Cómic para todos

‘Garra Blanca 3. El camino de la espada’, de Serge Le Tendre y Olivier Taduc

01203770301_gEditorial: Norma.

Guión: Serge Le Tendre.

Dibujo: Olivier Taduc.

Páginas: 48.

Precio: 15 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Abril 2016.

En los dos primeros volúmenes de Garra Blanca (aquí y aquí, sus reseñas), Serge Le Tendre hacía avanzar una historia en la que su supuesta protagonista, la que le daba título a la serie, no parecía tener el rol principal, eclipsada por otros personajes o por el gran marco con el que se presentaba su historia. Es aquí, en el tercer y último álbum, cuando Garra Blanca alcanza por fin el estatus para el que parecía estar destinada. El camino de la espada nos habla, al fin, de todo lo que ha sido y es Garra Blanca, de su pasado y de su presente, del porqué de sus actos y de cuál es su papel en esta historia. Y se tienen sensaciones contradictorias, porque por un lado ahí radica lo mejor de la serie pero por otro se tiene la sensación de que quizá llega algo demasiado tarde, ya que el final acaba precipitándose hacia lugares que quizá habrían necesitado algo más de preparación emocional. Le Tendre ha manejado conceptos interesantes pero no ha terminado de sacarles todo el partido que podría. Sí Olivier TaDuc, que al final es el gran triunfador de Garra Blanca, completo tanto en sus grandes escenas épicas como el diseño de los personajes. La serie finaliza mostrándose como una buena muestra de fantasía aventurera pero que, al menos por el momento, se queda en la superficie de lo que podría haber llegado a ser un título mucho más trascendente.

La clave hay que buscarla precisamente en la estructura de la serie, que dio muchas vueltas alrededor de Garra Blanca en su primer álbum, que no terminó de mostrar al personaje en todo su esplendor en el segundo más que en algunos momentos, y que para cuando se rinde a su potencial en este tercero ya ha dejado pasar demasiadas páginas desde el inicio y se queda sin espacio material para que la resolución sea todavía mejor de lo que es. Porque, y eso está claro, el mejor álbum de Garra Blanca es este. Es donde se concentran los momentos más dramáticos y conseguidos, donde los flashbacks cobran una importancia capital. Y funciona bien en el escenario más amplio, el bélico, el de la gran batalla que muestra Le Tendre, y sobre todo en lo más intimista, lo más pequeño, el pasado de Garra Blanca y la forma en que este resuena en su presente. Le Tendre sí consigue que este escenario, el más personal, encaje francamente bien en una fase de su historia en la que hay muchas batallas, y además de dimensiones muy diferentes: hay un gran combate épica, pero también un encarnizado duelo fraternal a muerte. Y eso tiene mérito, sobre todo si tenemos en cuenta que, hasta ahora, el foco central de Garra Blanca había estado algo difuminado, sin que el autor hubiera sido capaz de elegir entre el fondo y su protagonista.

Al trabajo de TaDuc, en cambio, se le pueden poner muchos menos peros. Casi ninguno, en realidad, porque acierta con casi todas sus elecciones para retratar tanto la infancia de Garra Blanca, desde los momentos más joviales y divertidos a los más dramáticos y decisivos, como el presente cruento marcado por la guerra y por la violencia, que desarrolla sin necesidad de tener que recurrir a las splash pages que rara vez se dejan ver en el cómic europeo. Sin tirar de esos recursos espectaculares, el ilustrador logra que los personajes transmitan emociones y que, a su vez, tengan un lenguaje corporal propio de guerreros, con lo que se escapan muy pocos matices de la historia incluso aunque se recorran las viñetas sin prestar demasiada atención a los diálogos. El dibujo de este capítulo final de Garra Blanca está a la altura del visto en los dos primeros álbumes, e incluso se puede decir sin problema que este es el mejor de los tres en su apartado visual El camino de la espada se convierte así en un muy buen final para una historia que se disfruta sin problemas pero que al mismo tiempo deja cierta sensación de no haberse desarrollado tanto como podía. Quizá Le Tendre tenga algunos ases guardados en la manga, pero siendo este el final de este ciclo resulta inevitable pensar que se podía haber llegado mucho más lejos de lo que ofrece esta en todo caso entretenida serie.

Dargaud publicó originalmente el tercer álbum de Griffe Blanche, La voie du sabre, en agosto de 2015. El volumen no tiene contenido extra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 19 julio, 2016 por en Cómic, Dargaud, Norma, Olivier TaDuc, Serge Le Tendre y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 231 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: