayne deja de estar bajo la capucha, rompiéndose la amistad entre ambos héroes. ¿Quién mejor que Rucka y Brubaker para dar forma a esa relación tan singular que establecen estos dos emblemáticos personajes? ¿Y qué mejor forma de darle vida que a través de diferentes dibujantes, que aportan estilos muy diferentes y que apelan a la nostalgia del lector y a etapas muy concretas de la historia del cómic norteamericano? Ese collage funciona francamente bien, tanto por separado como en su conjunto. Los cinco capítulos de la serie cuentan con dibujantes espléndidos que van trazando una deliciosa evolución temporal, pero resulta difícil no destacar especialmente el trabajo de Dick Giordano en el tercero y el de Paul Pope en el quinto y último.

Josie Mac. Voces perdidas también entronca con Gotham Central, ya que se ocupa de un personaje que cobró cierta notoriedad en sus páginas, la detective que tiene habilidades sensoriales que le permiten hallar objetos. Judd Winick escribe el relato con bastantes semejanzas con el estilo de Rucka y Brubaker en Gotham Central precisamente para que la historia de Josie Mac sea una buena prolongación del éxito de aquella. Lástima que el personaje no tuviera mucho más recorrido, porque la verdad es que se merecía algo más. Buen trabajo además el de Cliff Chiang, que se encargó de este complemento mucho antes de cobrar fama con su espléndido trabajo para la Wonder Woman de Brian Azzarello (aquí, reseña de su primer volumen). Y cierra el volumen un pequeño y modesto clásico, Una bala para Bullock, una juguetona historia de Chuck Dixon y Graham Nolan en la que el detective menos disciplinado del cuerpo de policía necesita la ayuda de Batman para descubrir quién intenta matarle. Está entre lo mejor que escribió Dixon para el Caballero Oscuro, aunque el dibujo de Nolan no figure entre lo mejor de su producción y se ve algo antiguo. Lo dicho, Gotham Central sin ser Gotham Central. Una mirada suplementaria a la policía de Gotham para completar lo que fue una serie memorable.

El volumen incluye los cinco números de Batman: Turning Points, publicados originalmente por DC Comics en enero de 2001, el número 651 de Detective Comics, de octubre de 1992, y material de los números 763 a 772 de la misma serie, de entre diciembre de 2001 y septiembre de 2002. El único contenido extra son las portadas originales de Javier Pulido, Ty Templeton, Joe Kubert, Howard Chaykin, Paul Pope y Kelley Jones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 235 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: