CÓMIC PARA TODOS

‘La profecía del armadillo’, de Zerocalcare

rhm0rk95961Editorial: Penguin Random House / Reservoir Books.

Guión: Zerocalcare.

Dibujo: Zerocalcare.

Páginas: 144.

Precio: 17,90 euros.

Presentación: Rústica con solapas.

Publicación: Mayo 2016.

Hay muchas maneras de contar una historia autobiográfica, pero encontrar una más original que la de Zerocalcare, pseudónimo de del italiano Michele Rech, en La profecía del armadillo es harto complicado. Zerocalcalcare hace de ese armadillo su propia conciencia y se va trazando una historia que parte de la muerte de una amiga de la que siempre estuvo enamorado y que murió sin haberle confesado nunca sus sentimiento y que acaba convirtiéndose en un delirio visual y narrativo en el que el autor va colocando incontables referencias a la cultura popular con la que creció este autor nacido en la primera mitad de los años 80. Es admirable la forma en la que el cómic va saltando del drama más íntimo y personal al retrato social y al homenaje cultural sin que ninguno de esos sectores pise a otro, sin que los saltos entre las pequeñas historias que forman este libro afecten en absoluto a lo que acaba siendo una narración muy agradable, sorprendente por su frescura y atractiva por sus grandes aciertos, tanto por la identificación que se puede sentir en muchos momentos con el protagonista y con los secundarios como por la forma en que narra y dibuja Zeroalcare, combinando influencias tan diversas como el manga o el cómic underground. Y eso que La profecía del armadillo, en realidad, es bastante inclasificable.

Zeroalcare consigue esconder muy bien en el libro la procedencia digital del material, ya que su éxito parte del mundo del webcómic. Realmente consigue que todo lo que cuenta, aunque se trate de pequeñas pinceladas y gags, forme parte de una historia más completa, que no es otra que la manera que tiene el autor de lidiar con cuestiones muy personales, en especial ese pesar arrepentido por la muerte de Camille, esa amiga a la que hacía tiempo que no ve. Cuando se cuenta con un armadillo actuando como la voz de su conciencia y convirtiendo a de tantos actores secundarios en personajes de la ficción popular como Yoda, Jar Jar Binks, el Leónidas de Gerard Butler en 300 (aquí, su crítica) o el sargento de La chaqueta metálica que interpretó Lee Ermey, incluso de personajes reales como el cineasta Terrence Mallick, hay que asumir que la historia es muy loca. Lo es, y no por eso deja de ser realista. Sobra decir que esa mezcla tiene unos peligros indudables, pero Zeroalcare consigue que funcione en todas sus vertientes. Por imposible que parezca con tanta imaginativa locura, se hace de carne y hueso a los ojos del lector con una facilidad imponente, como eje central de una fauna singular y de un mundo en el que no es nada fácil abrirse camino, mucho menos siendo dibujante de cómics. Y aunque parece una historia dura, en realidad es un magnífico canto a la esperanza.

No podría ser de otra manera viendo el estilo desenfadado que Zerocalcare tiene como ilustrador. Es verdad que cuando le toca ponerse serio, lo consigue. Que cuando hay que mostrar el lado más duro de la vida, lo consigue con un espléndido uso de los negros, tanto para los fondos como para las impresiones que tienen que quedar en la retina del lector (por ejemplo, con la conciencia de Camille, un retrato que impresiona). Y consigue que diferentes estilos se mezclen para dar vida a una historieta que tiene mucho de personal partiendo de esas influencias tan diversas. La base, por supuesto, es cómica. Es lo que quiere ser La profecía del armadillo y ahí triunfa sin ningún tipo de problema. Pero si se hubiera detenido ahí, el efecto no habría sido el mismo. Es indudablemente divertido ese uso de la cultura popular para que encaje dentro de una vida como la del autor (y eso, ojo, es probablemente un análisis social y generacional más brillante de lo que pueda parecer), pero también la manera en la que el propio Zerocalcare se desenvuelve en cada situación. La profecía del armadillo llega así a puntos muy sorprendentes que probablemente no se esperan viendo la portada del libro. Hay mucho de realista y hay mucho de realidad vista a través de los ojos de alguien que tiene muchas cosas que contar y muchas con las que divertir. Y eso vale mucho.

El libro no tiene contenido extra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 11 julio, 2016 por en Cómic, Randon House Mondadori, Zerocalcare y etiquetada con , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 247 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: